Fattori, Giovanni

Italiano.....................................................................................................................................Macchiaioli

Livorno, 6 de septiembre de 1825  - Florencia, 30 de agosto de 1908

Hijo de Giuseppe y Lucia Nannetti. Siendo todavía un niño se pone a trabajar en el negocio de escritorio dirigido por su hermanastro Rinaldo, donde aprendió a leer y escribir. Su gran pasión por el dibujo desde muy temprana edad revela un talento extraordinario, y cumplidos los quince años, su padre le permite frecuentar el taller de Giuseppe Baldini, pintor de Livorno que transmite a Fattori loa primeros rudimentos. En 1846 se trasladó a Florencia, donde asistió a la escuela privada de Giuseppe Bezzuoli y al final del año se matriculó en la Academia de Bellas Artes, en la que seguiría cursos de forma irregular.

Giovanni Fattori

En este período, caracterizado por condiciones económicas particularmente pobres, Fattori entra a formar parte de la "Società dei Progressisti",  y en 1848, aunque no participa activamente en el movimiento revolucionario, pero atraído por las ideas del Risorgimento, apoya las actividades del Grupo de Acción como un "mensajero" de la prensa clandestina. Al año siguiente se encuentra casualmente en Livorno durante los días del asedio austriaco a la ciudad y la experiencia influencia aún más su sensibilidad patriótica, moral y artística.

Retrato de Giovanni Fattori en su estudio, aguafuerte por Giovanni Malesci

A partir de 1850 Fattori lleva su investigación artística principalmente en reclusión y fuera de la escuela, sus lecturas favoritas son sobre todo las grandes novelas históricas, que le proporcionan conocimientos importantes. En Florencia es uno de los primeros frecuentadores del Caffé Michelangelo, el principal punto de encuentro de un grupo de artistas que, en posición anti-académica, se reunían para discutir apasionadamente sobre los nuevos caminos a tomar: unos años más tarde crearían el famoso grupo  de los Macchiaioli. Fattori asimila el espíritu de esas reuniones sin participar de manera activa y se mantiene apartado respecto de las investigaciones contemporáneas de carácter colectivo. En 1852 decidió dejar la Academia para comenzar una carrera como pintor independiente y autónomo.

Las dificultades económicas en que está obligan a Fattori a ganarse la vida haciendo algunas ilustraciones litográficas para los periódicos: es el primer paso en el mundo de la gráfica. Durante estos años pintó muchos retratos de miembros de la familia atraído por el estudio del natural, interés que se extiende también a la pintura de paisaje. Data de 1859 “Maria Stuarda al Campo di Crookstone”, pintura que todavía va adscrita -aunque con algunas innovaciones compositivas- a la corriente histórica romántica. Durante el verano de ese mismo año retrató del natural a algunos soldados franceses acampados en la Cascine de Florencia, convirtiéndose en los protagonistas de sus primeras experiencias en la pintura elaborada con “macchia” (mancha). En el otoño el pintor romano Nino Costa llegó a Florencia y la reunión será crucial para las nuevas investigaciones de Fattori destinadas a un realismo diferente en la pintura.

Giovanni Fattori

En septiembre de 1859 Costa le instó a participar en el concurso Ricasoli del que Fattori será el ganador con su pintura “Il campo italiano dopo la Battaglia di Magenta”, trabajo ya enfrentado a una interpretación moderna de la crónica. Durante esta fase, aunque todavía se dedica a temas militares, amplía los nuevos experimentos de la "mancha" en escenas del natural,  abriéndose a una cada vez mayor libertad de ejecución aplicada sobre todo en la pintura de paisaje, auténtica fuente de inspiración en la prestación de los aspectos humildes del trabajo de cada día.

El 2 de julio de 1860 se casó con Settimia Vannucci. Enferma de tuberculosis, fue trasladada a Livorno para beneficiarse del clima de la ciudad y desde entonces también Fattori permanece allí regularmente y realiza varios retratos. Mientras tanto, después de la proclamación del Reino de Italia en 1861, comenzó a desarrollar una cierta decepción con aquella "Nueva Italia" que mal correspondía a las esperanzas y los ideales que durante los disturbios del Risorgimento habían inspirado a la gente y a los intelectuales. La muerte de su esposa, el 26 de marzo de 1867, hundió a Fattori en un estado de gran tristeza; encuentra, sin embargo, el apoyo en su amigo Diego Martelli, quien lo invitó a pasar algún tiempo en su casa de Castiglioncello, en Maremma, a partir de ese momento destino de vacaciones frecuentes y telón de fondo ideal para obras dedicadas a la realidad del lugar.

En 1868 es premiado en el Concurso Berti por su cuadro “Assalto alla Madonna della Scoperta” y, en 1869, nombrado profesor de pintura en la Academia de Bellas Artes de Florencia. Son de los años setenta los primeros experimentos en el campo del grabado. En 1872 pintó la famosa “Carica di caballería” y hace por primera vez un viaje a Roma, donde realizó una serie de estudios del natural que van a encontrar aplicación directa en una serie de escenas rurales y del país. En mayo de 1875 se trasladó a París, pero el escenario artístico de ese momento, especialmente el Impresionista, no parece golpear a Fattori de manera significativa, a pesar de la identidad de ideales.

Giovanni Fattori dibujando

En 1876 la pintura “Mercato di Cavalli in Piazza Montanara“ en Roma, fue premiada en la Exposición Internacional de Filadelfia. La obra, sin embargo, se perderá en el naufragio, cuatro años más tarde, del vapor "Europa", en que fue embarcada para volver a Italia. La ejecución de “Battaglia di Custoza“  mantiene ocupado a Fattori hasta alrededor de 1880: la obra revela un cambio de enfoque al tema militar y un sentimiento diferente hacia las acciones del Risorgimento: el entusiasmo de la primera hora es sustituido por una actitud de amargura y resignación. En el mismo período sus permanencias en Maremma son cada vez más frecuentes, y el campo se convierte en el tema favorito y dominante. Fattori en 1880 fue nombrado profesor honorario en el Instituto de Bellas Artes de Florencia, al mismo tiempo se enamora de la joven Amalia Nollemberg, pero la relación le atrae numerosas críticas y se interrumpió cuatro años después.

Estatua de Giovanni Fattori en Livorno

En 1882 permanece en la Maremma de Grosseto, como invitado del Príncipe Tommaso Corsini en la finca "La Marsiliana", donde hace varios estudios sobre el trabajo de los vaqueros. Las nuevas ideas creativas, sin embargo, no están acompañados por el reconocimiento adecuado, y esto hace que Fattori se encierre cada vez más en sí mismo. Estos son también los años en que produjo sus primeros grabados importantes, entre ellos “Carica di caballería” derivado de la pintura homónima. En 1884, la Cromo-Lito de Pistoia efectúa el lanzamiento de veinte de sus litografías. Al año siguiente comienza una relación con la viuda Marianna Bigazzi, destinada a convertirse, en 1891, en su segunda esposa. En 1886 fue nombrado profesor de perfeccionamiento en la Academia de Florencia.

En 1887 envía a la Exposición Nacional de Venecia un grupo de tres obras inspiradas en la vida de los vaqueros: “Il salto delle pecore”, “Marcatura dei puledri” e “Il riposo”; el año siguiente expuso un grupo de grabados en la Primera Exposición de Bellas Artes de Bolonia y la Academia local lo nombró miembro honorario. En 1889 recibió la medalla de oro en la exposición internacional de Colonia y una mención especial en la Exposición Universal de París.

Los años noventa se caracterizan por una producción intensa y hay muchos grabados ejecutados. Desde su primera edición en 1895, participa regularmente en la Bienal de Venecia, y muchos son los premios oficiales a su arte y su papel: en 1900 recibió la medalla de oro en la Exposición Universal de París por la introducción de “Bovi al carro” (Maremma), enviado a Francia sin su conocimiento, al año siguiente se convirtió en miembro de la Comisión de Arte de la Calcografía Nazionale de Roma; en 1903 publicó una carpeta con la mayoría de sus grabados.

Placa conmemorativa y busto de Giovanni Fattori en Florencia

El 1 de mayo de ese mismo año, su segunda esposa murió. En septiembre de 1904 pasó un corto tiempo en Bauco, cerca de Roma, y obtuvo una medalla de plata en la Exposición Universal de San Luis. En 1905 conoció a Fanny Martinelli, de sesenta años que, el 12 de mayo de 1907, se convirtió en su tercera esposa.

El 3 de mayo de 1908, a un año apenas del matrimonio, Fanny muere; Giovanni Fattori muere a su vez antes de cuatro meses después.

Caso único entre los artistas, toda su pintura notable fue realizada después de sus 40 años de edad. Fattori se consideraba un pintor de personas más que de paisajes, aunque estas figuras eran generalmente puestas en paisajes imaginarios que demostraban su dominio del color sobre la influencia de la luz y las sombras. Sus obras se encuentran, además del Museo Giovanni Fattori de Livorno, en la Galería Nacional de Arte Moderno de Roma; Galería cívica de arte moderno y contemporáneo de Turín, Pinacoteca de Brera, Milán; Galería de Arte Moderno del Palacio Pitti de Florencia; Pinacoteca Cívica de Forlì; en Estados Unidos el Museum of Fine Arts de Boston.

En Livorno se le ha dedicado el Museo Giovanni Fattori, recientemente trasladado a la Villa Mimbelli, que alberga una importante colección de los Macchiaioli y de los Postmacchiaioli.