Backer, Harriet

Noruega.........................................................................................Post Impresionista

Holmestrand, 21 de enero de 1845 - Oslo, 25 de marzo de 1932

Nació dentro de una destacada familia.   A los doce años se trasladó con su familia a Cristiania (ahora Oslo), donde tomó lecciones de dibujo y pintura, especialmente con Joachim Calmeyer y Johan Fredrik Eckersberg. Viajó extensamente a lo largo de Europa acompañando a su hermana, la pianista Agathe Backer-Grøndahl, y tomó más lecciones de pintura en el curso de estos viajes. Estudió desde 1874 a 1878 en Munich, donde uno de sus maestros fue el pintor noruego Eilif Petersen. Llegó a París en 1878, siendo uno de los primeros artistas noruegos de su generación y permaneció allí hasta 1888.

Retrato de Harriet Backer

Su confrontación con el arte francés, como discípula de Léon Bonnat, Jean Léon Gérôme y Jules Bastien-Lepage, condujo a la verdadera consagración de la pintura de Harriet Backer. Basándose, en lo que siempre fue una composición pictórica concisa, la artista concibió gradualmente un uso libre y personal del color.

Retrato de Harriet Backer por Christian Krohg

Se estrenó en el Salón de París en 1880, y en la Exposición Universal de 1889 fue premiada con una medalla de plata por su interior "En mi casa" (1887, Nasjonalgalleriet, Oslo). Junto con “Interior azul” y “Retrato de la pintora Kitty L. Kielland” (ambos de 1883, Nasjonalgalleriet, Oslo), representa un paso en su proceso colorístico de liberación.

Después de volver a Noruega en 1888, pintó una serie de interiores noruegos. La antigua iglesia de Tanum, en Baerum, le proporcionó motivos para sus primeros cuadros eclesiásticos, un género en el que había de hacer su mayor aportación, con obras importantes como “Bautizo en la iglesia de Tanum” (1892) y “La sagrada comunión celebrada en la iglesia de Stange” (1903, Nasjonalgalleriet, Oslo).

Los paisajes de verano y bodegones de los últimos años de Harriet Backer marcaron una transición natural de la pintura de la década de 1880, con su acento en los valores y la textura, al colorismo libre de nuestro siglo. Sin duda alguna fue influenciada por el Impresionismo de sus maestros franceses, aunque su trabajo es principalmente clasificado como realista.

Ella nunca perteneció a escuela alguna, pero su trabajo se compara a menudo con el de su amigo Eilif Peterssen. Le dio lecciones de pintura a la novelista Cora Sandel.