Jarpa, Onofre

Chileno...........................................................................................Post Impresionista

Villa de Alhué, 12 de junio de 1849 - †Santiago, 15 de febrero de 1940

A los 15 años inició estudios artísticos bajo las lecciones de Salustio Carmona. En 1867 ingresó a la Academia de Bellas Artes donde fueron sus maestros Cicarelli y Kirchbach. Tuvo como compañero a Pedro Lira por quien sintió gran admiración. Jarpa sobresalió muy especialmente en el cultivo del paisaje, con una marcada afinidad al lirismo de Antonio Smith, el primer maestro del paisaje por quien se sintió tempranamente estimulado y cuyo taller frecuentó en los inicios de su carrera artística. En 1881 fue pensionado por el gobierno para continuar sus estudios en Europa.

Onofre Jarpa

En España tomó clases con Francisco Pradilla quien, fiel a la tónica dominante en España por esa época, cultivó el género histórico. En Italia frecuentó el taller de Marco Calderini, pintor paisajista piamontés. Durante los 91 años que vivió fue testigo de gran parte de las mutaciones más intensas de la historia del arte como el Impresionismo, fauvismo, cubismo y surrealismo sin embargo, sus obras las ejecutó con un estilo muy personal, manteniéndose vinculado con la tradición, con cierta tendencia hacia el Impresionismo. Ha sido considerado en muchas oportunidades como uno de los más grandes paisajistas nacionales, también se encuentran entre sus óleos naturalezas muertas, retratos y marinas.

En sus paisajes demostró verdadera capacidad creativa. Más tarde su obra se orientó hacia el mundo exterior desprovisto de resonancias afectivas, respetando la percepción natural de los objetos. Pasó de un estilo romántico a un naturalismo y después tomó algunos aspectos de la corriente impresionista al reconocer el valor de las texturas y de la mancha. Sin embargo, siempre mantuvo un estilo muy personal. En "Quebrada de Brasil" dejó al descubierto un paisaje misterioso y sugerente, cargado de reminiscencias románticas. "Palmas de Ocoa" formó parte del período realista del artista, su romanticismo quedó atrás, ya no buscó idealizar sentimentalmente el paisaje, sino encontrar sus valores poéticos en el estudio detallado de sus elementos.

La factura ganó en agilidad, el color se hizo más espontáneo y natural. Al visualizar la naturaleza utilizó el color en estrecha relación con la cualidad colorística  física del objeto real, aproximándose casi exclusivamente por el camino sensorial, por el estímulo que provoca en los sentidos la presencia del hecho natural, que domina y le impone al pintor sus propias cualidades de forma, color, densidad, peso y atmósfera. Supo captar el paisaje chileno con extraordinaria poesía como en el caso de "Paseo a la laguna de Aculeo" y en la antes mencionada "Palmas de Oca".

Recibió importantes premios a lo largo de su trayectoria artística, entre los que destacaron: segunda medalla en el Salón Oficial (1875); primera medalla del Salón Oficial (1877); segunda medalla en el Salón Oficial (1878); primera medalla del Salón Oficial (1886); premio de paisaje del Certamen Edwards del Salón Oficial y primera medalla del Salón Oficial (1888); premio de honor del Certamen Maturana del Salón Oficial, premio de honor del Salón Oficial y premio de paisaje del Certamen Edwards en el Salón Oficial (1893); premio de honor del Certamen Edwards en el Salón Oficial (1900); tercera medalla en la Exposición de Buffalo en Estados Unidos (1901); premio de honor en el Salón Oficial (1903); premio de paisaje Certamen Edwards en el Salón Oficial (1904); premio de honor Certamen Edwards en el Salón Oficial (1907); segunda medalla de plata Exposición Internacional de Buenos Aires y primera medalla de oro Exposición Internacional de Santiago (1910).

Hay que destacar también la fructífera labor como maestro que realizó a lo largo de su vida. Entre sus discípulos estuvieron Enrique Swimburn, Eugenio Guzmán, Manuel Aspillaga y otros.