Beruete y Moret, Aureliano de

Español

Madrid, 1845 - Madrid, 1912

Estudió derecho, lo que lo conduce a la vida política, llegando a ser diputado en las legislaturas de 1871 y 1872, y pintura en la Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, donde tuvo como profesor al paisajista belga radicado en España Carlos de Haes. Su interés como discípulo se concentró sobre todo en la obra de Velásquez, de la cual realizaría el primer catálogo comentado. Beruete viajó a París, donde conoció a Martín Rico, estudió en la Escuela de Barbizón donde aprendió el uso de la luz, que le ayudará a crear sus propios paisajes, ajenos por completo al estilo folclorista de la moda de la época.

Retrato de Beruete por Joaquín Sorolla

Retrato de Beruete por Ramón Casas

Es un artista de pincelada suelta y fluida, decididamente Impresionista, de composiciones abiertas y muy luminosas. Viajó también por Holanda y la costa británica.

Partidario de la corriente tradicionalista del paisaje más que a las incipientes vanguardias, su temática, más renovadora que su técnica, refleja paisajes cercanos al entorno urbano o panorámicas del campo castellano.

Espíritu refinado, aristocrático, fue también un gran viajero: recorrió la geografía española pintando su paisaje: Toledo, Avila y Cuenca fueron lugares elegidos, aunque el paisaje predilecto fue el que rodeaba su Madrid natal. Tanto su forma de pintar como su preocupación por el paisaje español le hicieron amigo y después consuegro de Darío de Regoyos, de quien fue profesor.

Entre sus amigos se encuentran también los pintores Ramón Casas y Joaquín Sorolla, que lo retrataron. Nunca dependió económicamente de su actividad pictórica, su paleta se puso al servicio de otros gustos y de otros estilos. En el Museo de Arte Moderno de Madrid se conserva buena parte de su producción.