Gonzalès, Eva Carola

Francesa...............................................................................................Impresionista

París, 19 de abril de 1849 - †París, 1 de mayo de 1883 

Eva Carola Jeanne Emmanuela Antoinette Gonzalès nació en Paris, hija del novelista de origen español Emmanuel Gonzalès y Marie Céline Ragut. Eva Gonzalès fue el producto de una educación cultivada y sofisticada entre la elite intelectual de París. Su padre fundó La Revue de France y fue designado posteriormente primer presidente honorario de La Société des Gens de Lettres. Su madre belga fue una dotada música. El hogar de los Gonzalès era un lugar de encuentro de escritores, críticos y artistas. Por Philippe Jourde, editor de Le Siècle, Eva conoció a Charles Chaplin (1825-91), un pintor académico de sociedad que desarrolló un programa para mujeres en su estudio y quien más tarde enseñaría a Mary Cassatt.

Retrato de Eva Gonzalès, por Edouard Manet

Eva comenzó con composiciones formales y paisajes, exponiendo en el Salón de 1870 como alumna de Chaplin una pintura realista inspirada en Manet que  tituló “El pequeño Soldado”. Eva había conocido a Edouard Manet un año antes y, pese a la oposición de su padre, se hizo primero su modelo y luego su alumna.

Retrato de Eva Gonzalès por Edouard Manet-1870

El "Retrato de Eva Gonzalès" pintado por Manet en 1870 muestra a la joven artista elegantemente vestida a la moda  y sentada ante un caballete donde se crea una naturaleza muerta con flores. Bajo la tutela de Manet, Gonzalès pronto adoptó un estilo realista caracterizado por  los brochazos amplios e interrumpidos de la pintura Impresionista.

Ella compartió la afición de los Impresionistas por temas contemporáneos y escenas íntimas. Miembros de su familia, sobre todo su hermana Jeanne, le sirvieron como modelos.

Gonzalès estuvo vinculada con Manet por el resto de su corta vida y fue recordada durante décadas como su modelo más que como una artista profesional por derecho propio. El Salón de 1874 le rechazó su cuadro "Un Loge au Théâtre des Italiens”; cuando este fue admitido en 1879, los críticos inmediatamente apuntaron a las comparaciones con Manet.

Los críticos realistas como Philippe Burty, Edmond Duranty y Emile Zola defendieron su trabajo. En 1879, Eva se casó con el pintor y grabador Henri-Charles Guérard.

Ella siempre prefirió los Salones oficiales sobre las exposiciones independientes organizadas por sus colegas Impresionistas. Su trabajo fue expuesto en la oficina de L'Art en 1882, el mismo año que “El Sombrerero”, uno de sus trabajos más famosos, fue expuesto en Le Cercle de la rue Volney. El año siguiente presentó una exposición en la Galerie Georges Petit, mostrando trabajos maduros que algunos críticos asimilaron con Degas. Eva murió después del parto de un hijo, a la edad de 34 años, y su viudo se casó con su hermana y modelo Jeanne.