Cecioni, Adriano

Italiano..............................................................................................................................................Macchiaioli

Florencia, 26 de julio de 1836 - Florencia, 23 de mayo de 1886

Escultor, caricaturista y pintor integrante del grupo de los Macchiaioli. Después de sus estudios en la "Accademia di belle arti" de Florencia en 1859, donde estudió con el escultor  Aristodemo Costoli, se puede decir que llevó al extremo, tanto en obra como en pensamiento, las posiciones y las contradicciones involucradas en el movimiento realista de los años 60.

Cecioni tuvo un estreno clásico y purista en la escuela de Costoli, donde probablemente aprendió a lidiar con temas conceptualmente elevados de acuerdo al uso académico cargando la imagen artística de valores teóricos y filosóficos, dedicándose especialmente a la escultura. En 1859 participó en la segunda guerra de independencia, donde conoció a Telemaco Signorini, y junto al cual, volviendo a Florencia, se acercó al movimiento artístico de los Macchiaioli, siendo considerado el cerebro teórico del grupo.

Adriano Cecioni

En 1860 tomó parte en un concurso para proveer obras militares para el gobierno toscano. Su presentación, una maqueta de la estatua de Carlos Alberto de Saboya, ganó un premio, pero fue considerada insatisfactoria por los académicos y no fue encargada.

En 1863 Cecioni obtuvo una beca y se fue a Nápoles, donde jugó un papel decisivo en la formación de los artistas del grupo Scuola di Resina, que incluía a Giuseppe De Nittis, Marco de Gregorio y Federico Rossano. Una obra importante de este período fue su escultura “El suicidio”, que expuso en la Academia de Florencia en 1867.

Retrato de Adriano Cecioni por Odoardo Borrani

Después de su vuelta a Florencia, en el 1870 viajó a Francia y posteriormente en 1872 pasó seis meses en Londres, donde contribuyó con una serie de caricaturas para la revista Vanity Fair. Después de su regreso a Italia, las esculturas que produjo por el resto de su carrera fueron principalmente obras de género, a menudo de carácter humorístico. También pintó escenas domésticas. En 1884 se convirtió en profesor de Dibujo en el Istituto di Magisterio Femminile.

La observación de los moldes de los cadáveres de Pompeya llevó a Cecioni a reflexionar sobre cómo la vida puede ser fijada y casi detenida por aquella tragedia "sorpresiva de la naturaleza"; la impresión producida por el casual realismo dramático de esas esculturas le debe haber encendido la posibilidad de lograr un realismo semejante en función del "carácter sorpresa" que teorizaba más tarde.

Las actividades de Cecioni como crítico de arte, que comenzaron en la década de 1870, consumieron una cantidad cada vez mayor de su tiempo en sus últimos años. Murió de un ataque al corazón en 1886.

Su obra se encuentra en colecciones como Galleria d'Arte Moderna di Palazzo Pitti, Florencia, Galleria Nazionale d'Arte Moderna, Roma, Museo Estatal de Arte Medievale e Moderna, Arezzo y Pinacoteca di Brera, Milán. Sus escritos fueron antologízados en “Scritti e ricordi” (1905).