Harris, Samuel Hyde (Sam)

Inglés.....................................................................................................................................Impresionista, grabador

Brentford, Middlesex, 2 de febrero de 1889 - Alhambra, California, Estados Unidos, 30 de mayo de 1977

Nacido en una familia de clase obrera, Sam Hyde Harris era el hijo mayor de la segunda esposa de su padre. Ella murió cuando Sam tenía tres años y dejó a su padre con siete niños. Durante sus siguientes años de infancia, una influencia fuerte en el joven Sam fue un viejo e inválido artista que se hizo amigo del muchacho y animó su interés en el arte y la  pintura.

Samuel Hyde Harris

En 1904, cuando Sam Harris tenía 15 años, la familia entera emigró a los Estados Unidos y fue directamente a Los Angeles, área donde un pariente poseía una gran extensión de acres. Mientras su padre y los hermanos mayores empezaron un negocio de tejas y cubiertas, él siguió determinadamente su interés en el arte.

Siendo adolescente asistió a clases a la American Sign Language local y a la Cannon Art School bajo Hanson Puthuff, Will Foster, Lawrence Murphy, F.,. Tolles Chamberlin y Stanton MacDonald-Wright.  Para ganarse la vida siendo joven trabajó en una variedad de actividades de arte publicitario, en el futuro desarrolló un exitoso negocio de arte comercial, diseñando e imprimiendo anuncios y carteles para clientes tan prestigiosos como Van de Kamp’s Bakeries. En una distinguida carrera, fue bien conocido por su arte comercial hecho para clientes que incluyeron los ferrocarriles  Southern Pacific, Union Pacific y Sante Fe, vagones de pasajeros art déco aerodinámicos enfocados a través de un paisaje deslumbrante del oeste.

Sus posters, muchos de los cuales se conservan hoy en colecciones, son bello arte por sí mismos y demuestran característicamente la fuerte composición de Harris. El logotipo del muy conocido molino de viento que diseñó para Van de Kamp's Bakeries permanece como su símbolo de identidad corporativa.

En 1913, a la edad de 24 años, pasó seis meses en Europa, visitó su patria y estudió el arte del Viejo Mundo. Viajó y vio obras maestras que se encuentran en los grandes museos y galerías de Inglaterra, Holanda, Francia y Alemania. Se sintió sin duda profundamente impresionado por John Constable y Joseph Turner y su preocupación más tarde con la  luz y los efectos atmosféricos en paisajes nació con esas primeras impresiones. 

Samuel Hyde Harris pintando

De regreso en Los Angeles estudió y se hizo amigo de Hanson Puthuff, Edgar Payne y Jean Mannheim. La mayoría de sus pinturas fueron hechas en excursiones alrededor de San Gabriel Valley y el puerto de San Pedro. . Se unió y expuso con varias organizaciones de artistas, incluyendo el California Art Club, el San Gabriel Artists’ Guild, la San Gabriel Fine Arts Association, la Whittier Art Association y la Laguna Beach Art Association. Volvió a Los Angeles, donde se casó con Phoebe Mullholland, sobrina del ingeniero William Mulholland,  de una familia del Water District de Los Angeles. Tuvieron tres hijos, uno de los cuales también siguió una carrera en arte, Sam Hugh Harris of Carmel.

Durante muchos años enseñó en el Chouinard Art Institute y sus extraordinarios letreros y técnicas "how to" fueron incluidas en libros para los estudiantes de arte publicitario. A través de los años dirigió también clases de arte para organizaciones privadas de la comunidad, como el Ebell Club de Los Angeles, el Spectrum Club de Long Beach, el Friday Morning Club de Los Angeles y el Glendale Tuesday Afternoon Club.  Con el Businessmen's Art Institute de Los Angeles desarrolló una relación especial y dirigió las clases y las giras de pintura de fin de semana que los llevaron a áreas escénicas como Laguna Beach.

A la edad de 55 años Harris se divorció de su esposa Phoebe, después de 27 años de matrimonio. Se casó con Marion Dodge, una bibliotecaria de UCLA a quien conoció en una clase vespertina de arte.  En 1950 Harris compró el viejo estudio y casa de Jack Wilkinson Smith en Champion Place en Alhambra y vivió allí con su nueva esposa por el resto de su vida.  Este camino alineado de eucaliptos y pinos tenía una gran vista de los Montes San Gabriel  y ha conservado el apodo de Artists' Alley, también conocido como "Little Bohemia", "Greenwich Village" y el "Montmartre" del Sudoeste. El Alley atrajo a los notables artistas residentes Frank Tenney  Johnson,  Jack Wilkinson Smith, Eli Harvey, Clyde Forsythe y Florence Upson Young. Norman Rockwell, el antiguo compañero de estudios de Clyde Forsythe pasó a menudo los veranos visitando Artist's Alley. Fue pintado en los periódicos locales montando en su bicicleta en Alhambra y en la cercana Pasadena.

El puerto de San Pedro fue uno de sus lugares de pintura favoritos. Sus primeras pinturas (1920-40) muestran la influencia de su maestro y compañero de dibujo Hanson Puthuff y están bañadas en luz y efectos atmosféricos. Sus últimas pinturas son principalmente escenas del desierto hechas en viajes de esbozo con Jimmie Swinnerton, pintor de escenas del desierto,  y son más intrépidas, con una paleta de rojos, amarillos y verdes.  Empezó a pintar en el área alrededor de Palm Springs. El color de su paleta también cambió, como habían hecho muchos artistas en los años cuarenta. Debido a la guerra, muchos de los ricos colores que usó previamente –carmesí, naranja, azul y púrpura– eran prohibitivamente caros, y se volcó a los apropiados tonos de tierra del desierto. 

Sam Hyde Harris llevó una fascinante, vida compleja. A lo largo de su vida produjo en algunas partes entre 2500 y 3000 pinturas al óleo. Sam Hyde Harris ganó más de 100 premios en exhibiciones de California del sur desde 1936 hasta su muerte. Detestaba enormemente la noción de crear arte "para agradar al público". Sin embargo su arte obtuvo alabanza de la crítica, la admiración de sus pares y ganó muchos premios.

Otro aspecto de la carrera de Harris fue su importancia como profesor. Había empezado enseñando durante la Depresión los fines de mes, pero encontró tan gratificante la relación con sus estudiantes que esa enseñanza llegó a ser su principal ocupación en sus últimos años. Enseñó tanto privadamente como para muchas organizaciones comunitarias.  En los años setenta, un interés renovado y creciente en sus pinturas y las de otros antiguos artistas de California llevó a la organización de numerosas exposiciones. Estos artistas conservaron la belleza natural del paisaje del Sur de California en sus pinturas antes de que se perdiera con el desarrollo. También en 1976 Harris tuvo una muestra individual en la  San Gabriel Fine Arts Association y, en 1977, una muestra personal en Alhambra abrió sólo cuatro días antes de su muerte. 

Aunque Sam Harris no era natural de California, ni siquiera de Estados Unidos, sus pinturas permanecen como inspirador testimonio de una intimidad y una devoción hacia su tierra adoptiva. Un hombre de gran estatura --un metro ochenta y siete centímetros --frecuentemente fue descrito por aquéllos que lo conocieron como de una personalidad para equiparar esa estatura -"grande, vívido, irradiando calor magnético y fuerza”.