Banti, Cristiano

Italiano.....................................................................................................................................................Macchiaiolo

Santa Croce sull'Arno, Pisa, 4 de enero de 1824 - Montemurlo, Prato, Toscana, 4 de diciembre de 1904

Nacido en una familia burguesa acomodada, fue una figura muy importante en la pintura italiana del siglo XIX, Banti recibió una educación neoclásica en el Instituto de Arte de Siena, donde estudió bajo la guía de Francesco Cenci.
En 1848 ganó la competición trienal con la pintura "Domenico Mecherino figlio di Pacio colono trovato a disegnare le pecore dal suo padrone Beccafumi". La planificación exterior y el énfasis en el color de este trabajo, que recuerda los de Giuseppe Bezzuoli, muestran que los intereses del joven Banti estaban lejos de la Academia de Siena. En 1851 pintó un "San Rocco" para la iglesia colegiada de Santa Croce  sull'Arno, de nuevo inspirado en su colorido por Bezzuoli.

Cristiano Banti

En 1854 se trasladó a Florencia, donde empezó a asistir al Caffé  Michelangelo, donde se reunían los Macchiaioli. La producción de los años 50 consta principalmente de pinturas históricas, como " Episodio del Sacco di Roma", 1856, influenciado por Saverio Altamura, un ejemplo del tratamiento "manchado" y similar a un boceto, típico de la pintura histórica Florentina del periodo; "Galileo Galilei davanti all'Inquisizione", que se exhibió en la Promotrice Flirentina de 1857; "Torquato Tasso y Eleonora d'Este", 1858, "La congiura", 1859 donde se muestra claramente que Banti conocía la pintura de Domenico Morelli de Nápoles, que se había mudado recientemente a Florencia. En el mismo periodo se casó y frecuentemente permaneció en las villas de Montorsoli y Montemurlo, donde los amigos y los artistas menos adinerados eran sus invitados y donde reunió una colección importante de obras de Fattori, Boldini, Abbati, Signorini, Lega y también algunos Corots y Courbets y una docena de Fontanesi.

En 1858 conoció en Florencia a Edgar Degas, que estaba trabajando en la "Famiglia Bellelli". En la Primavera de 1860, consciente de la importancia creciente de la "macchia" en la realización de la pintura, empezó a pintar "en plein air" en el campo de Montelupo junto con Signorini y Borrani; después trabajó con Cabianca en Montemurlo, luego en La Spezia con Altamura y Signorini. Anteriores a este periodo son obras como "Bimbi al sole" y "Contadina con un bambino", donde obtuvo simplificados y vívidos colores, de brillo extraordinario.

En mayo de 1861 fue a París con Signorini y Cabianca (volverá allí de nuevo en 1871, 1874 y 1875). Aquí profundizó el conocimiento de la pintura de Barbizon visitando una exhibición organizada por la Sociedad Nacional de Bellas Artes y conociendo a Troyon y Corot. De regreso en Florencia, pintó "Riunione di contadine", que muestra una nueva madurez y refinamiento estilístico. Aproximadamente en 1865 dio a luz obras maestras como "Tre vecchie in riposo", "In vía per la chiesa", "Le guardiane di porci". Sin necesidades económicas, prefirió pintar para él, mostrando algunos de sus trabajos y no buscando éxito, sólo lograr el reconocimiento de los valiosos amigos Fattori y Signorini.

Pasó cada vez más tiempo en el campo,  trabajando duro. En 1870 con Signorini, Cecioni y Raffaello Sorbi  fueron miembros del jurado de la Exhibición Nacional de Parma; en esta ocasión, rompió su amistad con Signorini; después empezará una larga amistad con Giovanni Boldini, que no se había trasladado todavía a París.

En los años 80 alcanzó altos niveles de calidad con pinturas como "Tre contadine sedute dinanzi a una siepe" y "Le lavoranti di paglia della Val d'Elsa", 1886, qué donó al Ministro de Educación y donde se reconocen reminiscencias Rafaelescas y del siglo XVI, filtradas a través del conocimiento de la pintura contemporánea europea, En  1884 fue nombrado Profesor de la Academia de Florencia y miembro de la Commissione riordinatrice degli Uffizi.

Su colección, que se dispersó luego de su muerte, comprendía también los Corot y los Courbet,  fruto de su experiencia parisiense.