Acke, Johan Axel Gustaf

Sueco.............................................................................................Post-Impresionista, Dibujante, Grabador y Escultor

Bergielund, Estocolmo, 7 de abril de 1859 - Vaxholm, 5 de septiembre de 1924

J. A. G. Andersson (su verdadero nombre) era hijo del botánico y profesor Nils Johan Andersson y de la artista Anna Tigerhielm, y hermano del artista Elias Anckers. Sus hermanas también fueron artísticamente activas. Creció en Bergielund, el precursor del Jardín Botánico Bergius, que estaba situado entre Vasa Park y Karlbergsvägen. El padre, que era conservador en el Museo Nacional, tenía su residencia oficial allí. Siendo niño acompañó a su padre en viajes de investigación a Laponia y Gotland e ilustró las primeras obras de su padre, con notas florales.

Johan Axel Gustaf Acke

Estudió en la nueva escuela primaria de Estocolmo; luego en la Academia de Arte de la escuela secundaria desde el 4 de abril de 1876 hasta 1882, en la que, entre sus maestros, figuraba J. Kr. Boklund y luego estudió un período en la escuela de pintura libre de Edward Perséus. En 1881 realizó viajes de estudio a los Países Bajos y Bélgica y también a Francia, donde estudió grabado con F. A. Milus. A Acke le disgustaban los estudios académicos y se unió a los artistas jóvenes rebeldes en la Asociación de Artistas, pero de todos modos finalizó sus estudios en la Academia.

Johan Axel Gustaf Acke

Acke llegó en 1886 a Åland y se convirtió en miembro de la colonia Önningeby, una colonia de artistas sueco-finlandesa que funcionó aproximadamente entre 1886 y 1914. El fundador fue el pintor finlandés Victor Westerholm. Acke pintó mucho en Åland y prosperó con los otros artistas, que lo veían como una persona un poco extraña, enérgica y humorística. Llamaba en tono de broma a Åland como "Måland". “Slåtterkarlen” (Hombre cortacéspedes) es su más famosa obra de este periodo. Entre los artistas existía un estado de ánimo de rebeldía en contra de la pintura académica y la escuela de Dusseldorf. Más tarde fue inspirado por el naturalismo y el Impresionismo. Acke se diferenció de los otros artistas en que durante el invierno también pintó escenas al aire libre de Åland, cosa que era entonces poco común por razones prácticas. En 1887 Acke conoció a su futura esposa, Eva Maria Topelius, de Önningeby, pero la relación fue primero sólo amistosa. Cuando las emociones comenzaron a surgir, Acke se debatió entre Eva Topelius y Anna Wengberg, una artista sueca que también pintaba en Önningeby. Finalmente se casó  el 21 de octubre de 1891 con Eva Maria Topelius, nacida el 4 de septiembre de 1855, hija del poeta finlandés-sueco Zacharías Topelius.

En la década de 1890, Acke estaba involucrado en la restauración de las pinturas murales medievales de la catedral de Uppsala. Trabajó durante varios años en el gran cuadro “Snöljus”, que representaba la pesca de invierno en el hielo en Åland, y tuvo grandes esperanzas en una pintura que fue enviada al Salón de París, pero fue rechazada. La familia Acke alternó entre Finlandia y Suecia en los primeros años de su matrimonio y participaron en el mundo del arte finlandés. Pasaron gran parte de su vida con su padre, en parte por razones económicas. Tras la muerte de Zacharias Topelius en 1898, permanecieron cada vez más tiempo en Suecia y en el mundo del arte sueco.
Estas obras decorativas de medidas ciertamente significativas ayudaron a traer al artista desde el Impresionismo puro a una mayor libertad, imaginación y simbolismo poético particularmente creativos. Su expresión más característica en este sentido se encuentra en el gran cuadro "I skogstemplet” (El templo del bosque), 1901.

Fotografía de JAG Acke

Por extraño que parezca, el artista, al mismo tiempo que libera su imaginación en composiciones decorativas, es capaz de representaciones de retratos totalmente convincentes - Topelius, Erik Wullum, Autorretrato, Tor Hedberg, etc. Pero incluso en los retratos se revela su imaginación, su búsqueda de un sentido personal; él busca caracterizar a sus personajes a través del tono de color, la línea, el ritmo y la composición.

En 1901 la pareja Acke se mudó a la Villa Akleja en Vaxholm. El matrimonio no tuvo hijos, pero durante un viaje a Italia desde 1900 hasta 1901 conocieron a una familia italiana, cuyo hijo Fausto Alessio, de tres años, adoptaron en 1903. En Suecia, la pareja dedicó su tiempo a compartir con varios de los artistas más famosos, como Carl y Karin Larsson y Rikard Lindström. Otro conocido fue Verner von Heidenstam, cuyo retrato  pintó Acke. Entre 1902-1903 Acke ilustró con un par artistas finlandeses un libro de lectura de su suegro Zacharias Topelius, de cuentos para niños I y II. Adoptó el nombre de Acke en 1904 y también estuvo activo bajo el seudónimo JAG y Jag Acke.

Retrato de JAG Acke por Anna Wengberg - 1888

En 1912 hizo un largo viaje a Río de Janeiro, que afectó a su pintura, sobre todo su manera de representar la luz. Destacan también sus estudios marítimos, que empujaron a Acke a realizar viajes de vela desde su casa en Vaxholm, Villa Ackleja, y a pintar durante el viaje a Río de Janeiro, de donde salieron una serie de estudios de figuras y escenas callejeras. Aparte de sus actividades como pintor también trabajó con obras escultóricas y además mostró su interés en la arquitectura, al presentar una propuesta imaginativa para un nuevo ayuntamiento en Estocolmo, en 1904, y del Palacio de las Artes de Charles XV  en el puerto de Östermalm. La última obra importante de Acke fueron los frescos de la ciudad de Estocolmo. Murió repentinamente durante el trabajo sobre la visión de Suecia para el Museo Nacional.

Es considerado como uno de los artistas más importantes del Art Nouveau en Suecia. Tuvo una educación artística tradicional en la Academia Real de Suecia (1876-1881), y después se instaló en Paris donde quedará fascinado ante todo lo que la ciudad le ofrece. El pintor Jules Bastien-Lepage es una de las figuras que lo ha marcado. La más antigua de las pinturas conocidas de Axel Acke es "Le corps de Leandro sur la rive", que transcribe la suma de la experiencia adquirida por Acke en París. En su técnica y en su paleta sigue a los maestros franceses, pero la ambientación de la pintura viene del espíritu de un simbolista nórdico.