Hayet, Louis

Francés..............................................................................................................Neo-Impresionista, Puntillista, Escritor

Pontoise, 29 de agosto de 1864 - Cormeilles-en-Parisis, Val-d'Oise, 27 diciembre de 1940

Sus padres, Calixte Hayet y Leontine Dufour, eran muy pobres. En la escuela era tímido y reservado, pero se lo consideraba inteligente y talentoso. Su predisposición para la pintura apareció cuando tenía doce años. Entre 1877 y 1884 viajó por la carretera con su padre, vendedor ambulante. Fue principalmente autodidacta e inicialmente se ganó la vida como pintor-decorador itinerante. A partir de 1881 Louis Hayet, que descubrió los escritos de Eugène Chevreul, se interesó en la teoría de contraste de los colores. Amigo de la infancia de Lucien Pissarro, Hayet tiene la oportunidad de mostrar su trabajo a su padre Camille Pissarro en 1883.

Autorretrato de Louis Hayet

Hacia 1885 se une a los Pissarro, padre e hijo, que estaban en París. Entre 1883 y 1886, Louis Hayet produjo acuarelas tomando como motivos la campaña de Pontoise. El recuerdo de las ideas desarrolladas por el joven artista dio origen a la decisión de Pissarro de llevar con él, a principios de mayo 1886, a su hijo Lucien y a Hayet durante una visita al taller de Seurat para conocer “Un après-midi à l'Ile de la Grande Jatte”. Esta visita, una o dos semanas antes de la octava y última exposición Impresionista, fue decisiva. Sus pinturas puntillistas son de excelente calidad. Hizo su servicio militar en Versalles en septiembre de 1886, por lo tanto no pudo participar en el Salón de los Independientes en 1887.

Tumba de Louis Hayet en Cormeilles-en-Parisis

Dotado pintor de acuarelas, también experimentó con la técnica antigua de encáustico de cera, pintando sobre un algodón preparado que permitía filtrarse la luz a través de él. La superficie de la pintura de trabajos como "La Granja" retiene una frescura tonal vívida, mientras que el motivo de muchedumbres de campesinos agrupados ante el mercado agrícola de París revela una deuda a Pissarro. Durante la segunda mitad de los años 1880 se obsesionó con la noción de pasaje, el problema de las áreas de transición entre un objeto en el espacio y el campo vibrante que lo rodea. En un esfuerzo por resolver sistemáticamente todas las gradaciones tonales posibles cuando un color se yuxtapone con otro, produjo a fines de 1886 por lo menos ocho círculos cromáticos y quince  cartas de color como una guía en su pintura, los que dirigió a Pissarro para Guillaumin,  Zandomeneghi,  Seurat, Signac y Lucien.

Hayet se mudó a París en el otoño de 1887. Allí empezó a aplicar a sus pinturas las teorías de Chevreul. Se puso en marcha en el movimiento Neo-Impresionista, pero su deseo de influir en el aparato teórico y su carácter sombrío lo llevaron  a marginarse, y después a aislar, dejando su obra olvidada. Después de 1887 hizo pequeños formatos donde el toque Neo-Impresionista es turbulento y dinámico.

Colegio Louis Hayet en Cormeilles-en-Parisis

La técnica utilizada para la pintura “Fête foraine la nuit”, alrededor de 1888, arrojó una luz  particular sobre la interpretación expresionista de la división de tonos que estaba desarrollando al mismo tiempo Vincent Van Gogh.

Luego de la exposición de los Independientes en 1889 Hayet logra su rápida consagración ya que el año siguiente el grupo Les XX le invita a su Salón en Bruselas. En 1890, sin embargo, volvió a una forma más tradicional y Paul Signac eliminará cualquier mención de Louis Hayet en la segunda edición de "D’Eugène Delacroix au Néo-impressionisme" (el manifiesto del puntillismo). Después de la desaparición de Seurat en 1891, Louis Hayet se aísla y continúa la investigación sobre la integración de los colores desaturados, pero aún participa, entre 1894 y 1897, en ocho exposiciones en Le Barc de Boutteville.

Hayet dedicó el resto de su carrera a la investigación científica sobre los pigmentos o el color, sin dejar de pintar, por supuesto. Llegó a Cormeilles-en-Parisis (Val-d'Oise) en 1929 y pasó allí los últimos años de su vida. Un colegio en la ciudad de Cormeilles ha recibido por nombre el de este pintor.