Courtens, Barón Franz

Belga

Dendermonde, cerca de Gante, 14 de febrero de 1854; - Saint-Josse-ten-Node, 2 de enero de 1943

Cabeza de una familia belga de artistas, Franz Courtens fue una figura influyente en la pintura de su país a fines del siglo XIX y comienzos del siglo XX. Franz o Frans Courtens (cuyo verdadero nombre era Franciscus Maria Eduardus Courtens) ingresó muy joven y hasta 1870 estudió en la Academia de Bellas Artes de Dendermonde bajo Jacob Rosseels (1828-1912), Isidore Meyers (1836-1917) y Frans Vinck (1827-1903). En 1873 se marchó a Amberes y en 1874 se instaló en Bruselas, donde se unió al estudio abierto del círculo de artistas progresistas establecido por Henry Stacquet, Víctor Uytterschaut y Pericles Pantazis, que compartían la admiración de Courtens por los pintores de la escuela de Barbizon y el Impresionismo.

Barón Franz Courtens

Su encuentro con Hippolyte Boulenger y la Escuela de Tervueren lo llevó a la práctica de la pintura al aire libre, que se refleja en su obra a partir de este momento, por ejemplo “Campo de jacintos” (1883, Munich, Neue Pin).

Retrato de Franz Courtens por su hijo Hermann Courtens

Pinta desde 1882 con Guillaume Vogels e Isidoro Verheyen, en su mayoría paisajes holandeses y de Brabante. Pintó retratos, marinas y paisajes en el estilo luminista.

Su obra (paisajes cerca de Bruselas, Kempen, Brujas, Holanda) se hizo rápidamente muy popular. Sus obras son en su mayoría dibujos y pinturas de paisajes, animales y marinas. Es bien conocido por su brillante paleta jugando con los cambios atmosféricos. Enseñó en el NHISKA (Instituto Superior de la Academia de Bellas Artes de Amberes) en 1903 y se hizo miembro y profesor de la Real Academia de Bélgica en 1904.

Estatua de Franz Courtens por su hijo Alfred Courtens - Dendermonde

Sus contemporáneos y críticos de arte lo consideraban como la punta de lanza del Impresionismo y lo llamaron el Rubens de la pintura de paisajes. El dirigiría la Escuela de Dendermonde, pero se declaraba admirador de la Escuela de Tervueren y la Escuela de Fontainebleau. Desde 1907 y por invitación de la familia real, pintó regularmente en el parque de Laeken.

Fue nombrado caballero por el rey Alberto I en 1922 y llevaría el título de barón. En 1907 la ciudad de Dendermonde nombró una de sus arterias Franz Courtens (la Franz Courtensstraat). Su lugar de nacimiento se encuentra en esta calle. Fue el padre del pintor Hermann Courtens (1884-1956), que ejecutó un retrato de su padre y del escultor Alfred Courtens (1889-1967). El hijo menor, Antoine Courtens, fue un arquitecto modernista. Sus nietos Peter Courtens (1921-2004) y Jacques Courtens (1926-1988) también se dedicaron a la pintura..

En 1950, Alfred Courtens realizó una estatua con la efigie de su padre. Esta estatua se encuentra en la Franz Courtensstraat de Dendermonde, y fue inaugurada oficialmente por la Reina Isabel. Las comunas de Schaerbeek y Evere también bautizaron una de sus carreteras locales con el nombre de Frans Courtens.

Entre sus discípulos se destaca  Fermín Verhevick. Sus obras se encuentran en los museos de Bruselas, Amberes, Doornik, Kortrijk, Luik.