Grigorescu, Nicolae

Rumano...................................................................................................................Impresionista

Pitaru, Distrito de Dâmboviţa, 15 de mayo de 1838 - Câmpina, 21 de julio de 1907

Nicolae Grigorescu era el sexto hijo de Ion y Mariei Grigorescu. En 1845, cuando su padre muere, la familia se trasladó a Bucarest, en un barrio marginal en casa de unas tías. Después de un primer aprendizaje entre 1848 y 1850 en el estudio del pintor checo Anton Chladek, pintó iconos para iglesias y en el monasterio Băicoi Caldarusani. En 1856 realiza la composición histórica “Mihai scăpând stindardul”, la cual le permite solicitar ayuda financiera para los estudios al príncipe Barbu Ştirbei. En 1856-1957 realiza la pintura del monasterio Zamfira en el distrito de Prahova y hasta en 1861 realiza la pintura del monasterio Agapia. Gracias a la intervención de Mihail Kogălniceanu, que aprecia la calidad de sus pinturas, recibió una beca para estudiar en París.

Nicolae Grigorescu

En el otoño de 1861 se va a París donde entra en la Escuela de Bellas Artes y asiste a clases en el taller del pintor Sebastien Cornu, siendo compañero de Auguste Renoir. Consciente de sus propias lagunas en su formación artística, estudiará primero dibujo y composición.

Pero pronto abandona este taller y, atraído por los conceptos artísticos de la Escuela de Barbizon, se establece en esta localidad, perfeccionando su experiencia y educación de pintor asimilándose a artistas como Millet, Corot, Gustave Courbet y Théodore Rousseau. Influido por este medio artístico, Grigorescu tiene que ver con la adquisición de nuevas e innovadoras formas de expresión artística en la atmósfera de adoración por la pintura en “plein-air" que prepara el movimiento Impresionista.

Nicolae Grigorescu joven

En la "Exposición Universal" de París de 1867 participa con siete obras exhibidas posteriormente en el Salón de París de 1868, y desde 1870 participa en exposiciones de artistas vivos y organizadas por la ‘Sociedad de Amigos de las Bellas Artes'.

En 1873-1874 realizó viajes de estudio a Italia (Roma, Nápoles, Pompeya), Grecia y Viena. En 1877 es llamado a acompañar al ejército rumano como "pintor de primera línea", haciendo dibujos en los sitios de las batallas de Griviţa y Arroba, y bocetos que serán la base de las composiciones.

Desde 1879 hasta 1890, trabaja principalmente en Francia, en Bretaña en el hermoso pueblo de Vitré, y en su taller en París. Regresó a su casa en 1890 y se estableció en Campina, dedicándose principalmente a temas rústicos, en motivos de variaciones sin fin, pintó retratos de campesinos, con sus bueyes por los caminos polvorientos y mucho paisaje tradicional rumano. Abrió varias exposiciones individuales en el Ateneo Rumano entre 1891 y 1904.

En 1899 fue nombrado miembro honorario de la Academia Rumana. Murió en su casa de Câmpina, dejado su ultimo cuadro “Întoarcerea de la bâlci” sin acabar.

Es el primero de los fundadores de la pintura rumana moderna, seguido de Ion Andreescu y Ștefan Luchian. Nicolae Grigorescu se convirtió en un símbolo para la joven generación de artistas que, en las primeras décadas del siglo XX, trataron de identificarse y dar a conocer los valores de la espiritualidad rumana.