Benson, Frank Weston

Estadounidense

Salem, Massachusetts, 1862 - †Maine, 1951

Descendiente de una larga línea de capitanes de mar, Benson estudió primero arte en la Escuela del Museo de Boston donde se hizo redactor de la revista de los estudiantes. En 1883 viajó a Francia y se matriculó en la Académie Julian de París, donde artistas como Bouguereau, Lefebvre, Constante, Doucet y Boulanger enseñaron a estudiantes de todas partes de Europa y América. Fue Boulanger quien hizo el mayor elogio de Benson. "Joven," dijo, "su carrera está en sus manos... usted lo hará muy bien."

Frank Weston Benson

Cuando cumplió veintiún años, sus padres le hicieron un regalo de mil dólares y le dijeron que volviera a casa cuando este dinero se agotara. El dinero duró suficiente tiempo para proveer a Benson de dos años de educación en París, un verano en el pueblo de la playa de Concarneau en Bretaña y un viaje a Inglaterra donde su pintura “Después de la Tormenta” se exhibe en la Royal Academy.

Al volver a América, Benson abrió un estudio en Salem's Chestnut y comenzó a pintar retratos de familiares y amigos. Un óleo de su esposa, Ellen Perry Peirson, vestida con su traje de novia es representativo de este período. Esto demuestra no sólo las técnicas académicas que aprendió en la Academie Julian, sino también su propio énfasis de crecimiento sobre los efectos de luz. Y aún, a pesar de todo el dominio técnico mostrado en el trabajo, la pintura exuda el calor que existió entre la modelo y el artista. Más que una semejanza, este es un estudio de la serenidad. Quizás pensaba en un trabajo como este cuando Benson dijo, "cuanto más sabe un pintor sobre su sujeto, más lo estudia y más lo entiende, y más su verdadera naturaleza es percibida por quienquiera lo mira, aun cuando esto sea sumamente sutil y difícil de ver o entender. Un pintor debe buscar profundamente en los aspectos de un modelo, debe conocerlo y entenderlo a fondo antes de poder representarlo bien."

Después de un breve período como instructor en la Sociedad de Arte de Portland, Maine, Benson fue designado como instructor de dibujo antiguo en la Museum School de Boston en la primavera de l889. La larga asociación de Benson con la escuela fue particularmente fructuosa. Bajo el mando de Edmund Tarbell y Benson la Museum School se convirtió en una institución nacional e internacionalmente reconocida. Los estudiantes ganaron numerosos premios, la inscripción se triplicó, se erigió un nuevo edificio para la escuela y las delegaciones de visita de otras escuelas buscaron el secreto de su éxito. Benson amó su papel como profesor y fue tenido en alta estima por sus alumnos, muchos de los cuales lo llamaban "Cher Maitre."

En 1890, Benson ganó el Premio Hallgarten de la National Academy  de Nueva York. Fue el primero de una larga serie de premios, lo que le ganó el sobrenombre de "America's Most Medalled Painter”. (el Pintor Más Condecorado con medalla de América) En los primeros años de su carrera, los trabajos de estudio de Benson eran sobre todo retratos o  pinturas de juego de figuras en interiores lujosamente dibujados. Jóvenes con sus blancas manos extendidas hacia el brillo de un fuego invisible; muchachas conversando sobre un sofá antiguo en un espacio lleno de objets d'arts; su primera hija, Eleanor, posa con su gato. Los trabajos de esta clase, junto con una afluencia estable de encargos de retratos, permitieron que Benson ganara tanto renombre como recompensas financieras, aunque fueron sus trabajos de exteriores los que dieron su mayor placer a Benson. A partir de 1889, Benson y su familia pasaron sus veranos en Dublín, New Hampshire, una pequeña colonia de verano a los pies del Mount Monadnock. Trabajando bajo la influencia del artista de Dublín Abbot Henderson Thayer, realizó numerosos trabajos,  incluyendo “Verano” y los murales que hizo para la Biblioteca del Congreso. Principalmente, las pinturas exteriores de Benson de los años 1890 tendieron hacia paisajes y marinas. Sólo de vez en cuando él se aventuró en el trabajo de figuras.

En la última mitad de los años 1890, Benson veraneó en Newcastle, en la costa de New Hampshire. Fue aquí, en 1899, que Benson hizo su primera incursión en el Impresionismo con “Children in the Woods”  y “The Sisters”,  este último un estudio moteado de sol de sus dos hijas menores, Sylvia y Elisabeth. Esta pintura fue uno de los primeros trabajos que Benson colgó en una exposición, con nueve amigos.

Esta muestra de diez ilustres artistas remeció el establishment del arte norteamericano, y el catálogo para esta primera exposición fue titulado, simplemente, "Diez Pintores americanos." Cuando, en 1898, los tres bostonianos y siete neoyorquinos comenzaron a exponer sus mejores trabajos en pequeñas muestras exquisitamente arregladas, el grupo (llamado por los periódicos, "Los Diez") rápidamente se hizo conocido como los Impresionistas americanos, un homenaje al estilo de sus predecesores franceses. La muestra anual de Los Diez pronto se transformó en algo esperado con impaciencia y siempre fueron bien recibidos. Presentadas cada año en la ciudad de Nueva York, las exposiciones anuales del grupo viajaban por lo general a Boston y de vez en cuando eran vistos en otras ciudades. La asociación de Benson con otros miembros del grupo como Childe Hassam, Thomas Dewing, William Merrit Chase y  J. Alden Weir, reforzaron su énfasis de crecimiento hacia los Impresionistas. Como él más tarde dijo a su hija Eleanor: "sigo la luz, de donde esta viene, donde esta va."

Cuando niño, Benson soñaba con ser un ilustrador ornitólogo. A los cuarenta años volvió a las aves de caza y los temas deportivos que habían sido su pasión de toda la vida. Usando el aguafuerte y la litografía, la acuarela, óleo y gouach, Benson retrató los pájaros observados desde la niñez y capturó las escenas de su caza y expediciones de pesca.

Los principios del Impresionismo comenzaron a dominar el trabajo de Benson hacia 1901, el año en que veraneó en la isla de North Haven, en la Bahía Penobscot del Maine. Su casa de veraneo "Wooster Farm", que ellos alquilaban y finalmente compró en 1906, se hizo perfecta para algunos de los mejores trabajos conocidos de Benson y allí, parece, encontró la infinita inspiración. Las brillantes pinturas al aire libre de sus niños - Eleanor, George, Elisabeth y Sylvia - capturan la esencia misma del verano y han sido extensamente reproducidos.

En 1911, simplemente como una forma de entretención, Benson comenzó a experimentar con el arte de aguafuertes en su granero estudio de Maine. Durante los cuatro años siguientes completó varias docenas de aguafuertes aunque no expuso ninguna de ellas. En 1915, a instancia de amigos, incluyó algunos de sus grabados en una muestra personal en el Gremio de Artistas de Boston. Los aguafuertes fueron vendidos en una semana y su demanda creció regularmente a lo largo de las décadas consiguientes.

 Junto con sus dos cuñados, Benson compró un pequeño refugio de caza sobre una colina mirando hacia Cape Cod's Nauset Marsh. Aquí, en los últimos años 1890, comenzó a experimentar con gouach en blanco y negro. Estas pinturas se hicieron tan populares que Benson no fue capaz de satisfacer la demanda, debió recurrir al expediente de recurrir a una empresa editorial de arte para hacer copias de estos trabajos. Benson fue también un ávido pescador y realizó expediciones de pesca de salmón a la Península Gaspa de Canadá, donde, en 1921, comenzó la primera de una serie de acuarelas que eventualmente serían más de 500 trabajos. Los críticos compararon la acuarela de Benson a las de Homer.

Como los gouaches antes, las acuarelas de Benson se hicieron tan populares que tuvo gran dificultad para cubrir la demanda del público. Benson también pintó un número de escenas deportivas en óleo.

“Crepúsculo”, hecho casi 20 años más tarde, es un trabajo deportivo en una vena completamente diferente. Más paisaje que estudio de la figura, esta pintura expresa los sentimientos de Benson sobre la vida en el páramo. El diminuto hombre silueteado contra un pequeño pedazo de agua plateada es insignificante. Su ser es subordinado al esplendor de las montañas que surgen y al poder de la corriente rápida. Benson dijo una vez a su hija Eleanor. "Si el diseño complace, el cuadro es bueno, no importa si está formado de objetos, naturaleza muerta, figuras o pájaros. Pocos aprecian que lo que los hace admirar un cuadro es el diseño hecho por el pintor.”

Comenzando alrededor de 1919, Benson inició una serie de verdaderas naturalezas muertas. Numerosos accesorios en las naturalezas muertas de Benson reaparecen en varias pinturas. La pantalla de plata destacada como un telón en Still life - ganador del premio Henry Ward Ranger Fund y ahora en el National Museum of American Art- es la misma pantalla que Benson usó en “La Pantalla De plata” del Museo de Bellas Artes, Boston y “Still Life Decoration” en el  Chicago Art Institute. El tarro oriental en “La Pantalla De plata” también es usado en una naturaleza muerta ahora poseída por el Museo de Arte Corcoran. Además de los óleos, Benson también usó la acuarela como un medio para ejecutar naturalezas muertas. Mientras muchos coleccionistas conocen a Benson como pintor, un grupo totalmente diferente de admiradores sabe de él sólo como grabador de escenas deportivas. Es casi como si hubiera dos Bensons.

Benson comenzó a ganar premios en l890 con sus dramáticos estudios interiores, ganando el reconocimiento nacional e internacional para sus luminosas pinturas al aire libre a comienzos de los años 1900 y todavía obtenía premios en los años 1920 y los años 1930 por sus acuarelas de escenas deportivas y sus asombrosos óleos de pájaros. Le concedieron el último premio por sus aguafuertes a la edad de 86 años.