Cals, Adolphe Félix

Francés ........................................................................................................................Pre-Impresionista

París, 1810 - †Honfleur, 1880  

"Por desgracia, mi amigo, entiendo cada vez menos dónde quiere usted llegar. Sus paisajes, véase, pues bien, perdóneme por hablarle tan brutalmente pero es por lo muy mal que hace esto - ¿cómo lo llama? – ese Corot; sí, eso es, Corot. Usted me lo dijo... ¡He ahí donde está usted, mi pobre Cals! Se lo digo tal como lo pienso. “León Cogniet a su alumno Cals” - Arsène Alexandre. El aprendizaje en casa del grabador Anselin en París le aprovecha más que el paso por el estudio de León Cogniet. Hizo muy temprano de la pintura una práctica de la felicidad - así le veía su biógrafo Arsène Alexandre.

Autorretrato de Cals

Pintaba a veces con Daubigny alrededor de París y compartía con él la misma atracción hacia  los tonos rotos y velados. Sus principios fueron también los de un sabio retratista que exponía regularmente desde 1835 retratos y paisajes en el Salón anual. Se atreverá sin embargo en 1863 en el Salón de los Rechazados y se reencontrará junto a los intransigentes para la exposición de 1879 con Degas, Forain, Monet, Pissarro,  Zandomeneghi. Fue protegido por el padre Martín y por el Conde Doria. Comienza entonces según su biógrafo Arsène Alexandre el segundo período de su vida.

Su manera, menos obscura, es enormemente profunda. Las tonalidades más grises establecen el lazo con dos pintores a los que admiraba profundamente, Corot y Jongkind. Encontramos en aquella época muchas figuras absorbidas en manchas cotidianas, en la gran tradición de Rembrandt y de Chardin.

A partir de 1871 Cals repartió su vida entre París y Honfleur. Su amistad con Jongkind, luego, cuando se instala en Honfleur en 1873, sus relaciones con los pintores de la Granja San-Simeón, lo colocan entre los precursores del impresionismo, con obras como “Sol poniente en Honfleur” en 1873, o el “Almuerzo en Honfleur” de 1875 - Museo de Orsay a París. Participó en las exposiciones de los Impresionistas, desde la primera en 1874, por invitación de Claude Monet - luego en 1876, 1877, 1879 y 1881.

Cals se encuentra a manudo solo con su hija en Honfleur, para vivir allí días felices. Según el análisis de Arsène Alexandre, todos los años 70 hasta la muerte del artista en 1880 engendran el tercer estilo, " el más amplio, el más poderoso, y más verdaderamente humano”. Se concentra sobre el mar, el puerto, los oficios de la marina, los motivos severos y graves todavía. Los personajes son enterrados en ellos mismos, y ellos mismos enterrados en la pintura.

El Museo Eugenio Boudin conserva cinco retratos pintados por Cals: los de Monsieur et Madame Martín, el de Claudine su criada, el de su hija, María y el de una mujer de Honfleur. Firmin Martín, evocado por un retrato claro oscuro, en la vena de Rembrandt, es uno de los vendedores de pinturas de Barbizon y de los pre impresionistas. Los retratos de Cals, sensibles, dejan transparentar el alma del modelo.

Que desde hace más de veinticinco años la mejor crítica proclame que Adolphe Félix Cals es el verdadero inventor del Impresionismo no cambia en nada su falta de notoriedad. El término tiene poco sentido en la historia del arte, sin embargo Cals puso a punto muy empíricamente ese toque corto, regular y sobre todo transparente que restituye las vibraciones de la luz gris-azul y da ese sentimiento de espacio y de libertad. De la generación con la cual se le asocia, Cals es el de más edad. Es por eso que, en su búsqueda solitaria, modesta e inventiva de las impresiones meditabundas, tan próximas al Monet de los años 80 entre Etretat y Giverny, constituye el eslabón desconocido entre Corot y el impresionismo pleno y brillante.

Como Courbet, Huet, Corot y Monet, Cals pertenece a esa corriente de la pintura que procura transcribir esa física de los elementos, tan manifiesta en Normandía, tan primordial como la captación de la luz. El museo de Orsay conserva entre otras obras de Cals: «Le déjeuner à Honfleur», «Cote de Grâce», «Soleil couchant à Honfleur», «Honfleur, effileuses d'étoupe», «Femme et enfant dans un verger», «Ferme Saint-Siméon». El Minneapolis Institute of Arts conserva : "Nature morte au concombre et au pichet", 1847.  El Cleveland Museum of Art : «Nature morte aux légumes»,  «perdrix et à l'aiguière», 1858.  El Bowes Museum conserva entre muchas obras del artista un bosquejo:  “La Seine à Saint-Ouen”.