Cavallo-Péduzzi, Émile-Gustave

Francés

Montmartre, 15 de julio de 1851  - Camino a Tournan, 29 de abril de 1917

De lus padres y de la juventud de Émile-Gustave Cavallo sabemos poco. Su madre, de origen italiano, le heredó un carácter llevado al entusiasmo y a la exuberancia.

Hacia 1865 el joven se fue a Inglaterra para aprender el oficio de sombrerero. Pero esta vida, y sobre todo el país, no le gustaron al futuro pintor. De regreso en Francia, se encuentra en 1870 incorporado a la brigada de bomberos de París como cabo, y debe luchar contra los incendios provocados por los insurgentes de la Comuna.

Vista de Lagny-sur-Marne

Su vocación por el dibujo coincide con una estancia en una residencia de ancianos en 1873. Es entonces cuando comienza la vida del artista. Asistió a la Escuela de Bellas Artes y asistió al taller de Gérôme.

La muerte de su madre en 1880 le ofreció la independencia financiera, y se casó el 19 de julio en París con  Marie-Louise Baloffe, que sería para él una compañera cariñosa y devota. Después de una corta estancia en Auvers-sur-Oise, la familia se mudó a Lagny-sur-Marne en noviembre de 1880. Allí establecieron su residencia definitiva y nacieron cuatro niños, René, Emile, Rita y Emily.

En 1884, convertido en Cavallo-Péduzzi, expuso en el Salón de los Independientes y durante varios años se renueva el envío de sus pinturas y dibujos. Su obra está presente en el nacimiento del movimiento puntillista, pero su investigación no llega a una conclusión definitiva. Junto con la pintura, produjo numerosos grabados y aguafuertes.

Después de unos años en Lagny, Cavallo-Péduzzi es seducido por su patria adoptiva, y participa en el movimiento de la historia local que dirige J. A. Le Paire. Su producción se encuentra influenciada por  los monumentos antiguos de Lagny, cuya defensa asume con su ímpetu habitual. Artículos vigorosos son  publicados en la prensa regional, que muestran una alta actividad y sólidos conocimientos arqueológicos. Cavallo-Péduzzi se convirtió en un personaje estimado, escuchado y muy popular. Lleva la batalla solo, o casi, como un hombre del pueblo, desbordante y generoso, abogado de todas las causas.

A partir de 1895, es maestro de diseño ornamental en la escuela d'Alembert de Montévrain. En 1899 se crea la Unión artística y literaria del cantón de Lagny, y Cavallo Péduzzi participa en la fundación. Organizó el mismo año la primera exposición de pintura que Lagny ha conocido, y que se repetirá en 1900, 1901 y 1902. Lagny, en esa época, contaba con muchos artistas, pintores, grabadores, escultores, escritores, etc. que se reunían en el Café du Commerce o en el Hôtel de l'Ours. Cavallo-Péduzzi los domina con su personalidad. Muy original, lleva una gran capa, un sombrero de ala ancha y zapatos de madera.

Durante la Primera Guerra Mundial su conocimiento del idioma Inglés, le permite actuar como intérprete para las tropas estacionadas en Lagny. Su dedicación le valió hacerse cargo del comité de suministros. Murió en 1917 mientras viajaba, camino a Tournan, tras una vida volcada a la investigación artística y a la defensa del patrimonio local.

Los cuatro neo-impresionistas del Grupo de Lagny, Leo Gausson, Émile-Gustave Cavallo Péduzzi, Maximilien Luce y Lucien Pissarro han puesto de relieve el brillo y el color de las orillas del Marne. Utilizaron una técnica "científica", el divisionismo, más conocida como puntillismo.
Algunas obras se pueden ver en el museo Gatien-Bonnet de Lagny-sur-Marne.

Cavallo-Péduzzi vivió en Lagny-sur-Marne durante 15 años, en la rue Macheret, después route de Tournan (rebautizada actualmente como rue Cavallo-Péduzzi).  En primer lugar puntillista, Émile-Cavallo Peduzzi dirige luego su arte a otra rama del Neo-Impresionismo, el movimiento Nabi. Fiel al Salón de los Independientes, Cavallo-Peduzzi fue un artista en una vena creativa inusual, que produjo muchas obras, pinturas, acuarelas, grabados y pasteles.