Krūmiņš, Mārtiņš

Letón..................................................................................................................Neo Impresionista

Riga, 2 de marzo de 1900 - †Elizabeth, New Jersey, Estados Unidos, 1992  

Su padre poseía cabañas de arriendo a lo largo del Mar báltico y se dedicó a varios tipos de negocio. La familia no era adinerada y la vida era dura. Mārtiņš era un observador perspicaz y las imágenes que observó cuando niño -la costa, los muchos días nublados, norteños, los pescadores, sus barcos y trabajo-  influyeron en toda su vida y obra.  

Mārtiņš asistió a una escuela elemental tradicional en Riga y cuando estalló la Primera Guerra Mundial la familia se trasladó al pueblo provinciano de Valmiera para escapar del frente  que avanzaba. Cuando el frente avanzó de nuevo, Mārtiņš se fue a Valka en Letonia Nordeste y cuando las condiciones de vida se deterioraron de nuevo, Mārtiņš se trasladó a Irkutsk en Siberia a vivir con sus medio hermanas y sus maridos.

Mārtiņš Krūmiņš

Mārtiņš se graduó en la Escuela Comercial de Irkutsk, pero cuando el régimen comunista se acercó y estalló la guerra civil entre los Ejércitos Rojo y Blanco, se formó  un regimiento letón bajo la protección de las fuerzas aliadas en las que Mārtiņš ingresó. El regimiento recibió la orden de navegar a Letonia y esto llevó a una aventura importante para Mārtiņš; lugares exóticos, culturas diferentes, puertos en países diferentes: China, Corea, India, el canal de Suez, el Atlántico Norte y el Mediterráneo.

Mārtiņš Krūmiņš fue influenciado por el pintor emigrante ruso Sergei Vinogradov y estudió en su estudio de 1929 a 1935. En 1935 se matriculó en la Academia de Arte de Letonia y fue admitido en la clase maestra de pintura del paisaje de Vilhelms Purvitis. La ocupación soviética tuvo lugar en 1940-41 y los comunistas hicieron cambios en la dirección de la Academia; luego siguió la ocupación alemana en 1941 hasta 1945. En 1942 ganó el título de académico "artista-pintor" por su obra de diplomado "Purvciems".

Estudio de Arte de S. Vinogradova en Riga, Letonia, hacia 1934 - Krūmiņš está a la derecha con el tablero

En octubre  de 1944 Mārtiņš Kruminš tomó su rollo de telas y navegó desde Liepaja en Letonia a Danzig en Alemania con centenares de otros refugiados en la misma nave. Cuando el Tercer Reich se derrumbó, Mārtiņš Krūmiņš, como una persona desplazada, se estableció en un campamento de refugiados en Augsburgo. Éste fue el principio de sus años productivos como artista, a pesar de la pobre calidad y escasez de materiales de pintura que podían comprarse después de la guerra en Alemania. Mārtiņš fue bien reconocido por los críticos de arte alemanes por la razón simple de que era un artista distinto, diferente de los  Cezannistas, de los Expresionistas alemanes y franceses, surrealistas y adeptos de Fauvismo. Un crítico de arte alemán, H. Kellenbenz, puso al pintor letón entre los Impresionistas Occidentales con su muy personal y moderada paleta.

Varios años después, el crítico de arte del New York Times juzgó los mismos cuadros diferentemente; “Mārtiņš Kruminš cuyos paisajes invernales son expresionistas". Mārtiņš Krūmiņš tomó parte en exposiciones organizadas por la Organización Internacional de Refugiados en Amsterdam, La Haya y París y también enseñó en  la Universidad de Extensión Letona en Augsburgo. En 1950 navegó para los Estados Unidos.

Mārtiņš Krūmiņš en el campo de refugiados en Augsburgo

En 1950 llegó a Nueva York y empezó un proceso difícil de ajustarse a la vida en los Estados Unidos. No hablaba inglés y ahora tenía que asegurarse un trabajo para ganarse la vida y, por supuesto, continuó el mismo trabajo creativo. Comparado a la pobre calidad de los materiales artísticos disponibles en el campamento de refugiados, las telas y pinturas al óleo disponibles en los Estados Unidos lo ayudaron  en su trabajo tremendamente, como puede verse en sus mismas pinturas. Mārtiņš pasó los exámenes en dibujo arquitectónico y trabajó hasta su jubilación para una compañía en Elizabeth, New Jersey que, a propósito, tiene una colección de sus pinturas en su oficina principal en Pennsylvania.

Tuvo muchas exposiciones individuales de su trabajo a lo largo de los Estados Unidos, y también en Canadá, Suecia y Letonia. También tomó parte en muchas exposiciones colectivas con otros artistas letones. Algunas de éstas eran organizadas por la American-Latvian Association Culture Fund y también el New York Latvian Artists Group.  También era amigo de la Artista leto-americana Lucia Peka. Ambos vivieron en New Jersey.

Mārtiņš Krūmiņš fue parte de la Diaspora Letona, ciudadanos letones que produjeron arte fuera de Letonia durante la ocupación soviética. Como más de 200,000 ciudadanos letones murieron durante la Segunda Guerra Mundial y la ocupación Nazi, miles de letones huyeron del país para pertenecer a la Diaspora.