Martin, Henri Jean-Guillaume

Francés................................................................................... ................................Neo-Impresionista, Puntillista

Toulouse, 1860 - †La Bastide-du-Vert, 1943

Hijo de un carpintero, estudió arte formalmente bajo Jules Garipuy en la Ecole des Beaux Arts de Toulouse; mientras estaba allí, estudió también con Delacroix. Después de trasladarse a París en 1879, trabajó y estudió en el estudio de Jean-Paul Laurens gracias a una beca que se le concedió. En 1883, a la edad de 23 años, le concedieron su primera medalla en el Salón parisiense. En 1885, Martin ganó un viaje a Italia, un viaje que debía tener un efecto profundo sobre su desarrollo artístico.

Henri Jean-Guillaume Martin

Hasta este período él había adoptado una técnica clásica, fría y correcta, pero la luz italiana y su estudio de maestros como Giotto y Masaccio le dieron una perspectiva nueva.

La primera exposición de Martin en el Salón parisiense fue en 1886. Le concedieron una beca que lo llevó a Italia, y fue mientras viajaba por este país que descubrió un estilo que implica una técnica de pequeñas pinceladas que dividen el plano de la pintura en una multitud de golpes pequeños y sumamente visibles. En muchos sentidos, la técnica es evocadora de la de Georges Seurat: Algunos críticos ven a Martin como absorbiendo el radical estilo de pintura de los Impresionistas y post-impresionistas, aunque usando aquellos estilos para crear pinturas sumamente convencionales.

Bajo la influencia de los Neo-impresionistas, Martin usó la técnica Divisionista para dar una calidad etérea a su trabajo; abandonó el estilo académico de sus trabajos más tempranos y en 1889 sometió al Salón una tela que era totalmente Puntillista. Durante la siguiente década, todavía impresionado por el trabajo de los Simbolistas, Martin pobló sus paisajes con criaturas brillantes y musas flotantes. Pubis de Chavannes dijo de él: “Este sera mi heredero, él me continuará”. Sin embargo, desde 1900, Martin parece haberse separado de los Simbolismos y ha permitido que su admiración por los Impresionistas influya en su trabajo en mayor grado.

De carácter tímido, tranquilo, Henri Martin permaneció independiente, rechazando contratos de muchos exitosos distribuidores Parisinos.  Descubrió que no deseaba vivir más en París, y, al cambio de siglo pinta casi exclusivamente en el campo alrededor de su casa, Marquayrol cerca de Labastide du Vert en el Valle Lot. Su pintura  cambió muy poco de este tiempo en adelante -había encontrado un estilo con el que se sentía cómodo; estas telas, a menudo grandes, coloridas y llenas de la luz,  se consideran ampliamente como sus trabajos más acertados.

Martin expuso en todos los lugares principales de los pintores Simbolistas: el primer Salón de la Rose Croix en 1892; la exposición Secesionista de Munich de 1893, La Libre Esthetique en Bruselas en 1896 y la exposición Secesionista de Viena de 1898

Recibió la medalla de oro en el Salón en 1889, y se hizo miembro de la Legión de Honor. Había pintado unos cuadros excepcionalmente grandes para los Neo-impresionistas y había ganado la gran aclamación cuando los expuso en una muestra personal en la Galería Mancini en 1895. En la Exposición universal en 1900, ganó el Grand Prix. Le encargaron pintar algunos murales importantes para el ayuntamiento en París en 1895 y para el Congreso en Toulouse en 1903/1906. Trabó amistad con Rodin durante aquel período.
Vivió la mayor parte de su vida en Marquairol, cerca de Bastide-du-Vert, donde murió en 1943.

Martin fue un pintor cuyos temas tienden a ser representación de idealizados personajes y acontecimientos históricos bien recibidos en el Salón parisiense, pero tratados con un estilo post-impresionista que era bastante ajeno a los salones de entonces.