Lebacq, Georges-Émile

Belga......................................................................................................................Post-Impresionista

Jemappes, Mons, 26 de  septiembre de 1876 - Brujas, 4 de agosto de 1950

Comenzó a pintar en 1896, sobre todo retratos, cuando tenía 19 años (todas las pinturas, raras, de este período se encuentran en el Museo de Bellas Artes de Mons, Bélgica, BAM). Publicaba poemas al mismo tiempo en la joven revista de vanguardia "Le Coq Rouge", una revista Simbolista creada por Georges Eekhoud, escritor flamenco francés, Eugene Demolder, escritor, Louis Delattre, médico y autor belga, Hubert Krains, escritor y activista valón y Emile Verhaeren, poeta y escritor. Allí conoció a James Ensor, que firmaba algunos artículos y editoriales a tono con el sentido de la revista, Maurice Maeterlinck, Francis Nautet y Hubert Stiernet.

Autorretrato de Georges-Émile Lebacq - 1914

En 1899 participó en la creación de la revista "Le Thyrse" en Bruselas (el nombre de un atributo dionisiaco celebrado por Baudelaire en "Spleen de París"). Forma parte del consejo editorial con André Baillon, Emile Lejeune, Pol Stievenart, Leopold Rosy, Fernand Urbain y Charles Viane y escribe artículos sobre pintura y poesías. Una vez más se encuentra con el poeta Emile Verhaeren, el escritor Camille Lemonnier (que patrocinó Le Thyrse), Hubert Krains, Jules Destrée, escritor y político, y muchos otros. Publicó durante este período dos colecciones de poemas "Nuits subversives" en 1897, una serie de poemas en prosa al estilo hermético e "Irrésolvables" en 1899, una colección de novedades poéticas.

Después de dudar un tiempo entre una carrera como escritor y poeta y la de pintor, dejó Le Thyrse en 1907 para dedicarse por entero a la pintura. Entonces viajó con su esposa y sus hijos a Argelia, Italia, incluyendo Venecia, el Oriente Medio, y se estableció en Francia en Cagnes-sur-Mer, donde conoció al pintor de Cannes Louis Pastour (1876-1948) y se hace amigo suyo. Se quedó en la villa de las Orquídeas, no lejos del dominio de los Collettes, hermoso olivar que compraría Pierre-Auguste Renoir el 28 de junio de 1907 para salvarlo de la masacre. Pintó sobre todo en Francia, aunque a lo largo de su vida volvería, luego de cortos paseos por Bélgica, especialmente a Flandes para pintar. Una última vez después de la Segunda Guerra Mundial regresó a Brujas y allí terminaría su vida. Está enterrado en el cementerio de Wenduine en la costa flamenca.

Mientras que sus primeras obras (principalmente retratos) están impregnadas de clasicismo en el estilo de los pintores del siglo XIX, las obras del período 1907-1920 son decididamente  Impresionistas. Este es el caso de obras como  “Femme assise dans une allée”, 1918, (BAM de Mons), "Lumière d'été à Cagnes sur mer", circa 1918 (Coll. Privée) o "Le Repos en Terrasse" (Coll. Privée). Después de este período volverá a obras  post-impresionistas más clásicas.

Iniciada la Primera Guerra Mundial, en 1915, el pintor se alista como voluntario (con casi 40 años) en Calais. Luego, en 1917, es asignado al Estado Mayor en La Panne (Gran Cuartel General) como pintor del ejército en la famosa "Sección artística del ejército belga en campaña". Serán 26 artistas como Fernand Allard L'Olivier, Alfred Bastien, Léon Huygens, Armand Massonet y Pierre Paulus. Participó durante la guerra en la Exposición de Pintores del Frente belga (Suiza, 1917).

Sale de la guerra experimentado. A su regreso a Brujas, encuentra su taller saqueado, destruidos trece años de trabajo, sus pinturas, sus dibujos, sus grabados robados por los alemanes en 1915. Se encontraría su cuaderno de dibujo con 93 croquis y una pintura al óleo  en tarjeta postal en una subasta en Hamburgo en octubre de 2006. Se recuperó, sin embargo, para pintar con una nueva paleta y la ambición de convertirse en pintor de iglesia.

No es seguro que George Émile Lebacq fuera un pintor autodidacta. Este excelente realizador de retratos, pastelista, acuarelista,  sería en todo caso alumno de la Académie Julian en París en 1920, teniendo como maestros a los pintores Adolphe Dechenaud y Henri Royer. Mucho antes frecuentó el taller de Louis Reckelbus (1864-1958), su amigo, acuarelista dotado y grabador que llegaría a ser conservador del Groeningemuseum de Brujas.

Trabajando la acuarela, la sanguina, el pastel, el carboncillo ("Es el carboncillo el que me ha enseñado a pintar", decía siempre), se le deben obras como “Abandon”, por la que ganó el premio del jurado del Salón de Artistas Franceses de 1927, “Rue du Corbeau”, “Vieilles maisons à Furnes “ o aún “La Femme au miroir”. Expuso de hecho largo tiempo, antes de la última guerra, en el Salón de artistas franceses en el Grand Palais (París).

Georges-Émile Lebacq era amigo de Hubert Krains y de Hubert Stiernet, para quien ilustró algunos cuentos. En Francia frecuentaba a Denys Puech, escultor francés, director de la Villa Médicis desde 1921 hasta 1933 y elegido miembro de la Académie des Beaux-Arts en 1905 y al cantante de ópera Charles Panzera (1896-1976) con quien su hija, Henriette tomaba clases de canto. Le dedicó un vitral: "Portrait de Panzera".
Exposiciones durante su vida:

  • Exposition au Salon de l'Association des Beaux-Arts de Cannes - 1911
  • Exposition au Salon Triennal (Bruselas) - 1914
  • Exposition des œuvres du peintre Georges Émile Lebacq, Galerie du Journal (Paris) - 1923
  • Exposition au Salon des Artistes Français chaque année durant la période - 1920-1935
  • Exposition des œuvres du peintre Georges Émile Lebacq, Galerie d'art (Bruselas) - 1928