Mednyánszky, László

Eslovaco.................................................................................................................................Post-Impresionista

Beckó, Reino de Hungría, 23 de abril de 1852  - Viena, Austria, 17 de abril de 1919

Su nombre completo era Ladislaus Josephus Balthasar Eustachius Mednyánszky.  

Mednyánszky nació en Beckov, Reino de Hungría  (ahora  Beckov en Eslovaquia), hijo de Eduard Mednyánszky y María Anna Mednyánszky, (nacida Szirmay) ambos de familias de terratenientes. Provenía de una noble familia húngara. Algunos dicen que era de origen eslovaco, sin embargo, según otros, nació en una familia húngara con antepasados polacos y húngaros. Una de sus abuelas, Eleonora Richer, era de origen francés.  

László Mednyánszky

La familia de Mednyánszky se instaló en 1861 en el castillo de su abuelo, Baltazár Szirmay, en Nagyor (Strážky), cerca de Szepesbéla (Spišská Belá) en Eslovaquia nor-oriental. Éste sería el escenario para muchas de sus obras. Mednyánszky conoció al artista austriaco Thomas Ender en 1863,  cuando este visitó el castillo de Strážky. Ender mostró interés por los esfuerzos tempranos de Mednyánszky para dibujar, prestando su ayuda para mejorar las habilidades del niño.

Mednyánszky asistió a una escuela primaria en Késmárk (Kežmarok), cerca de su casa, luego asistió a la Akademie der Bildenden Künste (Academia de Bellas Artes) en Munich en 1872 y 1873. Su trabajo llamó la atención de los conocedores muy tempranamente, cuando Mednyánszky tenía poco más de veinte años. Descontento en Munich, se trasladó a Paris para asistir a la École des Beaux-Arts. Después de la muerte de su profesor, Isidore Pils, en 1875, Mednyánszky dejó la École y empezó a practicar en Montmartre en forma independiente.

László Mednyánszky

Durante su vida viajó por toda Europa, pero volviendo siempre al castillo de su familia en Strážky, en el noreste de Eslovaquia, donde se encontraba su único estudio permanente. Mednyánszky volvió a Strážky después de 1877 para continuar pintando, y en  seguida viajó ampliamente por Europa, entre sus residencias de la infancia en Hungría Superior y Budapest, Viena, París y  más allá. Mednyánszky visitó la colonia de artistas de Szolnok en el otoño de 1877 e Italia en 1878. Su madre murió en 1883, después de lo cual vivió en aislamiento en Nagyor. Volvió a Nagyor en 1887 para ayudar en el tratamiento de un brote de cólera, pero pronto cayó él enfermo, con neumonía. Pasó mucho tiempo en París entre 1889 y 1892 y volvió regularmente a Strážky hasta 1900. Su padre, Eduard, murió en 1895. Mednyánszky tuvo su única exposición sólo en la Galerie  Georges Petit en París en 1897. Durante los años 1905 a 1911  vivió en Budapest, después se mudó a Viena.

Cuando  estalló la Primera Guerra Mundial en 1914, Mednyánszky estaba de nuevo en Budapest. Trabajó como corresponsal de guerra en las fronteras Austro-húngaras en Galicia, Serbia y el Tirol del sur. En la primavera de 1918 volvió a Strážky para recuperarse de las heridas de guerra. Después de pasar algún tiempo trabajando en Budapest, Mednyánszky murió a causa de su mala salud durante la primavera de 1919, en Viena.

Tumba de László Mednyánszky en el cementerio Kerepesi, Budapest

Las obras de Mednyánszky estaban principalmente en la tradición Impresionista, con influencias del Simbolismo y del Art Nouveau. Sus trabajos pintan escenas de paisaje de la naturaleza, el tiempo y personas pobres cotidianas, como campesinos y obreros. La región de su nacimiento, parte nor-oriental del reino de Hungría), parte de Austria-Hungría (hoy Eslovaquia) fue el lugar y tema de muchas de sus pinturas;  escenas de los montes Cárpatos y las llanuras húngaras son numerosas. También pintó retratos de sus amigos y familia, e imágenes de soldados durante la Primera Guerra Mundial, mientras trabajaba como corresponsal de guerra.

Sus obras se exhiben actualmente en la Galería Nacional Eslovaca en Bratislava y en el castillo Strážky, que fue donado por su sobrina Margita Czóbel en 1972. Muchas de sus pinturas se despliegan  también en la Galería Nacional Húngara en Budapest.. Un gran número de sus obras fue destruido durante la Segunda Guerra Mundial.

Mednyánszky, el pintor-filósofo, es una de las figuras más enigmáticas en la historia del arte húngaro y eslovaco. A pesar de su origen aristocrático, pasó la mayor parte de su vida moviéndose alrededor de Europa trabajando como artista. Mednyánszky pasó periodos considerables en aislamiento, pero se mezcló con personas de la sociedad -en la aristocracia, mundo del arte, campesinado y ejército- muchos de los cuales se volvieron temas de sus pinturas. Sus obras más importantes representan escenas de la naturaleza y de personas pobres trabajando, particularmente de su región natal en el reino de Hungría. También es conocido como pintor de paisajes eslovacos (Hungría Superior) y de gente eslovaca del pueblo.