Grabar, Igor Ėmmanuilovič

Austro-húngaro...............................................................................................Neo Impresionista

Budapest, 25 de marzo de 1871 - Moscú, 16 de mayo de 1960

Nació en Budapest, entonces Imperio Austrohúngaro, ahora Hungría. Sus padres y abuelos eran participantes activos del movimiento de liberación eslavo y fueron perseguidos por el gobierno. El pequeño muy rara vez veía a sus padres. En 1876 su padre tuvo que huir a Rusia; su esposa y el niño lo siguieron en 1880.

En 1882, después de graduarse en un gimnasio en el pueblo provinciano de Egorievsk, Grabar estudió en el Liceo de Moscú, donde, junto con los estudios académicos aprendió pintura, estudió arte, visitó galerías y exhibiciones y conoció artistas, patrocinadores de arte y críticos. Sus compañeros de clase y maestros en el Liceo le sirvieron como modelos para sus primeras pinturas; también era aficionado a los paisajes.

En 1889 entró en la Universidad de San Petersburgo, donde se especializó simultáneamente en dos materias: jurisprudencia y filología. Tenía que trabajar para ganarse la vida y lo hizo escribiendo cortas historias cómicas para revistas y dibujando ilustraciones.

En 1894, después de graduarse de la universidad, Grabar entró en la  Academia de Arte de San Petersburgo.

Retrato de Grabar por Philip Maliavin-1895

Durante el verano de 1895 fue al extranjero, visitando Berlín, París, Venecia, Florencia, Roma y Nápoles. En Italia se impresionó con los maestros del Alto Renacimiento, y en París por los trabajos de los Impresionistas y Post-impresionistas. Después de su viaje a París y su conocimiento del arte europeo contemporáneo, la educación seca, empírica de San Petersburgo ya no lo satisfizo.

Grabar se fue al extranjero. Pasó los años 1896 a 1901 en Munich, en la escuela de arte de Anton Azbè. Aunque este periodo de su trabajo se llama normalmente el periodo de Munich, él visitó París regularmente durante este tiempo, y los trabajos de artistas parisienses contemporáneos influyeron en su arte también. Por ejemplo “Dama junto al piano” (1899). “Dama con un perro. (1899).

A su regreso a Rusia en 1901, Grabar se concentró principalmente en paisajes y los pintó en su propia técnica Impresionista. Durante mucho tiempo pintó al aire libre. Algunos de sus trabajos más famosos pertenecen a este periodo, incluyendo “Nieve de septiembre” (1903), “Invierno. Nidos de corneja” (1904), “Día de febrero” (1904), “Nieve de marzo” (1904), “Crisantemos” (1905) y otros.

Entre los años 1910 y 1923 pintó muy poco. El artista era muy multifacético, aficionado a la arquitectura, a la historia del arte, trabajo en museos, preservación de lugares históricos. Planificó y emprendió la publicación de la primera Historia del Arte Ruso (1909-1916), gran parte de la cual escribió él mismo. También publicó monografías sobre Valentin Serov e Isaac Levitan.

Durante 12 años (1913-25), Grabar dirigió la Galería Tretyakov, la colección más grande de arte ruso en el mundo. En 1918 fueron organizadas por iniciativa suya los Talleres Centrales de Restauración. Grabar participaría en su trabajo hasta el fin de su vida. Muchas obras de arte se salvaron y se restauraron allí.

En 1924 volvió a pintar. En esta época estaba más interesado en el retrato. Las pinturas más conocidas del periodo 1924-1950 son “Retrato de Madre” (1924), “Svetlana” (1933), “Retrato de Hija” (1934), “Retrato de Hijo” (1935), “Autorretratos” (1934 y 1947).

En 1944 se hizo Director del Instituto de Investigación Científica de Historia del Arte, que encabezó hasta su muerte, ocurrida en Moscú el 16 de mayo de 1960.

Grabar fue reconocido como Artista del Pueblo de la Unión Soviética en 1956 por su trabajo en las áreas de pintura de retratos y de temas históricos revolucionarios. En 1941 le fue otorgado el Premio Stalin.