Giner Bueno, Luis

Español.........................................................................................................................Post-Impresionista

Godella, Valencia, abril de 1935

Giner Bueno nació en el pueblo costero valenciano de Godella, y recibió su pasión por la pintura de su padre, Luis Giner Valls, un distinguido pintor de paisajes. Su hermano Javier Giner Godella también es pintor. A la edad de doce años le regalaron a Luis Giner acuarelas y pinturas al óleo para que pudiera unirse a su padre y a los amigos del padre mientras pintaban. “Nunca se me ocurrió pasar mi tiempo haciendo otra cosa que pudiera distraer mi atención de la pintura,” dice Bueno. Se formó en la Academia de Bellas Artes y  Oficios de  San Carlos de Valencia estudiando dibujo y pintura con los profesores José Mayol y Vicente Gil. En 1952 y 1953 logra el Primer Premio de Óleo y Acuarela, viajando a París para proseguir su entrenamiento, becado por la Obra Sindical de Valencia.

Luis Giner Bueno

Aunque formalmente especializado, Bueno afirma que “La escuela donde realmente aprendí fue mi casa. Tantos de mis años de entrenamiento –un número considerable de ellos– los pasé  pintando y más importante aun, mirando pintar a otros.” Expone por primera vez en la sala “Lafuente de Valencia”, en Palma de Mallorca; más tarde, realiza exposiciones individuales en el Círculo de Bellas Artes de Valencia a partir de los años 60. Expone su obra en la Sala Llorens de Barcelona, y en la Galería Ingres de Madrid, de 1983 a1989. Expone así mismo en otras ciudades españolas y en Estados Unidos. Recibió numerosos premios, incluyendo el primer premio del Concurso Bienal de Pintura Moncada (Valencia) en 1956 y el premio de la Real Maestranza de Caballeria de Sevilla en 1968.

Luis Giner Bueno pintando en su taller

Hoy, todas las influencias de Giner Bueno rodean su estudio de Godella, situado en su casa mirando a un jardín. En sus pinturas intenta reflejar, dentro de la escuela Impresionista, la alegría de las playas, de las fiestas y de la vida de los pueblos en el interior de la Valencia árida y escabrosa… su pincelada es vibrante, nerviosa, temperamental, siempre impregnada con la escuela valenciana que define a los auténticos y verdaderos maestros como Sorolla, Pinazo o Navarro.

Las telas de Bueno presentan una maravillosa mirada a la vida costera española. Sus pinturas de plein-air reflejan una variedad de temas: pescadores de la clase trabajadora, pacíficas marinas y mujeres llevando vestidos tradicionales manteniendo una mirada atenta  sobre los niños en la playa o en el mercado.  Giner Bueno ha participado en más de 50 muestras a lo largo de Europa y regularmente en exposiciones en la Sala Llorens en Barcelona y en la Sala Ingres en Madrid, y sus pinturas han sido exhibidas en galerías españolas en Valencia, Castellon, Vitoria, Gijon y Gerona. Hoy, su trabajo también es expuesto en importantes galerías de Estados Unidos.

Giner Bueno es miembro de la Asociación Española de Pintores y Escultores de Madrid y del Círculo de Bellas Artes de Valencia. Sus obras también se encuentran en el Museo del Archivo Municipal de Valencia, la Real Maestranza de Caballería de Sevilla y en el Florida Museum of Hispanic and Latin American Art.

Se le considera continuador del “luminismo” de la escuela valenciana, construyendo un estilo abocetado y suelto a base de manchas de color y a veces gruesos empastes; realizando su pintura a plena luz, en la que en su temática, es frecuentemente la vida marinera, niños desnudos y personas que están al borde del mar, bien trabajando o en momentos de ocio, obras que contrasta en sus interiores con figuras, de un  sosegado lirismo.