Baertsoen, Albert

Belga

Gante, 9 de enero de 1866 - Gante, 9 de junio de 1922

Hijo de un exitoso industrial textil y excelente músico, fue alumno y amigo de Gustave Den Duyts en 1882, y más tarde, en la Academia de Gante, de Jean Delvin. En 1887 estuvo involucrado en la sociedad de exhibiciones L'Essor en Bruselas así como en los salones trienales mantenidos en Bruselas, Amberes y Gante en rotación. Entre sus primeras obras importantes están “El río Escalda en Dendermonde” (1887), que pintó junto a Isidore Meyers (1836-1917) y Franz Courtens en un estilo Realista característico de la escuela de Dendermonde.

Albert Baertsoen - 1910

En 1889-90 asistió al estudio de Alfred Roll en Paris, donde conoció a Jacques-Emile Blanche y Charles Cottet, y llegó a estar particularmente muy asociado con Fritz Thaulow, Emile-René Ménard y Edmond Aman-Jean. Expuso regularmente en el Salon de Paris. Aunque Baertsoen es considerado uno de los primeros Impresionistas belgas, no perteneció a ninguna escuela en particular.

Retrato de Albert Baertsoen por André Cluysenaar

Fue más que un paisajista descriptivo, porque buscaba evocar a través de la pintura del mundo natural un ánimo de melancolía y resignación. Junto con James Ensor, Henri Permeke, Frantz Charlet y Emile Spilliaert fundó en 1894 el Cercle des Beaux-Arts de Ostende.

Pintó calles silenciosas, rocas, ríos y canales en Brujas, Lieja, Nieuwpoort, Diksmuide y en Londres, donde permaneció durante la Primera Guerra Mundial. Sus pinturas más importantes, sin embargo, fueron inspiradas por su ciudad natal, Gante, de la cual construyó un notable retrato a través de los años en obras tales como “Barcos en la nieve” (1901) y “Gante al atardecer” (1903; ambos en Bruselas, Museo de Arte Moderno). Entre 1896 y 1901 participó en Ferias Internacionales en Venecia (1896), obteniendo medallas de oro en Dresde, Salon de Paris (1900) y Munich (1901)

Una técnica amplia, espontánea, gran delicadeza de matices, profunda sinceridad, así como una cierta cualidad meditativa caracterizan su obra, que es limitada en cantidad. Baertsoen jugó un papel importante en la vida cultural de Bélgica de su período y fue elegido miembro de la Académie Royale des Beaux-Arts en 1919.