Ghiglia, Oscar

Italiano.................................................................................................................................Neo-Macchiaiolo

Livorno, 23 de agosto de 1876 - Florencia, 1945

Ghiglia provenía de una familia muy pobre de la Toscana, y vivió en la pobreza la mayor parte de su vida. Tras la muerte de su padre pasó su adolescencia trabajando a tiempo parcial por un salario bajo. Era autodidacta y empezó a pintar en su primera juventud, mientras hacía todo tipo de trabajos. 

Autorretrato de Oscar Ghiglia - 1920

Desde finales de los años 90 estudió en los talleres de Manaresi y Guglielmo Micheli, donde hizo amistades duraderas con Llewelyn Lloyd, Anthony De Witt y Amedeo Modigliani. Ghiglia fue capaz de superar sus orígenes humildes y realmente se convirtió en parte de la élite cultural de la Toscana. La prolífica correspondencia entre Ghiglia y Modìgliani en 1901, durante los viajes de éste a Capri y Venecia, dan testimonio de su estrecha amistad y el deseo mutuo de escapar de las restricciones de la escena cultural de Livorno.

Animado por Giovanni Fattori, en 1900 Ghiglia decidió matricularse en la Scuola Libera del Nudo. En 1901 debutó en la Exposición Internacional de Venecia con un autorretrato. Esto fue seguido por exposiciones en la "primaverile Fiorentina" (1903) y de nuevo en la Bienal (1903), donde impresionó a los críticos con el inquietante 'Ritratto'. En 1904 expuso en el Pabellón de la Secesión, en el Palazzo Corsini ganándose a la crítica y al público.

Los círculos de Florencia a principios de siglo fueron intelectualmente estimulantes y esto permitió a Ghiglia reunirse con el grupo de la revista "Leonardo", (Papini, Ojetti, Ardengo Soffici) y, a través de Costetti y Cimento, estudiar los temas simbolistas de Bocklin y Von Stuck con gran profundidad. Fue gracias a Soffici, que había regresado de París en 1903, que Ghiglia se interesó por los neo-tradicionalistas franceses como Vallotton, Vuillard y Denis, (a quienes ya había visto en las exposiciones de los artistas franceses en Venecia entre 1905 y 1907). Ellos influenciaron su estilo entre 1906 y 1911, con un color muy brillante, repartido en fondos simplificados definidos por contornos nítidos: "Donna che Scrive", 1908, "Camicia bianca", 1909, "La signora Ojetti al Piano", 1910. 

El formato y los temas recuerdan los pintores Macchiaioli pero el paisaje para él es de hecho una construcción racional. No es hasta este período que podría haber estado en contacto con la obra de Cézanne, con el que comparte el concepto de la pintura como objeto físico y el uso del color como constructor de la forma. En una carta a su amigo Natali, entonces en París, se burla de los "ismos" en favor de una atención a "lo real" y sugiere: "anda a ver a Cezanne: y te convencerás que el pasado, sí, es el futuro". El género que siempre será su favorito sigue siendo la naturaleza muerta. Empezó  a pintar bodegones alrededor de 1907, por lo tanto, antes de volver a ver a Cezanne. 

La reunión decisiva con Gustavo Sforni tuvo lugar en 1909. Él era un coleccionista de pinturas de Cézanne, Van Gogh, Degas, Utrillo y Fattori, un pintor por derecho propio y, durante muchos años, el patrono de Ghiglia. Fue a través de Sforni que Ghiglia pudo estudiar la obra de Cézanne en detalle y mezclar poco a poco la "macchia" toscana y la estructura pictórica geométrica de Cézanne: "Anfora e zucca", 1912-1913; "La sedia rossa", 1913; "Sforni e Ghiglia", 1914.

Con la Primera Bienal de Arte Romagnola celebrada en Faenza en 1908, Ghiglia prácticamente dejó de exponer y sólo empezó a exhibir regularmente de nuevo en la década de los 20. En 1914 se trasladó a Castiglioncello donde, si bien no abandonó la pintura del retrato (ejecutado principalmente en el siglo 20) se concentró cada vez más en los interiores y naturalezas muertas y experimentó con esa encantadora combinación de colores vivos: "Natura morta con violino, brocca e frutta", 1915, que le llevó a ser comparado con el artista sueco Carl Larsson.

Poco a poco, Ghiglia dio la espalda a los cánones tradicionales del arte y esta decisión, aunque no estropeó sus relaciones con los críticos, llevó a que hubo menos demanda de sus obras y tuvo graves problemas financieros.  Después de la Gran Guerra, en la que era demasiado viejo para participar, Ghiglia seguirá la pintura y la producción de muchas de sus obras maestras, aunque en un creciente aislamiento.  En 1920 participó en la exposición colectiva "Arte Italiana Contemporanea", organizada por Ugo Ojetti en la Galería Pesaro en Milán. En 1926 expuso en la histórica "Prima Mostra del Novecento italiano". 

A pesar de su permanente contacto con los intelectuales (su amistad con el polémico intelectual Ojetti se ha visto como una de las causas para ser ignorado por los historiadores del arte) se mantuvo alejado de la política y no se adhirió al fascismo. En realidad, nunca disfrutó de un éxito nacional y permaneció anclado al  patrocinio de amigos locales. La última parte de su vida la pasó cada vez más en la soledad para concentrarse en la pintura con tonos cada vez más sofisticados e íntimos. Su casa y todos los objetos que habían aparecido en sus pinturas se perdieron en un bombardeo en la Segunda Guerra Mundial.