Forain, Jean-Louis

Francés.................................................................................................... Impresionista, impresor e ilustrador

Reims, 23 de octubre de 1852  - † París, 11 de julio de 1941  

Alrededor de 1860 se trasladó con su familia a París, donde estudió brevemente con Jean Baptiste Carpeaux.  En su formación influyeron sobremanera las frecuentes visitas al Museo del Louvre donde copió con insistencia a los maestros antiguos -Tiziano, Rubens, Giorgione- asistiendo a las clases del pintor historicista Jacqueson de la Chevreuse, pasando después al "atelier" de Leon Gerome en la Escuela de Bellas Artes. Jean Louis Forain es una figura interesante.

Jean-Luis Forain

Era miembro del grupo de pintores Impresionistas, pero parece ser el menos conocido entre ellos. Era un artista de talentos diversos. Produjo acuarelas, aguafuertes, litografías y pinturas. Comenzó su carrera como caricaturista y trabajó para varios diarios parisienses. Su estilo era una mezcla del realismo de Manet y el sarcasmo de Daumier.

Fue un grabador talentoso, y sus aguafuertes a menudo eran comparados con las de Rembrandt. Representó escenas domésticas, la vida de la cafetería, ejecutantes teatrales y bailarines. Se unió a otros artistas del momento como Monet, Renoir, Manet y Degas en la Cafetería Guerbois en la región de Bagnitolles en París. Le gustaba el modo bohemio de la vida de París entonces. Tuvo una amistad extraordinariamente cercana con Degas,  a quien  admiró tanto como persona y como artista. Los dos artistas trabajaron juntos en muchas ocasiones, pintando y dibujando a bailarines, desnudos, escenas de teatros Parisinos y cafeterías. Sus estilos eran increíblemente similares, lo que Degas reconocía según lo referido por Forain, diciendo: “él pinta con sus manos en mis bolsillos”.

Retrato de Jean-Luis Forain por Jules-Alexandre Grün

Fue amigo de los poetas Paul Verlaine y Arthur Rimbaud; este último es supuestamente el modelo de un retrato que podría haber influido en el tardío retrato de Mallarmé, por Manet (1876; París, Louvre). Forain conoció a Manet a comienzos de los años 70 en el salón de Nina de Callias, por su amistad con Degas. Siguió asociándose con Manet, reuniéndose con el grupo de Impresionistas jóvenes en el Café Guerbois y el Café de la Nouvelle Athènes. En 1878 Forain pintó un pequeño gouache, “Escena de Café” (Nueva York, Brooklyn Mus.), que probablemente influyó en el cuadro de Manet “Barra en el Folies-Bergère” (1881-2; Londres, Courtauld Inst. Gals).

La amistad del Jean-Louis Forain con Edgar Degas y Edouard Manet tuvo una profunda influencia sobre la dirección de su pintura en los años 1870 y los años 1880.

Un aguafuerte suyo particularmente famoso es “Les Follies Bergeres”, que le comisionaron para el libro “Croquis Parisiens” y el Museo de Bellas Artes de San Francisco tiene una buena colección de sus trabajos. Por invitación de Degas, Forain a la edad de veintisiete años envió veintiséis dibujos a la exposición Impresionista de 1879. Edgar Degas tercamente defendió su trabajo y sus calidades como artista, sin embargo Monet y Renoir no eran de la misma opinión. Las cosas se pusieron bastante ásperas, y en la protesta, tanto Monet como Renoir temporalmente abandonaron la exposición Impresionista y entraron en la exposición del Salón oficial. Sin embargo, Jean Louis Forain continuamente animado y admirado por Degas, participó en  todas las exposiciones Impresionistas hasta 1886. Para subvencionar su pintura durante estos años, Forain fue ilustrador para los diarios Le Scapin, Courier Français y Le Figaro.

En 1891 se casó con la actriz Jeanne Bosc; ellos tenían un hijo y él abandonó su vida  Bohemia. Después de su matrimonio se concentró en la producción de ilustraciones para periódicos y diarios. Le gustaba producir escenas de tribunales y tuvo un interés particular en el Asunto de Dreyfus. Fue influenciado por Daumier en sus dibujos de tribunales y se apasionó por los dramas que se vivían en los tribunales. Algunos de sus trabajos como “Una Súplica de Piedad”, son en particular conocidos. En los tempranos 1900 se hizo particularmente religioso y llegó a ser un devoto Católico practicante; desde esta fecha los expertos de arte de avanzada han notado que su paleta tomó un tono más oscuro y sombrío. Sus pinturas se hicieron un duro contraste con las de “París Alegre”, donde representó la vida de la cafetería y los salones de baile. A la edad de sesenta y dos años, durante la Primera guerra mundial, abandonó París para luchar en las trincheras y formó parte del cuerpo de Camuflaje. Le Figaro le encomendó proporcionar las ilustraciones de la guerra.

Forain pasó la mayor parte de su vida en París, reflejando en sus bellos lienzos la vida moderna enlazando con los maestros Impresionistas. Sus primeros trabajos enlazan con el estilo histórico imperante en la pintura francesa de la primera mitad del siglo XIX para contactar después con el realismo a través de Manet y Degas, interesándose por las estampas japonesas debido a su prometedora carrera como grabador e ilustrador, inspirándose en Goya y Daumier para criticar de manera ácida la vida moderna de la gran ciudad.

Su estilo se relaciona con Toulouse-Lautrec al interesarse por el mundo nocturno que presenta con elegancia y ciertas dosis de caricatura, enlazando con los Impresionistas en cuyas exposiciones participó. Las más prestigiosas revistas parisinas contaron con su colaboración como ilustrador, convirtiéndose en uno de los artistas más populares de su tiempo. A partir de 1909 abandonará la temática nocturna para interesarse por asuntos religiosos que plasmará en aguafuertes y grabados.