Aguéli, Ivan

Sueco................................................................................................Neo Impresionista

Sala, 24 de mayo de 1869 - L'Hospitalet de Llobregat, cerca de Barcelona, España, 1 de octubre de 1917

Ivan Aguéli nació John Gustaf Agelii en el pequeño pueblo sueco de Sala, hijo del  veterinario Johan Gabriel Agelii. También llamado Sheikh 'Abd al-Hādī 'Aqīlī luego de su conversion al Islam, fue un vagabundo Sufi sueco, pintor y autor. Como devoto de Ibn Arabi, su metafísica adaptada al  estudio del esoterismo Islámico y sus similitudes con otras tradiciones esotéricas del mundo. Fue el iniciador de René Guénon  en el Sufismo y fundador de la sociedad parisina al Akbariyya.

Ivan Aguéli

Su arte era una forma única de Post-Impresionismo en miniatura donde usaba la mezcla de colores para crear una sensación de profundidad y distancia. Su estilo único de arte lo convirtió en uno de los fundadores del movimiento contemporáneo de arte sueco. Entre los años  1879 y 1889 Aguéli condujo sus estudios en Gotland y Estocolmo. Temprano en su juventud comenzó a mostrar un excepcional talento artístico y un agudo interés en el misticismo religioso.

Ivan Aguéli en el Cairo

En 1889 adoptó el nombre de Ivan Aguéli y viajó a Paris donde se hizo alumno del pintor simbolista Émile Bernard. Antes de regresar a Suecia en 1890 hizo una pasada por Londres, donde conoció al anarquista ruso el erudito Príncipe Kropotkin.

De regreso en  Estocolmo en 1890 asistió a la escuela de arte de la ciudad donde fue alumno de los artistas suecos Anders Zorn y Richard Bergh. A fines de 1892 regresó de nuevo a Paris donde conoció a la poeta francesa y activista por los derechos animales Marie Huot (1846–1930). Activo en los círculos anarquistas franceses fue arrestado en 1894 y sometido a juicio en el "Proceso de los Treinta". Pocos meses después de su puesta en libertad en 1895 dejó Francia y viajó a Egipto, donde vivió hasta que regresó a Paris en 1896. Fue más tarde en París que Aguéli finalmente se convirtió al Islam y adoptó el nombre de Abd al-Hadi. En 1899 viajó a Colombo (en el actual Sri Lanka), regresando de Nuevo a Francia en 1900.

En 1902 Aguéli se trasladó al Cairo y fue uno de los primeros europeos occidentales en matricularse en la Universidad de Al-Azhar, donde estudió filosofía arábiga e islámica. En 1902 fue también iniciado en la orden al-'Arabiyya Shadhiliyya Sufi por el gran egipcio Shaykh 'Abd al-Rahman Ilaysh al-Kabir (1840–1921).

Lápida de Ivan Aguéli junto a la iglesia de Kristina en Sala

Con la bendición de Shaykh Ilaysh, Aguéli y un periodista italiano y compañero converso llamado Enrico Insabato (1878–1963) fundaron y colaboraron en un magazín italiano publicado en  el Cairo (1904–1913) llamado Il Convito. Sospechoso de ser un espía otomano fue expulsado a España en 1916. Desamparado en España, Aguéli carecía de los fondos necesarios para continuar de nuevo a Suecia y el 1 de octubre de 1917 fue atropellado por un tren en un cruce ferroviario en el pueblo de L'Hospitalet de Llobregat, fuera de Barcelona, lo que le causó la muerte. Después de la muerte de Aguéli, el príncipe Eugén Bernadotte, que era conocido como patrono de los artistas, se aseguró de volver sus cuadros y pertenencias a Suecia. Los restos de Aguéli quedaron en Barcelona, España, hasta 1981, cuando fue regresado a Suecia y re-enterrado con los ritos islámicos en su pueblo natal de Sala. En Sala existe también el Museo Aguéli con la más grande coleccion de sus obras de arte, donadas por el bien conocido fídsico de Sala Carl Friberg al Nationalmuseum.

En Suecia, Aguéli es admirado como un celebrado pintor contemporáneo. La mayoría de sus pinturas se encuentran en el Museo Nacional de Bellas Artes de Suecia, el Museo de Arte Moderno y el Museo Aguéli. La prominencia de Aguéli en Suecia se mostró claramente en 1969 cuando, para el centenario de su nacimiento, seis de sus pinturas fueron impresas como estampillas por el Servicio Postal Sueco.