Hornel, Edward Atkinson

Escocés................................................................................................................................................................................................Impresionista

Bacchus Marsh, Victoria, Australia, 11 de julio de 1864 - Kirkcudbright, Escocia, 30 de junio de 1933

Hijo de padres escoceses, nació en Australia, cuando formaba parte del imperio británico, y fue criado y vivió prácticamente toda su vida en Escocia después que su familia regresara a Kirkcudbright en 1866.

Nacida su vocación por la pintura, estudió durante tres años en la escuela de arte de Edimburgo y, durante dos años, en Amberes con el profesor Verlat.

Autorretrato de Edward Atkinson Hornel

En 1885 regresó a Escocia relacionándose con George Henry y asociándose, a través de él, a los Glasgow Boys. Expuso por primera vez en Glasgow, en 1890, cuando ya se le consideraba un miembro destacado de la Escuela de Glasgow. Hornel y Henry colaboraron en The Druids Bringing in the Mistletoe (1890), una procesión de sacerdotes druidas que traían el sagrado muérdago, precioso con policromía y oro. Los dos trabajaron uno al lado del otro para lograr un esplendor decorativo de color, y Hornel empleó audaz y libremente los efectos de textura producidos por la carga y el raspado, el desbaste, el alisado y la tinción.

Edward Atkinson Hornel y sus hermanas - Antes de 1909

En 1893, viajó a Japón en compañía de Henry, donde los dos artistas pasaron un año y medio y donde Hornel aprendió mucho sobre el diseño decorativo y el espaciado.. El viaje fue financiado por el filántropo William Burrel y por el marchand Alexander Reid. Hacia finales de los años noventa, sus colores, al tiempo que conservaban su brillo y riqueza, se volvieron más refinados y más atmosféricos, y su dibujo más naturalista, combinando el atractivo sensual con el significado emocional y poético. En 1901 rechazó la elección a la Royal Scottish Academy. Miembro del Glasgow Art Club, Hornel expuso en las exhibiciones anuales del club.

En 1901 adquirió Broughton House, una casa con jardín en Kirkcudbright, que fue su residencia principal durante el resto de su vida con su hermana Elizabeth. Allí hizo varias modificaciones a la casa y diseñó un jardín inspirándose en sus viajes a Japón. También hizo una adición de una galería para sus pinturas. Más adelante, en 1907, viajó a Ceilán y Australia; y a Birmania, en 1918. A su muerte, la casa y la biblioteca fueron donadas para el beneficio de los ciudadanos y Broughton House ahora es administrada por el National Trust for Scotland. Hay ejemplos de sus obras en los museos de Aberdeen, Buffalo, Bradford, St. Louis, Toronto, Montreal, Glasgow, Edimburgo, Leeds, Manchester, Hull, Bath y Liverpool.

En sus comienzos, mientras estudiaba en Amberes, sus pinturas tienen un estilo naturalista y de 'plenairismo'. Las influencias de los Glasgow boys y de James Guthrie, que experimentan con el modernismo, se evidencian en sus pinturas hechas en los inicios de 1890. Muy pronto, desarrolló un estilo decorativo en el que la riqueza del color se vuelve más refinado y sus obras se ven envueltas en un hálito poético. Hacia el final de su carrera, realizó una cantidad de pinturas en las que toda realidad parece ausente y en las que los niños y las figuras femeninas impresionan como incrustadas en las hojas y el follaje. Estos cuadros fueron muy populares en su tiempo, posiblemente, por su grado de sentimentalismo.