Malanca, José Américo

Argentino.......................................................................................................................Post-Impresionista

Córdoba, 10 de diciembre de 1897 - Ángulos, La Rioja, 31 de julio de 1967

Nació en el barrio de San Vicente, Córdoba, Argentina en el seno de una familia de inmigrantes italianos. Sus padres fueron don Settimo Malanca de Alto Pascio, Provincia de Lucca y Angélica Morassut, de Udine.

Ingresa a la Academia Provincial de Bellas Artes en 1920, sus maestros fueron Emiliano Gómez Claro y Fernando Fader. En 1918 realiza su primera presentación junto a Antonio Pedone y Héctor Valazza en el desaparecido Salón “Fasce”; al año siguiente la Comisión Nacional de Bellas Artes adquiere uno de sus cuadros presentados en el Salón de Retiro.

José Américo Malanca

En 1922 gana la 3º medalla del Salón Nacional. En 1923 viaja a Europa con Francisco Vidal, Antonio Pedone y Héctor Valazza, ganadores de la Beca provincial y generosos partícipes con Malanca, del codiciado viaje. Permanece tres años en el extranjero y obtiene el primer premio en la Mostra Regionale Toscana. Se destaca, en 1925, su viaje a Zurich a ver la muestra retrospectiva de Giavonne Segantini que señalara una gran influencia en su pintura en la década del veinte. Desde Europa hace envíos al Salón Nacional anualmente y también, como estaba estipulado en la beca, al Museo Provincial Córdoba en formación, hoy Emilio Caraffa, que de esta manera acrecentaba su patrimonio artístico.

José A. Malanca pintando al aire libre

En 1926 regresa a Córdoba y expone en su ciudad natal, en Buenos Aires y en Rosario. Gana la beca Provincial y decide recorrer América. Entre 1927 y 1930 va a Bolivia, Perú, Estados Unidos, Panamá, Cuba, México y Chile. Expone en Nueva York y en Chile.

En 1930 conoce en Lima y se casa con la escritora peruana natural de Arequipa, Blanca del Prado. Al regresar a Córdoba presenta una muestra de su obra de tres años de viajes y experiencias. En 1931 gana un premio estímulo en el Salón Nacional. Entre 1932 y 1936 expone sus pinturas y poemas de su esposa Blanca del Prado, en Buenos Aires, , Córdoba, La Plata y Rosario.

En 1937 vuelve a Perú, donde pinta y expone con éxito. En 1939 se presenta en Buenos Aires y en Tucumán. Vuelve a Perú y pinta en Potosí. El Museo Emilio Caraffa de Córdoba adquiere uno de sus óleos.

Entre 1940 y 1943 exhibe sus trabajos en Córdoba y en Buenos Aires. El Museo Nacional de Bellas Artes y el Museo de La Boca adquieren obras de Malanca. En 1944 vuelve al Altiplano. Entre 1944 y 1950 realiza nuevas presentaciones en Buenos Aires, Rosario y Córdoba.

En 1951 es invitado a concurrir con sus obras al V Concurso del Premio Palanza entre diez pintores seleccionados por la Academia Nacional de Bellas Artes.  Entre 1954 y 1964 realiza numerosas exposiciones en diferentes ciudades argentinas. En 1965 viaja al Paraguay. En 1967 exhibe por última vez en Villa Carlos Paz. El 8 de junio sale rumbo a Catamarca y La Rioja en busca de su paisaje y fallece en el caserío riojano de Ángulos, en el silencio de un rancho criollo. Una plazoleta recuerda, en Córdoba, a este gran artista.

Con Vidal. Pedone y Aguilera, organiza el grupo de maestros-guías de una pléyade de pintores, dibujantes y grabadores  de honda raigambre en el ámbito ­nacional e internacional. Los motivos predilectos elegidos por Malanea son los serranos y la visión de las místicas ciudades coloniales del Altiplano.