Chase, William Merrit

Estadounidense .................................................................................................................................................................................. American Impressionist

Williamsburg, Indiana, 1 de noviembre de 1849  - †Nueva York, 25 de octubre de 1916

Hijo de Sarah Swain y David H. Chase, un empresario local, fue el mayor de seis hermanos. Cuando tenía doce años, la familia se movió a Indianápolis y el padre empleó a su hijo como vendedor en el negocio familiar de calzado de  mujeres. Su padre esperaba que él lo acompañara en el negocio, pero Chase, que había nacido con el deseo de dibujar, se resistió a las ambiciones comerciales de su padre por las suyas artísticas.

William Merrit Chase - h. 1878

Chase mostró un temprano interés en el arte y en 1867 empezó su entrenamiento con los artistas locales autodidactas Barton S. Hayes y Jacob Cox en Indianapolis. Después de un breve período en la Marina, los maestros de Chase lo instaron a viajar a Nueva York para continuar su formación artística. Llegó a Nueva York en 1869, se reunió y estudió con Joseph Oriel Eaton por un corto tiempo, luego se matriculó en la National Academy of Design con Lemuel P. Wilmarth, estudiante del famoso artista francés Jean- Léon Gérôme.

En 1870, la disminución de la fortuna familiar obligó a Chase a abandonar Nueva York para ir a St. Louis, Missouri, donde se encontraba su familia. Mientras trabajaba para ayudar a mantener a su familia, se hizo activo en la comunidad artística de St. Louis, dedicándose a pintar naturalezas muertas profesionalmente, y ganando premios por sus pinturas en una exposición local. También exhibió su primera pintura en la Academia Nacional en 1871. El talento de Chase despertó el interés, entre otros, de John Mulvaney, quien lo animó para que estudiara en Munich. Con el apoyo de varios patrocinadores locales, que le permitieron vivir en el extranjero durante los siguientes seis años, Chase entró en 1872 en la Königliche Akademie de Munich, un antiguo centro de formación artística que atraía a un número cada vez mayor de estadounidenses y atraía a Chase porque tenía menos distracciones que París.

Autorretrato de William Merritt Chase

Entre sus maestros estaban Alexander von Wagner, Karl Theodor von Piloty y Wilhelm von Diez. Chase también admiró el trabajo de Wilhelm Leibl. La escuela daba énfasis al brochazo de bravura, una técnica que se adaptó íntegramente al estilo de Chase, privilegió una paleta oscura y lo animó a estudiar a los viejos maestros pintores, particularmente Diego Velásquez y Frans Hals. Entre los amigos de Chase en Munich estaban los artistas americanos Walter Shirlaw, Joseph Frank Currier y Frederick Dielman, así como Frank Duveneck y John H. Twachtman, que lo acompañó en una visita de nueve meses a Venecia en 1877. En Múnich, Chase empleó su talento rápidamente creciente con mayor frecuencia en obras figurativas que pintó en el estilo de pincel suelto popular entre sus instructores. En enero de 1876, una de estas obras figurativas, un retrato titulado "Keying Up" se exhibió en el Boston Art Club; más tarde ese año se exhibió y ganó una medalla en la Exposición del Centenario de Filadelfia, y este éxito le ganó a Chase su primera fama.

Chase viajó a Venecia, Italia en 1877 con Duveneck y John Henry Twachtman y estableció su reputación con exitosas exposiciones en Londres y Munich así como en New York. En 1878 regresó a los Estados Unidos, donde ya era bien conocido y donde se transformó en un entusiasta promotor del nuevo arte a través de la organización de varias sociedades artísticas. Exhibió su pintura “Ready for the Ride” con la recién formada Sociedad de Artistas Americanos en 1878. También abrió un estudio en Nueva York en el Tenth Street Studio Building, hogar de muchos de los pintores importantes del día. Sus actividades hicieron mucho por sacar el arte de América de su oscuro provincialismo. Fue miembro de los Tilers, un grupo de artistas y autores, entre los que se encontraban algunos de sus amigos notables: Winslow Homer, Arthur Quartley y Augustus Saint Gaudens.

Fundó en Nueva York una escuela propia, después de enseñar con mucho éxito durante algunos años en la Liga de Estudiantes de Arte. Trabajó con todas las técnicas del óleo, acuarela, pastel y aguafuerte preferentemente la figura, el paisaje y la vida diaria, siendo tal vez mejor conocido por sus retratos, habiendo pintado a los hombres y mujeres más importantes de su tiempo. Chase ganó muchos honores dentro y fuera de los Estados Unidos, llegó a ser miembro de la Academia Nacional de la Concepción, New York, y durante diez años fue presidente de la Sociedad de Artistas Americanos. En 1886 se casó con Alice Gerson y juntos criaron ocho hijos durante el período artístico más enérgico de Chase. Su esposa fue frecuentemente su modelo así como lo fueron sus hijas mayores, Alice Dieudonnee Chase y Dorothy Bremond Chase, que a menudo modelaron para su padre. Chase pintó una gama amplia de temas, incluyendo figuras, paisajes y vistas de ciudad, interiores de estudio, naturalezas muertas y, en mayor cantidad más adelante en su vida, retratos, trabajando con igual brillo en óleo y pastel.

Retrato de William Merrit Chase por John Singer Sargent - 1902

Sin embargo, en la ciudad de Nueva York, Chase se hizo conocido por su extravagancia, especialmente en su vestimenta, sus modales y, sobre todo, en su estudio. En la Tenth Street, Chase se había mudado al antiguo estudio de Albert Bierstadt y lo había decorado como una extensión de su propio arte. Chase llenó el estudio con lujosos muebles, objetos decorativos, pájaros disecados, alfombras orientales e instrumentos musicales exóticos. El estudio sirvió como punto focal para los miembros sofisticados y de moda del mundo del arte de la ciudad de Nueva York de finales del siglo XIX. La vida de William Merritt Chase es en gran medida un modelo para los artistas estadounidenses progresistas del período. Además de su pintura, Chase desarrolló activamente un interés en la enseñanza. Inicialmente asumió alumnos privados, entre los cuales se encontraba Dora Wheeler, una estudiante de 1879 a 1881 que se convirtió en artista profesional y amiga de toda la vida.

A instancias de la Sra. William Hoyt, Chase abrió la Escuela de Arte de Verano Shinnecock Hills en el este de Long Island, Nueva York, en 1891. Enseñó allí hasta 1902. Chase adoptó el método de pintura plein air, y a menudo enseñaba a sus alumnos en clases al aire libre. También abrió la Escuela de Arte Chase en 1896, que se convirtió en la Escuela de Arte de Nueva York dos años más tarde con Chase como instructor hasta 1907. Chase enseñó en la Academia de Bellas Artes de Pensilvania de 1896 a 1909; la Art Students League de 1878 a 1896 y nuevamente de 1907 a 1911; y la Asociación de Arte de Brooklyn en 1887 y de 1891 a 1896. Para 1895, el costo de mantener el estudio, además de sus otras residencias, obligó a Chase a cerrarlo y subastar el contenido.

Junto con Robert Henri, quien se convirtió en un instructor rival, Chase fue el maestro más importante de artistas estadounidenses a principios del siglo XX. Además de su instrucción de artistas de la costa este, tuvo un papel importante al influir en el arte de California a la vuelta del siglo, especialmente en interacciones con Arthur Frank Mathews, Xavier Martinez y Percy Gray. También tuvo un papel importante en influir en el Impresionismo texano: también enseñó al pintor Julian Onderdonk. Después de detener su trabajo en Shinnecock Hills, Chase comenzó a llevar a grupos de estudiantes al extranjero en los meses de verano para recorrer los importantes centros de arte europeos. En 1903 visitaron Haarlem en los Países Bajos, donde Chase se inspiró en un schutterstuk (pieza de milicia ) de Frans Hals. Hizo un autorretrato de sí mismo en el papel de uno de los schutters de Hals, eligiendo a su parecido, Johan Claesz Loo, que apareció en Los oficiales de la Compañía de Milicias de San Adrián en 1633. Su cuadro “Sunlight and Shadow” fue pintado en Zandvoort, Holanda, donde Chase permaneció con su amigo artista Robert Blum (el modelo para el hombre sentado) durante el verano. Esta pintura, un punto de vuelco en la carrera de Chase, es un sutil balance de observación inspirada en Impresionismo y un relato implícito.

Quizás sea mejor conocido por sus retratos, y sus retratados,  incluidos algunos de los hombres y mujeres más importantes de su tiempo. Su retrato de la pintora Lydia Field Emmet en 1892 muestra a Emmet en una pose típicamente reservada para hombres en pinturas de viejos maestros. La mano de Emmet está en su cadera y mira por encima del hombro a la audiencia. Chase también pintó con frecuencia a su esposa Alice y sus hijos, a veces en retratos individuales, y otras en escenas de tranquilidad doméstica: en el desayuno en su patio trasero, o relajándose en su casa de verano en Long Island, los niños jugando en el piso o entre dunas de arena de Shinnecock. En una pintura de 1895 titulada A Friendly Call, se representa a su esposa con un vestido amarillo y conversando con una persona vestida de blanco.

Además de pintar retratos y obras figurativas completas, Chase comenzó a pintar paisajes en serio a fines de la década de 1880. Su interés en el arte del paisaje puede haber sido generado por la histórica exhibición en Nueva York de obras impresionistas francesas del comerciante parisino Durand-Ruel en 1886. Chase es mejor recordado por dos series de temas de paisajes, ambos pintados de manera Impresionista. El primero fueron sus escenas de Prospect and Central Parks en Nueva York; el segundo fueron sus paisajes de verano en Shinnecock. Chase usualmente presentaba personas prominentes en sus paisajes. A menudo representaba a mujeres y niños en poses pausadas, relajándose en un banco del parque, en la playa o tumbados en la hierba de verano en Shinnecock. Las obras de Shinnecock en particular han llegado a ser consideradas por los historiadores del arte como ejemplos particularmente buenos del American Impressionism. En 1903 Chase alquiló la Villa La Meridiana cerca de Careggi, Florencia, a la que volvería a pintar cada verano. Más tarde compró la Villa Silli, al sur de la ciudad. Chase continuó pintando bodegones a lo largo de su carrera como lo había hecho desde sus días de estudiante. Los objetos decorativos llenaron sus estudios y hogares, y sus escenas figurativas interiores frecuentemente incluían imágenes de bodegones. Era particularmente experto en capturar el efecto de la luz en superficies metálicas como cuencos y jarras de cobre.

Chase ganó muchos honores en el país y en el extranjero, fue miembro de la Academia Nacional de Diseño, Nueva York, y de 1885 a 1895 fue presidente de la Sociedad de Artistas Americanos. Se convirtió en miembro del grupo Diez Pintores Americanos después de que John Henry Twachtman murió. La creatividad de Chase declinó en sus últimos años, especialmente en el arte moderno se afianzó en América, pero continuó pintando y enseñando en la década de 1910. Durante este período, Chase enseñó a jóvenes artistas emergentes como Wilhelmina Weber Furlong, Arthur Hill Gilbert y Edward Hopper. En Carmel-by-the-Sea, de julio a septiembre de 1914, Chase enseñó su última clase de verano, la más grande con más de cien alumnos y la más problemática. Su antiguo alumno, Jennie V. Cannon, en conjunción con gerente de negocios de Chase C. P. Townsley y co-fundador de Carmel Franklin Devendorf, convenció al estimado pintor de visitar la Costa del Pacífico, con promesas de ganancias financieras generosas.

Sufriendo deterioro de la salud (cirrosis hepática), Chase tuvo la oportunidad poco después de su llegada a reunirse con los directores de la próxima Panama-Pacific International Exposition de San Francisco para asegurar su propia sala de exposiciones, que se le había negado anteriormente. Fue adorado por sus estudiantes de Carmel, varios de los cuales publicaron descripciones extensas de sus conferencias y métodos de enseñanza. Chase encontró que la colonia de arte en Carmel era demasiado limitada socialmente y trasladó su residencia al cercano hotel de lujo Del Monte en Monterey, donde negoció varias comisiones importantes de retratos. Chase continuó con su horario regular de enseñanza, mantuvo reuniones con importantes artistas regionales, como William Ritschel, pintó varias escenas locales y experimentó con monotipos. Chase murió en su casa de la ciudad de Nueva York una semana antes de cumplir 67 años, siendo enterrado en el Cementerio Green-Wood, Brooklyn, Nueva York.

Hoy sus obras se encuentran en la mayoría de los museos más importantes de los Estados Unidos. Su hogar y estudio en Shinnecock Hills, Nueva York, fue agregado al Registro Nacional de Lugares Históricos en 1983 como William Merritt Chase Homestead.