Galien-Laloue, Eugène

Francés...............................................................................................................Post Impresionista

Montmartre, 11 de diciembre de 1854 - †Chèrence, 18 de abril de 1941 

Fue el mayor de posiblemente nueve hermanos. Su padre, Carlos, murió cuando él tenía dieciséis años, después de lo cual su madre, Endoxie, le consiguió un trabajo en la notaría local. Debió abandonar la escuela para ocupar el puesto. Pero poco después sintió el impulso nacionalista de alistarse en el ejército. Dejando su trabajo y falsificando su nombre en 1871, fue a cumplir su deber militar que le condujo hasta el final de la guerra franco-prusiana 1870-1871. Para entonces había decidido hacerse pintor.

Eugène Galien-Laloue

Volcarse impulsivamente hacia la pintura debe haber sido una reacción contra los acontecimientos sangrientos de la guerra franco-prusiana, un modo de olvidar lo que había visto. En 1874 fue empleado por los ferrocarriles franceses como ilustrador, representando la línea férrea que se estaba instalando desde París a las provincias. Simultáneamente, comenzó a pintar los paisajes circundantes también.

En verdad este fue un insólito entrenamiento para un joven estudiante de arte. Su educación artística parece provenir de sus otros empleos. Expuso por primera vez en 1876 en el Museo de Reims, mostrando "Le quai aux fleurs par la beige”. El año siguiente expuso por primera vez en el Salón anual Parisino, mostrando “En Normandie”, así como dos gouaches. Él prefirió la ejecución de gouaches ya que requerían menos tiempo que los óleos y tenían precios parecidos.

Desde el comienzo de su carrera y quizá estimulado por sus viajes a lo largo de las vías férreas, Galien Laloue se interesó en mostrar el ambiente natural, a pesar de que por su temperamento no era especialmente aficionado a andar por los campos o lugares agrestes. Prefirió generalmente la soledad de su estudio y así no pintó sus trabajos enteramente in situ. A diferencia de muchos otros artistas, no le gustó viajar y muchas de sus vistas de otras ciudades o países fueron inspirados en postales o fotografías, una tendencia creciente de muchos artistas cuando la fotografía se popularizó.

Eugène Galien-Laloue con el periódico

Algunos artistas o escritores se sienten satisfechos de tener un seudónimo para disfrazar su trabajo. Eugène Galien Laloue fue particular mente adicto al establecimiento de varias identidades, puesto que en el curso de su carrera trabajó bajo tres seudónimos: J. Lievin –nombre de un soldado que conoció durante la guerra franco-prusiana, E. Galiany -una versión italianizada de su propio nombre, y L. Dupuy –basado en Dupuy Léon, que vivió en su misma área.

Mientras estos son tres nombres confirmados que él usó, hay posibilidad que haya usado otros nombres también. Incluso su nombre "Galien" es cuestionable, ya que en ocasiones él lo deletreó con una sola "l" y en su partida de nacimiento aparece escrito "Gallien". Caprichos cuya razón nunca ha sido explicada.

Fue de naturaleza solitaria, pero sin embargo representó París y el paisaje circundante con su paleta fresca, convirtiéndose en otro registrador de la vida popular parisina.

No era excéntrico, pero siempre conservador, prácticamente un realista. Vivió una vida monástica, obsesionado con su pintura. En su vida privada encontró la atracción de la simplicidad: se casó con tres hermanas, sucesivamente (comenzando con la más joven y terminando con la mayor). Todas ellas habían vivido al lado de él. Todas las inquietudes mundanas, juegos, alcohol, el placer de la carne no eran para él. Ir en su bicicleta a diferentes sitios de París para pintar era su único ejercicio físico.

Su personalidad lo mantuvo a distancia de sus contemporáneos que trabajaban en su mismo estilo. Estuvo más dedicado a la venta de sus pinturas, de las que mantuvo apuntes escrupulosos, pero siempre vendía cada pintura por el mismo precio. Fue un participante activo en los Salones anuales Parisinos hasta 1889 donde él expuso dos gouaches: “Bernay”, y “Bords de la Mouse”. Después de este punto  tomó un año sabático de cinco años,  y durante este tiempo nació su hija; volvió a la exposición en 1904 con “Boulevard Bonne Nouvelle”. También presentaba sus trabajos a exposiciones en Angers y Saint Quentin..     

Durante las dos primeras décadas del siglo XX también expuso en Dijon, Orléans, Versailles, Roubaix, Saint Etienne, Burdeos, Monte Carlo, Hautecoeur, entre otras varias ciudades.

Cuando estalló la primera guerra mundial, él fue eximido del servicio militar por haber servido como voluntario en la guerra franco-prusiana. Además estaba demasiado viejo para participar en la guerra. En cambio, tomó su tela y representó las escenas de soldados en medio de la batalla, poniendo suma atención en el reglamento y otros detalles como sus trajes y la acción de su participación. Su propia experiencia militar anterior debe haber inspirado sus pinturas, puesto que en sus escenas militares da a las figuras un papel más prominente que en sus escenas Parisinas o en sus pinturas de paisaje. Él se identificó con estos soldados.

Galien Laloue siguió pintando hasta 1940, cuando se rompió el brazo con que sostenía el pincel. A pesar de su renuencia para integrarse con otros, sus pinturas ofrecen un registro del París de fines del siglo XIX y comienzos del XX, enfocado no tanto  en la relación entre sus ciudadanos, sino más bien sobre los aspectos arquitectónicos de la ciudad. Salió de París muchas veces para representar los paisajes de Normandía y el entorno de Barbizon, estableciendo su hogar durante un corto tiempo en Fontainebleau. Mientras sus escenas parisinas eran a menudo de otoño e invierno, prefirió ambientar los paisajes durante los meses más brillantes de primavera y verano. Murió en la casa de su hija en Chérence, donde ellos habían tomado  refugio a comienzos de la Segunda guerra mundial.