Charobim, Chafik

Egipcio

El Cairo, 4 de noviembre de 1894 - Helouan, abril de 1975

Su nacimiento fue un gran acontecimiento en la familia, puesto que fue la primera descendencia masculina de los Charobim. Su padre Michail "Bey" se casó tarde respondiendo a la insistencia de su hermano mayor que, habiendo perdido todas las esperanzas de tener hijos propios, rogó a Michail Bey casarse y perpetuar el nombre de la familia a quien dejaría la fortuna familiar.

Retrato de Charobim por el profesor Youssef Kamel-1956

Y así fue, y el pequeño Chafik tuvo una niñez muy feliz, una época en que los miembros de la familia aprovecharon cada oportunidad para  hacerle regalos y mal criarlo. Su padre, entonces jefe de la corte de justicia, fue transferido  a Alejandría en 1900 y alquiló un palacio que pertenecía a un Príncipe en "Moharam Bey" para la familia entera. Chafik tenía entonces seis años y asistió a la escuela San Andrés, trasladándose hacia y desde la escuela en un carrito tirado por un pequeño pony.

La casa del Palacio con los bellos jardines circundantes dejó una fuerte impresión en el niño de 6 años, que guardó para siempre en los ojos de su mente el recuerdo de las  luminosas flores coloridas.

La estancia de la familia en Alejandría duró tres años  y a su regreso a El Cairo, Chafik fue matriculado en la escuela Santa María. En esta escuela el niño empezó a esbozar, y un primo de su padre que sabía dibujar y además pintaba, lo animó a dibujar.

Michail Bey, el padre de Chafik que tenía esperanzas de que su hijo llegara a ser un famoso doctor, consideraba su trabajo artístico como "juego de niño"; pero el muchacho siguió esbozando y dibujando bajo la dirección de ese maestro inesperado de la Escuela primaria Santa María, que vio gran potencial en ese niño. Chafik fue enviado después a "Les Frère des école chretiennes" donde  encontró de nuevo a alguien que le enseñó a dibujar y pintar, el Padre León. Viendo los dibujos del muchacho, el Padre León en su entusiasmo le pidió a Michail Bey que enviara al joven Chafik a Europa para estudiar pintura. Naturalmente que el viejo Charobim respondió que era algo en lo que ni siquiera se podía pensar: Él podría conformarse con la Escuela de Ingeniería en lugar de  Medicina, pero Arte no -¡de ninguna manera!

En 1913 mientras asistía a la escuela secundaria en Khoronfich, Chafik fue ayudado de nuevo por otro pintor Father, quién le asignó al ambicioso joven artista la tarea de decorar el Teatro del Colegio, la que fue una extraordinaria experiencia. En clases Chafik pasaba tiempo esbozando retratos de sus maestros y compañeros, que orgullosamente posaban para el joven artista.

A Chafik, que tenía buenas calificaciones académicas, le fue permitido más tarde  tomar lecciones de pintura sólo como un hobby, con Scarlatti, Sirigitis y con Tennyson Call, el retratista del Rey Jorge, que estaba en El Cairo en 1919.

Sometiéndose a la aspiración de su padre, Chafik estaba ahora en la facultad de ingeniería civil en la Primera Universidad de Fouad en El Cairo; sin embargo, la repentina muerte de su padre cambió el curso de la vida de este joven artista para siempre. Poco después de la muerte de su padre Chafik abandonó la universidad en su segundo año, se casó con Marie (la hija de Amin Pasha Ghali) en 1921 y se fue a Italia con su esposa para cumplir su sueño y estudiar pintura en la Academia de Bellas Artes de Roma. Bajo la enseñanza del Profesor Umberto Coromaldi, los sentimientos especiales de Chafik del color moderado y el toque artístico empezaron a ser expresados en sus pinturas de una manera que sólo un artista puede expresar.

Mientras estaba en Roma, Chafik visitó y trabajó en muchos estudios, donde se encontró con sus compatriotas y pintores Youssef Kamel y Ragheb Ayad, que se hicieron sus amigos. En ese mismo periodo, en Santa Cecilia, Chafik vino a conocer a un talentoso joven artista egipcio que estudiaba teatro, y ambos se hicieron buenos amigos por el resto de sus vidas: el gran artista y actor Abdel Koudous.

Con un diploma en arte del Instituto de Bellas Artes de Roma, Chafik volvió a El Cairo en 1924, y el Rey Fouad I le encargó enseñar en la nueva Escuela de Bellas Artes de El Cairo. Pero el artista valoraba más su independencia y no se restringiría a los cursos, horas fijas y papeleo, por lo que pocos meses después presentó su renuncia para "ser libre como un pájaro".

Durante ese particular periodo de florecimiento de las artes en Egipto, se fundó "Los Amigos de las Artes". Charobim, junto con sus colegas y amigos, el escultor Moukhtar y el pintor Ahmed Sabri, eran por supuesto miembros fundadores. Viviendo en su villa en Helouan, Charobim consagró su vida a pintar; el talentoso artista podría trabajar ahora como quisiera.

Chafik también tenía otra pasión, la caza. Usando sus habilidades de cazador, viajó por todas partes en Egipto y llegó a amar la belleza de la naturaleza egipcia. Su personalidad fuerte, atractiva, su sentido ilimitado del humor y su amor por el intelecto, el arte y la música lo rodearon de una multitud de amigos que lo acompañaron en innumerables actividades sociales, y sesiones musicales donde se lucía tocando el piano y realizando viajes. Charobim comentaba a menudo la innegable verdad de que “un hombre feliz es un hombre ocupado” y de hecho él estaba siempre muy ocupado y feliz llevando la felicidad a aquéllos que tuvieron la suerte de estar cerca de él.

Pero sus más grandes momentos eran aquellos que pasó junto a su caballete de pintor. Con una aptitud para retener los aspectos del mundo, los permanentes y no los pasajeros, Charobim es ciertamente de la familia Impresionista.

Chafik Charobim pintando en su estudio en Helouan - 1938

Mientras estaba en la Escuela de Bellas Artes, Charobim conoció a Roger Breval, que estaba enseñando pintura en El Cairo. Junto con Mahmoud Mokhtar ellos establecieron "La Chimère", una sociedad de arte; alquilaron locales ubicados en la planta baja de un edificio en Calle Antikhana y lo dedicaron a recepciones, banquetes y naturalmente Exposiciones.

Los miembros de "La Chimère" incluían artistas de las academias, a saber Beby Martin, Mahmoud Said, Mohamed Hassan, Nagy, Youssef Kamel y Chafik Charobim, para nombrar algunos. Los artistas trabajaban allí por las tardes o simplemente enviaban sus pinturas para la exposición.

La atmósfera era cordial y jubilosa, recordando uno de los estudios de Montparnasse de París; Roushdi Pacha, Presidente Emeritus de "La Chimère", nunca dejó pasar una ocasión para estar allí con los artistas.

La primera exposición organizada por "los Amigos de las Artes" fue inaugurada por el Rey Fouad I. Impresionado con los trabajos, el Rey compró "El perro", una de las pinturas de Charobim. Los años que Chafik pasó en Helouan le habían dado un gran amor por el desierto. Su amor por la naturaleza incluía los animales y él tenía en su jardín  perros  y cabras.

Marie, su  querida esposa  y madre de su hijo Ramses nacido en Roma, murió después de una larga y dolorosa enfermedad que dejó a Chafik con la educación de su hijo como su único consuelo, un periodo donde el artista descuidó su arte y sus únicas pinturas eran ocasos que reflejan su triste estado de ánimo.
Por suerte su humor cambió con el tiempo y se volvió a casar con Marie Greiss, una prima de su gran amigo el compositor de música clásica  Youssef Greiss.

Marie volcó en él por el resto de su vida su amor y cuidados y creó una atmósfera de calma y quietud que le permitieron producir obras de arte al máximo de sus capacidades. Ella le dio dos hijas, Yehia y Marion que, junto con su hermano Ramses, lo rodearon de afecto y admiración hasta su muerte a la edad de 81 años.
Fue durante ese periodo que Chafik produjo la mayoría de sus obras maestras. Fue un gran éxito cuando en febrero de 1947 Chafik expuso en la Unión de Universidades de Francia, Bélgica y Suiza. El ministerio egipcio de Cultura compró algunas pinturas excelentes actualmente expuestas en los Museos: "Los Pescadores en el Canal", "Un desnudo" y   "El horno de pan", entre otros cuadros expuestos en embajadas egipcias.

En diciembre de 1952 Chafik participó en la exposición de arte Italo-Egipcia, y en 1962 exhibió 76 de sus pinturas en la Galería de Artes.   Esta gran variedad de pinturas inspiradas por los campos alrededor del Nilo, los desiertos y las playas mediterráneas son creadas en forma realista a través del inmenso talento del pintor. El pintor también expuso sus trabajos en exhibiciones en Italia y Francia donde algunas de sus pinturas fueron compradas por conocedores del arte de Egipto en Francia, Italia, Noruega, Suiza e Inglaterra.
En 1972 Charobim hizo su última exposición en el centro cultural para diplomáticos. Ha dejado un legado de más de 186 pinturas.

El amor de Charobim por la libertad y la pasión artística lo llevaron a pintar escenas de la vida cotidiana en Egipto. Pintó a pescadores, lugareños, animales y muchos de sus temas comparten con él el amor de la naturaleza y la libertad. Sus pinturas muestran el Nilo, las granjas, niños, animales y todo el paisaje que uno encuentra en la vida rural. Charobim amó pintar el mar y tenía un amor real por el Mediterráneo, sus barcos, sus turistas y sus pescadores. Se piensa que sus pinturas muestran un Egipto bonito, romántico y tranquilo donde la vida era simple y las personas vivían tranquilas.

Charobim amó el Líbano y vivió allí durante unos meses cada año. Charobim amó pintar a sus pueblos y cafés, sus valles y su gente. Se despertaba a las 5 a.m. y pintaba hasta el mediodía todos los días.