Beau, Henri

Canadiense

Montreal, Quebec, 27 de junio de 1863 - París, Francia, 15 de mayo de 1949

Después de su primer diseño y clases de pintura en Montreal, se fue a los Estados Unidos en 1884, terminando en San Francisco, donde realizó grabados coloreados. De regreso a Montreal en 1886, se fue a París y estudió en la Académie Julian y en la École des Beaux-Arts bajo el famoso académico Jean-Paul Gerome entre 1893 y 1894. Un estudiante brillante, Beau ya estaba exhibiendo en el Salón Oficial de París durante su primer año de estudio, probablemente con el apoyo de Gerome, que era una figura muy influyente en el Salón.

Henri Beau

El talento de Beau recibió la aceptación casi inmediata de otras importantes sociedades de Francia, incluyendo el Salon des Artistes Independants y el Salon d'Automne. Tuvo sus exhibiciones por primera vez en la década de 1890 y en 1900 ganó el tercer premio de pintura en la Exposición Universal.

Beau apareció regularmente en exposiciones en Europa y América. En 1901, sólo ocho años después de su llegada a París, recibió las Palmas Académicas del gobierno francés. Beau regresó brevemente a Canadá entre 1902 y 1904 y de nuevo de 1904 a 1906, pero después residió permanentemente en París. Continuó exhibiendo regularmente con la Real Academia Canadiense desde 1896 a 1914. En Canadá, en el Salon du printemps de la Asociación de Arte y en la Academia Real de Canadá con frecuencia colgaban sus obras. Fue pintor oficial de los Archivos Públicos del Canadá desde 1915 hasta 1938. Miembro activo de varias sociedades francesas de arte, fue nombrado oficial de la Academia Francesa.

Con su hermano Paul, un herrero de bellas artes, Beau dejó una huella definitiva en el arte canadiense, anunciando la próxima generación de jóvenes pintores. Sin embargo, con su enseñanza académica francesa y gustos franceses, fue uno de los últimos representantes de una época a punto de morir. 

Para Henri Beau, la pintura Impresionista fue una ocupación profundamente disfrutada, pero algo interrumpida. Durante gran parte de su carrera, la creación de sus pequeños y atractivos lienzos Impresionistas se intercaló entre las demandas de composiciones históricas encargadas y sus deberes como archivista asistente de los Archivos Públicos del Canadá, en Paris. Su empleo por parte del gobierno canadiense tuvo prioridad sobre sus ambiciones como artista durante 23 años. El cuerpo principal de lienzos Impresionistas de Beau data de antes de 1915, cuando era libre para vagar por la campiña francesa en busca de los temas idílicos que prefería.

Existen pocos registros de las primeras actividades de Beau en París, pero parece notable que, con tal éxito temprano como pintor, aceptara luego el trabajo como funcionario público en lo que era básicamente un trabajo poco creativo con los Archivos Públicos de Canadá. Para los Archivos, Beau pintaba vistas de puertos históricos europeos que antes había explorado e inmigrantes navegando para Quebec. Para la Asamblea de Quebec, pintó una gran composición de extraña forma titulada “L'Arrivée de Champlain à Québec”. Ninguno de estos encargos utilizó sus talentos naturales como pintor Impresionista de paisajes y del género. La exposición conmemorativa de su obra celebrada en el Museo de Quebec en 1987 reveló los logros de Beau, y aún más su potencial, como pintor Impresionista.

Entre sus obras importantes están: “Les Noces de Cana” (1894), en la capilla del Sagrado Corazón de Notre-Dame de Montreal, “La Dispersion des Acadiens” (1900) en Saint-Joseph (ahora parte de la Universidad de Moncton, Nueva Brunswick) y “L'Arrivée de Champlain à Québec” (1908) en el Musée du Québec.