Malharro, Martín A.

Argentino1 ....................................................................................................... Post-Impresionista 2

Azul, Buenos Aires, 5 de Agosto de 1865 - Buenos Aires, 17 de agosto de 1911

Su pasión por el arte y por la independencia le hizo abandonar temprano el hogar de sus padres y trasladarse a Buenos Aires, donde estudió dibujo y pintura en el Instituto de Bellas Artes y fue alumno de Francisco Romero. Se ganó la vida como litógrafo de obra, ejecutando rótulos comerciales, y luego como ilustrador de la crónica policial de los periódicos. Vivió algún tiempo en la estancia de José María Ramos Mejía, donde cultivó el arte del paisaje. Realizó algunos viajes al interior del país, conociendo las sierras de Córdoba y Tierra del Fuego. Fue colaborador gráfico del diario "La Nación" e ilustró un libro de Martiniano Leguizamón. Su primera producción pictórica fue admirada por el público en los Salones del Ateneo.

Martín A. Malharro

Con escasísimos recursos se trasladó a París a fines del siglo XIX y vivió allí, donde conoció y frecuentó a Pisarro, Sisley, Renoir y especialmente a Monet. Más tarde se le reunieron su esposa María Luisa y sus hijos María Amelia y Martín. Su vida en París es poco menos que desconocida. Se instaló en Montmartre, ganándose la vida con dibujos e ilustraciones, haciendo modelos de bonetería y modas. Estudió francés, inglés, italiano y alemán. Estuvo en Holanda y Bélgica. Acentuó su formación plástica. Esos 5 últimos años del siglo XIX fueron excepcionales para el arte de Francia. El impresionismo atrajo a Malharro desde el comienzo por su tendencia a la simplificación y al idealismo.

Se ganó el sustento como litógrafo mientras absorbía la lección del Impresionismo francés, que introdujo en la Argentina a su regreso, suscitando una honda conmoción pública al exponer sus nuevos cuadros luministas en 1902 en la Galería Witcom. Actuó como profesor de la Academia Nacional de Bellas Artes e inspector de dibujo de las escuelas primarias de la Capital. Publicó “El dibujo en la escuela primaria”, importante contribución a la reforma de los métodos empleados hasta entonces en esa materia.

Actuó como profesor de la Academia Nacional de Bellas Artes e inspector de dibujo de las escuelas primarias de la Capital. Publicó “El dibujo en la escuela primaria”, importante contribución a la reforma de los métodos empleados hasta entonces en esa materia. Su segunda exposición en Buenos Aires, abierta en 1908, suscitó renovadas polémicas y dio motivo para que pronunciara conferencias en defensa del arte moderno. Falleció en Buenos Aires el 17 de agosto de 1911, a la edad de 46 años, sin haber podido realizarse plenamente, pero luego de haber indicado nuevos y fecundos rumbos al arte argentino.

Su pintura, incomprendida en su época, se caracteriza por el juego luminoso intimista. Realizó óleos, pasteles y aguadas: El crucero La Argentina (1894), En plena naturaleza (1901, Museo Castagnino, Rosario), Las parvas (1911, Museo Nacional de Bellas Artes), Paisaje (1911, col. Simón Scheimberg, Buenos Aires).