Coppini, Fausto Eliseo

Italiano .......................................................................................................................................................................................... Impresionista

Milán, 1870 - Buenos Aires, Argentina, 1945

Por razones que se desconocen sus padres emigraron cuando Fausto era pequeño a Argentina, teniendo que criarse en la casa de sus abuelos en Lugano, la “Suiza italiana". Estudió en la Real Academia de Brera en Milán, que era la preferida por los estudiantes de arte y llegó a participar con dos obras en la Exposición Permanente de Bellas Artes de la ciudad. Al egresar con honores de la carrera en 1887, ha realizado aquí sus primeras presentaciones en la Exposición de la Sociedad Permanente de Bellas Artes de Milán (1886).

Fausto Eliseo Coppini

A los 17 años viaja por primera vez a la Argentina a reencontrarse con sus padres e inicia un período de viajes que comprende Chile y Perú. Vuelve a Italia dónde permanece algún tiempo y luego viaja a la Argentina en 1891 pensando en quedarse poco tiempo, juntar algo de dinero y volverse. Sin embargo se enamoró de esa tierra y decide radicarse definitivamente en Buenos Aires,  inscribiéndose en cursos dictados por La Academia Nacional de Bellas Artes y el Ateneo. Se integra rápidamente al ambiente artístico, participando en la creación de la “Colmena Artística” junto a Vicente Nicolau Cotanda, Decoroso Bonifanti y Nazareno Orlandi.

Con gran destreza técnica, su obra desarrolla una diversidad de temáticas: el retrato, los bodegones, la naturaleza muerta, las composiciones históricas y las flores; se destaca, sin embargo, en el paisaje, donde logra plasmar una atmósfera intimista y lírica de la naturaleza; no sólo realizó importantes exposiciones sino que además se transformó en el profesor preferido de muchos jóvenes artistas. Durante quince años enseña dibujo en el colegio Inglés de Don Alejandro Watson Hutton e inicia el curso de arte decorativo para niñas en la Escuela de Educación Industrial, (1911-1936).

El tema jesuítico fue abordado plásticamente por Coppini en 1905 a través del óleo “Interior del Convento de Alta Gracia” que fue comprado por el Museo el 14 de Julio de 1905. Instala su taller del Bon Marché en la actual Galerías Pacífico, pinta y enseña. Son sus discípulos Ceferino Carnacini, Ángel Vena, Rodolfo Franco, Atilio Malinverno y Gastón Jarry. Su obra abarca el retrato, la naturaleza muerta, el paisaje y las composiciones históricas. Desarrolló tanto la pintura de temática histórica así como también el paisaje. Es más conocido como paisajista que como pintor de historia. Cultivó por igual el retrato y la naturaleza muerta, las flores y ese desafío formal que para todo artista extranjero fue el contribuir a la consolidación de la nacionalidad mediante la iconografía histórica.

En 1910, es premiado con la Medalla de Plata en el Certamen Internacional del Centenario y participa, un año después, en el Primer Salón Nacional. En 1913 realizó un mural sobre la fundación de Mar del Plata. En 1915, obtiene la Medalla de Bronce en la Exposición Internacional de San Francisco y, en 1920, realiza una exposición en la Galería Witcomb con paisajes del interior del país. Tres años después, se le otorga la Medalla de Oro en la Exposición de Río de Janeiro. En 1941, exhibe una muestra retrospectiva en la Galería Witcomb y, en 1943, realiza su última exposición en la Galería Van Riel. Fallece en Buenos Aires a los 75 años de edad.