Devambez, André-Victor Edouard

Francés...................................................................................Pintor, ilustrador post Impresionista

Paris, 26 de mayo de 1867  - París, 27 de septiembre de 1944

Hijo del grabador y editor Édouard Devambez, fundador de la Maison Devambez en Paris. En el momento de su nacimiento su padre tenía veintitrés años y su madre veintidós. Desde su más tierna edad, André Devambez trabajó igualmente con su padre. André creció en un ambiente artístico y decidió muy joven llegar a ser artista. Se dice que siendo niño, el pequeño Devambez observaba el público pululando en el bulevar Montmartre, encaramado en el quinto piso de la tienda de su padre, que trabajaba como grabador.

André-Victor Devambez

Un observatorio ideal para el niño cuya insaciable curiosidad se alimentaba de las oleadas y corrientes de esa población colorida que va a nutrir la parte esencial de su obra futura. Diseñaban en el taller del Passage des Panoramas, donde está la Maison Devambez, papel de carta, menús, impresiones artísticas y diversos anuncios, todos animados de un enjambre de vida que constituían el éxito de la Maison.

Estudió con el retratista y orientalista Jean-Benjamin Constant, y recibió también consejos de Gabriel Guay y de Jules Lefebvre en la Académie Julian. Nueve obras suyas se exhiben en el Musée d'Orsay en París, incluyendo su pintura más famosa, “La Charge”. Esta dramática escena callejera, pintada en 1902, muestra el enfrentamiento violento entre la policía y manifestantes en el bulevar Montmartre, vista desde arriba. Este punto de vista aéreo se encuentra con regularidad en la obra de Devambez, así como pinturas a menudo sobre madera de tamaño pequeño, conocidas como "tous-petits".

En 1890, a los 23 años de edad, recibió el Grand Prix de Rome de Pintura, y pasaría cuatro años en la villa Médicis en contacto con los grandes artistas del renacimiento, En 1899 fue elegido miembro de la Société des artistes français, salón en el cual acostumbraba exponer. En 1910 fue invitado a realizar paneles decorativos para la nueva embajada de Francia en Viena. Escogió como tema las invenciones de su tiempo, pintando el metro, un ómnibus, un avión, una aeronave.

André Devambez produjo un número considerable de dibujos, incluyendo un álbum de doce aguafuertes, publicadas en una edición limitada de 150 ejemplares en 1915. Los doce grabados de este raro álbum representan escenas de la Primera Guerra Mundial, con los siguientes títulos: “Le Froid”, “Les Trous d’obus”, “Le Bouclier”, “L’Incendie”, “Un Schrapnell”, “La Pluie”, “L'Espionne”, “Les Otages”, “Gare la Marmita”, “Les Réserves”, “Le Charbon”, “Le Fou”.

A partir de 1929 se desempeña como profesor en la École nationale supérieure des beaux-arts, y es acogido en el Instituto en 1930. En 1934 es nombrado artista oficial del recientemente creado ministère de l'Air.

Devambez también escribió e ilustró libros. “Auguste a mauvais caractère“ (1913) es un libro para niños con ilustraciones coloreadas a mano por el maestro de la técnica del stencil, Jean Saude; las ilustraciones originales se presentaron en una exposición el año siguiente en el Palais de Glace. Este es el primero de muchos libros infantiles, “Histoire de la petite Tata et du gros patapouf”, Les Aventures du Gros Patapouf y “Les Aventures du Capitaine Mille-Sabords. Estas historias se originaron probablemente cuando André Devambez se las contaba a sus dos niños, el arqueólogo y curador de antigüedades griegas y romanas del Louvre, Pierre Devambez, (1902-1980), y Valentine (1907-), su hija artista.

Los libros ilustrados por André Devambez incluyen  La Fête à Coqueville de Émile Zola,  (Eugène Fasquelle, 1899),  Le poilu a gagné la guerre de Charles Le Goffic,  (1919), y Les Condamnés à mort de Claude Farrère,  (Édouard-Joseph & L’Illustration, 1920). Devambez realizó también numerosas ilustraciones en Le Figaro illustré, Le Rire, y L'Illustration.