Altmann, Alexandre

Ruso..........................................................................................................................................Impresionista

Sobolevka, Kiev, Ucrania, 1885  - Crécy-en-Brie,  Meaux, Seine-et-Marne, Ile-de-France, Francia, enterrado el 17 de septiembre de 1932.

Nació en una pobre familia judía en la región de Kyiv (Kiev). A la edad de 11 años viajó a Odesa, donde trabajó como sastre y cortador. Un artista local, Doroshenko, sugirió al joven Altman que debía estudiar arte.

Alexandre Altmann

Huyó de los pogromos de 1905 con su esposa Clara y sus dos hijos, Armand y Michel, y se trasladó a Viena, admirando mucho la obras de Kokoschka y luego a Francia Se instalaron en París, en el distrito de Vaugirard, cerca de la Ruche, donde se encuentran los artistas inmigrantes de Europa del Este, para quienes París es un lugar de libertad y creatividad. En la orilla izquierda del Sena, la Ruche al igual que el Bateau-Lavoir de Montmartre, es el reservorio de artistas donde florecieron los movimientos del siglo XX, cubismo con Picasso, Braque, Juan Gris, Fauvismo con Derain, el emergente expresionismo. Ellos compartieron una vida rica en pasiones creativas, en amistades.

Alexandre Altmann en su atelier - 1910

Alexandre conoció desde 1910 un cierto éxito después de la exposición de su cuadro “L'inondation de París”. El Baron Rothschild le compró una pintura cuando estaba en angustiosa necesidad. Posteriormente se le hicieron numerosos encargos públicos por el Ministerio de Relaciones Exteriores, el Palacio de Luxemburgo. Asistió a la prestigiosa Académie Julian, y frecuentó el estudio de Bouguereau, pintor oficial de los salones. Su primera exposición solo tuvo lugar en 1908. Altman pintó paisajes Impresionistas en los alrededores de París y exhibió sus obras en el Salón de Izdebsky (1909-1910).

La crítica lo aprecia. Guillaume Apollinaire se refiere a su trabajo en el año 1911:"Alexandre Altmann. Gran sinceridad en sus paisajes. Una helada realizada extensamente" o bien "Paisajista cuyo ojo es excelente, y que sabe de la naturaleza en toda su variedad".

Habiendo completado sus estudios, expuso en el Salon des Independants y en el Salon d'Automne entre 1912 y 1922. En 1912, junto con D.,. Vodgof y M. Aronson, organizaron una exhibición de arte ruso en la Galería Devambez. En 1913 dos de las pinturas de Altmann fueron compradas para la colección del Palacio de Luxemburgo. En 1920 participó en el Salón Tuillery de Paris. Uno de los éxitos de las obras de Altmann fueron sus bellos paisajes, chispeantes de luz y al mismo tiempo ricamente armonioso en colorido. Hoy sus obras son buscadas ávidamente como uno de los verdaderos exponentes de la pintura Impresionista rusa. Desgraciadamente no hay demasiados ejemplos de su trabajo que sobrevivan.  Admirado por sus producciones Impresionistas de París y del campo francés.

Invitación a la Esposición de Alexandre Altmann en Crecy-en-Brie - 1930

Hizo numerosos viajes a la región de Saint-Jean-de-Luz, donde expuso. En Ascain hizo la decoración del hotel de la Rhune: grandes paneles decorativos en que pintó la naturaleza, el viento en los tamariscos, la luz, el mar y las rocas de la costa vasca. Alexandre Altmann expuso en Bernheim-Jeune en 1920, en la casa de América Latina, en el Salon de las Tullerías en 1923 con Vlaminck y Zadkine y en 1925 en el boulevard Malesherbes, paisajes de Crécy-en-Brie. El mismo año expuso en el Hôtel des Familles de Crécy-en-Brie. Es esta ocasión, cuaando atraído por el paisaje de Grand Morin, decidió establecerse allí con Simone Lafite-Dupont, su segunda esposa, originaria de Burdeos. Su hija Nadia, que se convirtió en cantante bajo el nombre Tohama, nació en Neuilly en 1920.

El 1 de octubre de 1927, Alexandre Altmann, Caballero de la Legión de Honor, legó por acta oficial a la ciudad de Crécy-en-Brie, para el establecimiento de un museo, 27 cuadros, 7 firmados por él, con la condición formal de que la ciudad no puede de ningún  modo "venderlos o enajenarlos".

El 20 de junio de 1932, después de la exposición en la sala de fiestas, Alexandre Altmann recibió de la ciudad de Crécy-en-Brie la suma de 1.500 francos por la adquisición del cuadro “Les lavoirs”, que se encuentra en el Museo de la ciudad. Fue sepultado religiosamente en la iglesia Saint-Georges de Crécy-en-Brie el 17 de septiembre de 1932 y enterrado en el cementerio viejo. Su elogio fue entregado por Henri Naret, alcalde de Crécy-en-Brie.