Lefebvre, Jules-Joseph

Francés.........................................................................................................NeoRealista, Impresionista

Tournan, 14 de marzo de 1836 - †París, 24 de febrero de 1911  

Aunque su padre era sólo un panadero, animó sin embargo a su hijo a dedicarse a la pintura, enviándolo a estudiar a París en 1852. Allí, Lefèbvre se hizo alumno de Léon Cogniet y un año más tarde comenzó a asistir  a la École des Beaux Arts. Su estreno en el Salón parisiense fue en 1855. Pasó entonces pocos años siguientes persiguiendo el codiciado de Prix de Rome (la principal competencia para pintores jóvenes, que le significarían cinco años de estudio en Roma y una reputación que casi le garantizaría una carrera exitosa). En 1859 estuvo cerca, quedando segundo. Dos años más tarde el cuadro histórico “La Muerte de Príamo” le otorgaría el primer lugar.

Jules-Joseph Lefebvre

Fue durante su permanencia en Roma que él encontraría su lugar artístico personal. Capaz de estudiar a los grandes maestros italianos, Lefèbvre fue fascinado por los pintores Manieristas, sobre todo Andrea del Sarto. Copió su trabajo con avidez y demostró la influencia de Andrea en su cuadro “Muchacho pintando una Máscara Trágica” (1863). Fue también durante este tiempo en que comenzó su interés por los desnudos femeninos, pintando el primero en 1863. Entre otros trabajos que hizo en Roma, envió el narrativo “La Caridad romana” al salón de 1864 y pintó “Cornelia,  Madre de los Gracos” en 1866. La última narrativa, sin embargo, fue mal recibida por los expertos, despertando una crítica aplastante. Aquel mismo año sus padres y una de sus hermanas murieron. Estos negativos acontecimientos, tanto en su vida personal como en la profesional lo sumieron en una severa depresión.

Salió de su depresión y volvió a París con un acercamiento diferente al arte y un cambio de interés en los temas. Al parecer llegó a desencantarse con el acercamiento formulista tradicional de la pintura, y en cambio se volvió hacia la interpretación más exacta de la vida. En 1868 expuso en el Salón un “Desnudo Reclinado”, que a diferencia de su significativo trabajo pasado, le permitió ganar muchos elogios. Dos años más tarde, su alegoría “Verdad”  (cuadro alegórico que figura en el Luxemburgo) se transformó en su primer gran éxito. Poco después del éxito de este desnudo,  fue hecho oficial en la Legión de Honor.

Jules-Joseph Lefebvre

Lo que siguió en las décadas por venir fueron variaciones sobre la “Verdad”. Sus muchos hermosos desnudos tomaron los papeles de “María Magdalena” (1876), “Pandora” (1877), “Diana” (1879), “Psiquis” (1883) y “Aurora” entre otros.

Sus desnudos se hicieron tan famosos, que su único rival fue considerado Bouguereau. Aunque a diferencia de las figuras de Bouguereau, Lefébvre usaba una mayor variedad de modelos, que pueden ser vistas en su trabajo. Esto no es sorprendente puesto que expuso setenta y dos retratos en el Salón parisiense desde 1855 hasta 1898. La mayorçia, desde luego, son de mujeres.

Entre los que posaron para él se incluye a su hija Yvonne, el Príncipe Imperial en 1874, y el novelista Alexandre Dumas (1869), quien también parece haber admirado sus desnudos, comprando una “Femme Nue” en 1892.

En los años 1870 se hizo profesor en la Academie Julien (un taller que entrenó a artistas mujeres así como hombres más de una década, antes de que también los admitieran en L'École des Beaux Arts). Allí, se dice, insistía a sus estudiantes en la precisión absoluta en el dibujo de la vida.

Allí se transformó en el profesor más admirado y buscado por expatriados estadounidenses, que iban a estudiar a París. Entre sus estudiantes americanos más famosos, están Childe Hassam, Frank Benson y Edmund Tarbell.

Después del éxito de “Verdad”, sus espaldarazos siguieron acumulándose. Habiendo ganado la aclamación cada vez más significativa en las Exposiciones Universales, terminó por ganar el Grand Prix en 1889. En 1891 fue hecho miembro de la Academie des Beaux Arts. En 1898, fue promovido a Comandante de la Legión de Honor. Lo que se admiraba entonces en la obra de Lefèbvre y se puede admirar hoy, es el realismo idealizado de sus figuras. Sus "mil criaturas adorables" son bellezas aún individualizadas.

En sus últimas obras, “Lady Godiva” (1890) y “Una hija de Eva” (1892), el estilo aparece un tanto modificado.

Entre muchos otros, fueron sus alumnos: Louis Abel-Truchet (1857-1918), Marcel André Baschet (1862-1941), Frank Weston Benson, Elizabeth Jane Gardner Bouguereau (1837-1922), Jean Cottenet (1912-1937), Kenyon Cox (1856-1919), Charles Courtney Curran, Frank Vincent Du Mond (1865-1951), Charles Julio Duvent (1867-1940), Edward Frederick Ertz (1862-1954), Rodolphe Fornerod (1877-1913), José David Greenbaum (1864-1940), Childe Hassam, George Hitchcock (1850-1913), Amédée Joullin ( 1862-1917), Fernand Khnopff ( 1858-1921), Willard Leroy Metcalf, Elizabeth Nourse (1860-1938), Roberto Reid (1862-1929) y Edmund Charles Tarbell (1862-1938).

N.B. Gran parte de la información sobre este pintor ha sido proporcionada por nuestra sobrina Patricia Gómez Le Bertre desde París, a quien agradecemos su valioso aporte.