Gimeno Arasa, Francesc

Español................................................................................................Impresionista

Tortosa, Tarragona, 4 de febrero de 1858  - Barcelona, Cataluña, 22 de noviembre de 1927

Comienza su formación artística en Tortosa, en el taller de Manuel Marqués, pintor y decorador español. Con el apoyo del litógrafo Francisco Tió se traslada a Madrid, donde ingresa en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando, convirtiéndose en discípulo del paisajista Carlos de Haes. En esa etapa realiza apuntes y acuarelas de la madrileña Casa de Campo. Luego recibe varios encargos de los hermanos Ramón y José Call, por lo que se traslada en 1887 a Torroella de Montgrí (Gerona) y en 1889 retorna a Barcelona. Sus obras fueron presentadas en varios certámenes locales y nacionales, obteniendo una mención honorífica en la Exposición Nacional de Barcelona de 1888, y en 1890 recibe el mismo galardón en la I General de Bellas Artes de la Ciudad Condal.

Frencesc Gimeno Arasa

En 1904 recibe mención honorífica en la Nacional de Bellas Artes de Madrid. Sus lienzos fueron presentados en las Galerías Dalmau, con el apoyo del pintor noucentista Ignacio Mallol y en la también barcelonesa Sala Parés.

Fue autor fecundo, con gran facilidad en el dibujo y colorido vivo y brillante, practicando diversos géneros, entre ellos el retrato, el cuadro de costumbres y escenas de género. Excelente paisajista y marinista, que además cultivó la figura con gran fuerza y personalidad.
Utilizó un lenguaje impresionista muy personal y su obra se caracteriza por el uso de elementos propios de los paisajistas mediterráneos, sin olvidar la tradición castiza, en los modelos, el cromatismo y la pincelada. Dentro de su producción artística, destacan sobretodo sus autorretratos, que lo sitúan en un lugar de honor en la historia del género, al lado de Rembrandt, Van Gogh y Munch.

Artista marcado por la pobreza, de carácter arisco, con escasas relaciones y apartado de los círculos artísticos de su tiempo, creó una obra de gran valor en un estilo realista propio, caracterizado por los trazos vastos y las texturas ásperas. Debido a su falta de recursos, Gimeno siempre pintó aquello que tenía más a mano: sus familiares, las calles por donde pasaba (incluídos los suburbios), unas gallinas, un bodegón casero, su propio rostro, etc. (por éso se decía, a menudo despectivamente, que sus telas hacían "olor de ajo y de arenque" o que eran "pintura de alpargata." Esta selección temática convierte su obra en una crónica social de las capas más desfavorecidas de Catalunya de principios del siglo XX- Josep Pla la llamaba "pintura proletaria"- En este sentido, Gimeno es la antítesis de Ramón Casas cronista de la burguesía barcelonesa.

Un tratamiento especial merecen los aproximadamente doscientos autoretratos de Gimeno. A diferencia de lo que pasa en Rembrandt, Van Gogh o Munch, los autoretratos gimenianos no presentan continuidad con el resto de obras del artista; se apartan con fuerza del resto de retratos y de los paisajes y constituyen una serie autónoma y dramática, a ratos sombría y a ratos llameante. En los autorretratos trasluce su vida interior y su contradictoria lucha personal.

Su hijo Martín Gimeno y Massaguer, fue pintor, escultor y crítico de arte. Nacido el año 1901, José, el último hijo del artista tortosino, también recibió la atención de sus pinceles, siguiendo esta peculiar serie de retratos de sus hijos que prolongó durante muchos años.

Hay obras de Francesc Gimeno, entre otros muchos lugares, en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (Barcelona), Museo Nacional del Prado de Madrid y Museo de Montserrat. Su obra no fue muy considerada en su momento, comenzando a reivindicarse en 1915, tras la exposición organizada de Ignacio Mallol en la galería Dalmau, que impresionó notablemente a crítica y público. En su obra pictórica muestra objetos y personas de la clase humilde; algunas de estas obras son: “El niño y el perro”, “Mujer leyendo”, “Madre e hija”, y “Rincón de la Costa Brava”,.además de marinas como “Marina de Bagur”  y “Tejados de Torroella”.