Jama, Matija

Esloveno................................................................................................Post Impresionista y teórico

Ljubljana, 4 de enero de 1872 - Ljubljana, 6 de abril de 1947

Jama nació in Ljubljana, donde asistió a la escuela primaria y a  la escuela primaria elemental.

Luego se trasladó con su familia a Zagreb, donde empezó a mostrar interés en la  pintura cuando estaba en la escuela primaria más avanzada. Después de la escuela de humanidades se matriculó en la facultad de leyes, pero en 1890 dejó sus estudios y se fue a Munich, donde se inscribió en una escuela de arte privada con el profesor Hollósy. Allí en una exposición conoció las obras de Claude Monet.

Matija Jama

Dos años después volvió a Ljubljana, donde se ganó la vida con sus dibujos. Durante este tiempo dibujó ilustraciones para el journal Dom en svet. Con el apoyo de la Dieta Provincial Carniolana, volvió a Munich en 1897, donde se matriculó en la escuela de arte de Anton Ažbe. El año siguiente se matriculó en la academia artística de Munich, pero no terminó sus estudios allí. Jama exhibió sus obras con otros pintores en la Primera exposición eslovena de arte en Ljubljana en 1900, en exhibiciones en Zagreb, en la 'triunfante' exhibición de la asociación de Sava en Viena en 1904, en Belgrado y en 1906 en Sofía.

Matija Jama - 1930s

En 1902 se casó con la pintora holandesa Luiza van Raders. En 1909 sus obras fueron incluidas en la exhibición en el Pabellón de Jakopic, donde también tuvo su primera exhibición sólo en 1923.

Jama vivió y trabajó en lugares diferentes a lo largo de Europa: Austria, Croacia, Alemania y los Países Bajos. Pintó en la región de Posotelje, cerca del Río Kolpa, en la región de Lika, pero también cerca de Munich, en Dürrensteinu en el Danubio, en Viena y en Belgrado. Después volvió a las Tierras Eslovenas, donde vivió durante un tiempo en Bled y en Volcj Potok. Desde 1915 a 1922 vivió en La Haya y finalmente se estableció en Rašica y luego en Ljubljana.

Además de las pinturas al óleo, Jama también dibujó planos para carteles e ilustraciones. Entre otros, ilustró las primeras ediciones de varios libros del famoso escritor modernista Ivan Cankar. Sus ídolos en su vida más adulta, cuando había “abandonado” superíodo secesionista, fueron los Impresionistas italianos y franceses, entre los cuales el más influyente fue Claude Monet. En sus inicios, Jama era esencialmente un pintor de paisajes. Incluso las ilustraciones y los retratos encargados que produjo al comienzo de su carrera artístico parecían fotos.

En su periodo final Jama trabajó junto con otros Impresionistas eslovenos, en particular con Rihard Jakopic, con quien trabajó en Donji Cemehovec y Kraljevec na Sutli. Fue en ese momento que Jama empezó a estudiar la luz y se convirtió en un verdadero Impresionista. En este último periodo de Impresionismo esloveno, pintó primero y sobre todo con acuarela, pero dejó esto alrededor de 1900 y se consagró a la pintura de óleo sobre tela. Produjo la mayoría de sus obras más conocidas con esta técnica,  que usó hasta e fin de su vida.

Junto con Rihard Jakopic, Ivan Grohar y Matej Sternen, es considerado entre los mejores representantes del Impresionismo en Eslovenia. Era el Impresionista más doctrinario entre los cuatro. Honró este estilo pintando y también lo discutió en sus escritos. Así fue el único que usó su pluma para luchar por la reputación y verdad de este movimiento.

Sello postal de Eslovenia, con la imagen de una pintura de Matija Jama - 2002

Jama creyó en el Impresionismo como una fase necesaria en el desarrollo del arte. En 1927 declaraba triunfalmente en su artículo "Sobre Impresionismo y Crítica": "La corriente de 'objetivos' expresionistas está aflojando; ellos están acercándose a los viejos clásicos establecidos y están imitándolos. 'Non sit alterius qui suus esse potest' (Que no sea de otro quien puede ser dueño de si mismo): el Impresionismo -el naturalismo subjetivo- todavía está presente, permanecerá y el legado de las futuras generaciones todavía construirá en él. La noción de 'Impresionismo derrotado' sólo ha enredado las mentes de unos imbéciles".

Pero como Jakopic, él estaba consciente de que el Impresionismo no podía existir por su propia causa, sino que en la historia de la pintura tenía una misión especial. Esto está demostrado por una de las últimas declaraciones de Jama en 1940, en la que dice: "El Impresionismo nació como una reacción por escrito y post-romántica. Nuestro método no puede ser el aspecto final, la forma final del Impresionismo. En el curso del desarrollo algo más debe provenir de él. Los Impresionistas asieron el problema del color pero abandonaron volumen y forma; éste es de hecho siempre sólo un fenómeno de transición y temporal, puesto que es imposible superar todos los problemas al mismo tiempo. La pintura Impresionista, también, debe ser como una imagen perfecta en todos los aspectos. Nosotros sólo hemos descubierto la luz y esto con gran dificultad. Yo recuerdo que fue para mí un verdadero descubrimiento ver que era posible pintar al óleo la luz vívida. Yo sólo veo la posibilidad de evolución futura en el Impresionismo. Lo que el Impresionismo ha descubierto en los campos de la luz y el color será la base para la pintura del futuro, pero desde este punto de partida, quién sabe qué fases diferentes de desarrollo son posibles".