Morisot, Berthe-Marie-Pauline

Francesa.................................................................................................................................Impresionista

Bourges (Cher), 14 de enero de 1841 - †París, 2 de marzo de 1896

Tercera hija de Edme Tiburce Morisot y Marie-Joséphine Cornélie Thomas, originaria de Toulouse; su padre, hijo de un arquitecto famoso, es el prefecto de Cher y estudió en la Escuela de Bellas Artes, visitando Italia y Grecia.

Morisot tuvo un pedigrí artístico y credenciales impecables: Estudió con Corot, Oudinot, Daubigny, Daumier y Aimée Millet; se casó con Eugène Manet, hermano menor de Edouard y era nieta del gran pintor Fragonard. Las hermanas mayores de Berthe se llamaban Yves y Edma; su hermano Tiburce nace en 1848. Por su institutriz inglesa Louisa, Berthe desarrolla un amor por la literatura inglesa, sobre todo Shakespeare. En 1848 su padre se hace prefecto de Haute Vienne, pero pronto renuncia a su cargo tras la Revolución y en 1849 asume como prefecto de Calvados.

Berthe-Marie-Pauline Morisot

Entre 1852 y 1855 su padre es prefecto de L'Ille-et-Vilaine. La familia se mueve permanentemente a París y viven en la rue des Moulins (ahora calle Scheffer) en Passy, un suburbio occidental de París. Morisot y su hermana mayor recibieron lecciones de dibujo como regalo de cumpleaños de su padre en 1857. El año siguiente ella y su hermana Edma estudiaron bajo Joseph-Benoit Guichard, un alumno de Ingres y Delacroix, y se inscribieron como copistas en el Louvre. Aunque entonces las escuelas oficiales de arte estuvieran cerradas para las mujeres, privadamente Berthe y Edma recibieron una educación de arte excepcionalmente seria. Las hermanas Morisot   conocieron a Corot en 1861 y comenzaron a pintar al aire libre en Pontoise, en Normandía y en Bretaña. Morisot expuso en el Salón oficial desde 1864 hasta 1868, recibiendo favorables críticas. A comienzos de 1868, Henri Fantin-Latour la presentó a Edouard Manet, para quien ella posó para algunos de sus cuadros, como "En el Balcón".

Berthe Morisot con pincel

Berthe Morisot estuvo en el corazón del círculo de los artistas que iniciaron el Impresionismo y fue considerada la quintaesencia del Impresionismo por críticos contemporáneos tales como Paul Mantz y Théodore Duret. Morisot expuso en siete de sus ocho exposiciones, omitiendo sólo el espectáculo 1879, debido a una enfermedad después del nacimiento de su hija Julia.

Ella estuvo directamente implicada en la organización de estas muestras y promovió la agenda estética y política del grupo. Su trabajo fue manejado por el promotor Impresionista Paul Durand-Ruel y su casa era un lugar de reunión de intelectuales y artistas como Stéphane Mallarmé, Manet, Monet, Degas, Renoir, Fantin-Latour, Puvis de Chavannes y Mary Cassatt. Sólo ella y Monet adhirieron al Impresionismo a través de toda su carrera.

Forjó un estilo Impresionista caracterizado por la delicadeza y sutileza. Trabajó tanto la pintura al óleo como la acuarela, realizando paisajes y escenas de mujeres con niños. Entre su obra destaca “Madame Pontillon sentada en la hierba” (1873, Museo de Arte de Cleveland) y “El espejo de vestir” (1876, Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid).  Fue enterrada en el sepulcro de los Manet en Passy.

Poco después de la muerte de Berthe Morisot, Camille Pizarro escribió a su hijo Lucien: “No te puedes imaginar cuan sorprendidos estamos todos nosotros y cuan conmovidos también, por la desaparición de esta distinguida mujer, quien tuvo un talento femenino tan espléndido y quien proporcionó honor a nuestro grupo Impresionista que desaparece - como todas las cosas. ¡Pobre Mme. Morisot, el público apenas la conoce!”.