De Nittis, Giuseppe

Italiano

Barletta, 25 de febrero de 1846  - Saint-Germain-en-Laye, Francia, 21 de agosto de 1884

Nació en una familia de ricos terratenientes, cuarto hijo de Raffaele De Nittis y Teresa Emanuela Buracchia.. Su infancia, lejos de ser tranquila, estuvo marcada por la muerte de sus padres. Antes de que él naciera, su padre fue detenido por razones políticas, y recién salido de prisión dos años más tarde se quitó la vida.

Huérfano desde niño, se crió con sus abuelos paternos y luego por su hermano Vincenzo. En Barletta, cuando todavía era muy joven, De Nittis comenzó a tomar clases de pintura con Giambattista Calo, maestro de la escuela napolitana, que de inmediato notó las extraordinarias cualidades del estudiante, y nunca dejó de alentarlo.

Giuseppe de Nittis

Sus hermanos, sin embargo, especialmente el mayor, Vincenzo, trataron de oponerse al deseo del pequeño Giuseppe de cultivar sus habilidades artísticas, afirmando que la vida del artista le daría más dolor que placer, y por encima de todo lo condenaría  a un estado endémico de pobreza. Pero las advertencias de los hermanos poco pudieron. Giuseppe tenía una conciencia clara de su vocación artística, y la determinación para cultivarla. Tenía 15 años cuando fue a Nápoles y en diciembre de 1861 se matriculó en la Academia de Bellas Artes, bajo la dirección de Mancinelli y Smargiassi;

De naturaleza independiente e intolerante a cualquier tipo de esquema, se mostró desinteresado en los conceptos y ejercicios académicos, ligados a una concepción del arte que él consideraba "reaccionaria y conformista", de modo que fue expulsado por indisciplina dos años después. A través de la pintura De Nittis quería dar forma a sus emociones. Su arte tenía que responder en primer lugar a este requisito. La pintura no puede ser un mero ejercicio de estilo. La sinceridad es la característica que distingue la producción pictórica ejemplar de De Nittis. Junto con otros artistas, entre ellos Federico Rossano y Marco De Gregorio, se dedicó a la composición al aire libre (pintando generalmente en Portici), especializándose en la reproducción de paisajes porticeses, napolitanos y barletanos. En 1864 fue descubierto por el escultor Adriano Cecioni, de quien se hizo gran amigo y al año siguiente, junto con este, con Marco De Gregorio y Federico Rossano fundan la llamada "Scuola di Resina" o "Repubblica di Portici", como irónicamente la define Domenico Morelli, corriente italiana sobre el tema del realismo.

1867 fue un año importantísimo para De Nittis. Animado por su amigo Adriano Cecioni, presentó algunas obras (“Una traversata negli Appennini” y “Nevicata”) en la Promotrice di Firenze, las cuales suscitaron profunda admiración entre los Macchiaioli, a quienes se había acercado el año anterior. Luego de haber recorrido  Italia pasando por Nápoles, Palermo, Barletta,  Roma, Florencia,   Venecia y Turín, se trasladó en 1867 a Paris, donde conoció a Ernest Meissonier y a Jean-Léon Gérôme y se casó dos años más tarde con la parisiense Léontine Lucile Gruvelle, que influenció notablemente las opciones  sociales y artísticas de su marido.

Tumba de Giuseppe de Nittis en el cementerio Père-Lachaise

En 1869 logró exponer por primera vez en el Salón, pero la imitación servil de los colegas parisinos enfureció a Cecioni, que le recordaba cómo su talento necesitaba ser expresado en rasgos específicos. De Nittis inmediatamente encontró su independencia artística y obtuvo gran éxito en el Salón de 18'72 con el lienzo “Una strada da Brindisi a Barletta”. En 1874 también recibió elogios por “Che freddo!”, en el que el refinamiento habitual de la ejecución del artista de Puglia tuvo como tema las jóvenes en París, cuestión que fue capaz de integrar muy bien en la pintura del paisaje, ganándose el apodo de ‘peintre des Parisiennes’ (pintor de las parisienses).

Llegó a la cumbre de su fama en la exposición de 1874, sostenida en el estudio del fotógrafo Nadar y comúnmente indicada como fecha de nacimiento del Impresionismo. Expuso allí once cuadros. Ese año fue después a Londres, donde pintó escenas de la vida de la capital inglesa.

La Exposición Internacional de París en 1878, reservaba grandes honores para De Nittis: fue galardonado con la Legión de Honor, y una de sus obras, “Le rovine delle Tuileries”, fue comprada por el gobierno para el Museo de Luxemburgo. Fue similar en determinadas características a los Macchiaioli y a los Impresionistas, pero siempre mantuvo una independencia de estilo y contenido.

En 1880 participó en la Esposizione Nazionale de Torino con cinco cuadros que recibieron una fría acogida. En 1882 viaja a Londres, donde frecuenta a James Tissot y Bastien-Lepage. Ese mismo año presenta su primera muestra en la Galeria Georges Petit y nuevamente lo hace el año siguiente. El Museo de Luxemburgo compra "Les ruines des Tuileries". Regresa a Nápoles, donde a causa de las precarias condiciones de su salud no puede pintar durante su última estancia en Italia. De regreso en París en 1884, expone tres obras en el Salon. Pinta "Sull'amaca", su ultima obra, antes de morir a causa de un derrame cerebral, con sólo 38 años de edad. Fue enterrado en el cementerio Père-Lachaise de París.