Normand, Raymond

Francés...................................................................................................................................Post-Impresionista

Auby, Nord, 14 de noviembre de 1919 - Aix-en-Provence, 12 de marzo de 2000

Nació en Auby, un pequeño pueblo industrial localizado no lejos de Douai, el mismo día en que Claude Monet cumplía 79 años. Fue el segundo hijo de María Duhem y Just Normand, que ya tenían una hija, Jeanne, cinco años mayor que él. Su padre había sido minero hasta que regresó mutilado de la Primera Guerra Mundial. Todavía se las arreglaba para trabajar como electricista. Raymond pasó sus primeros diez años en Flers-en-Escrebieux, viviendo en el campo en contacto con la naturaleza, campesinos y animales domésticos.

Raymond Normand

Desde sus primeros años había mostrado una pasión devoradora por dibujar y pintar. Sus maestros le compraban lápices de colores y papel de dibujo para que pudiera dar rienda suelta a su joven talento. De regreso en Auby, asistió a la escuela secundaria y a la Escuela de Arte en Douai. Sin embargo, en 1934, con apenas quince años de edad, se vio obligado a interrumpir sus estudios debido a una seria enfermedad a los huesos, una osteomielitis que lo mantuvo postrado en cama durante dos años. Aunque había sufrido varias cirugías, tuvo que hacer frente a las consecuencias por el resto de su vida. Después de recuperarse, él renuncia a continuar su educación en la escuela secundaria para continuar su formación artística en las Bellas Artes de Douai. A continuación, obtiene la medalla de oro en una exposición en Lille.

Raymond Normand con sus padres y hermana - h. 1922

Debido a la salud de su hijo, sus padres decidieron llevarlo al Sur de Francia. Se establecieron en Marsella en 1937, y allí, hasta 1941, Raymond asistió a clases de escultura y dibujo en la Escuela de Arte. Durante ese periodo fue condiscípulo del famoso escultor francés César (César Baldaccini), con quien permaneció en contacto durante muchos años, a pesar de las diferentes direcciones en las que su arte evolucionó.
En 1943 lo enviaron a Alemania para cumplir el Servicio de Trabajo Obligatorio. Debido a su problema de la pierna, se le asignó un trabajo en oficina. Después de su retorno a Francia trabajó para granjeros y cuidaba manadas de cabras en Lambesc, cerca de Salon-de-Provence. En ese momento su familia estaba viviendo en Grans. Fue durante este periodo que descubrió la belleza natural de la Provence, tal como Vincent Van Gogh había hecho en Arles. Esta parte del sur de Francia era tan diferente de la región llana y apagada donde Raymond había pasado su niñez. Siguiendo en los pasos de los Impresionistas, aumentó su avidez por capturar en las telas la luz vibrante y los colores que deslumbraron al ambicioso pintor del Norte por el resto de su vida.

En 1950 Raymond Normand se estableció en Ventabren, no lejos de Aix-en-Provence, en el área llamada el "Trou du Loup" (Agujero de Lobo), al fondo del pueblo, en una pequeña casa aislada entre pinos y olivos. Consagró el resto de sus años a su arte, mientras vivía en este pacífico retiro con sus padres, gatos y cabras.

Raymond Normand anciano

En los años 60, bajo la presión de sus amigos, expone a veces   en su pueblo adoptivo, en Amis des Arts o en el Syndicat d'Initiative de Aix-en-Provence, en tiendas de antigüedades y galerías de arte de Marsella, en el Luberon, en el Var, etc. Las críticas son siempre elogiosas, sin ningún tipo de adulación o espíritu de conveniencia. Muchos artistas y amantes del arte le manifiestan su admiración: el escultor César, los padres del pintor provenzal Joseph Ravaisou, el historiador y coleccionista de fotografías Michel F. Braive, el pintor estadounidense James N. Rosenberg. Pero el hombre sigue siendo modesto a pesar de su gran talento. Especialmente se niega a cualquier cosa que pueda forzar el éxito.
Normand es principalmente un pintor de paisajes cuya gama amplia de colores pinta la luz vibrante y la vida de una nueva naturaleza, según pasan las horas del día y las estaciones del año. Los temas de sus pinturas al óleo con espátula o brocha, de sus pasteles de óleo secos y suaves, de sus trabajos con plumilla y tinta china y de su serie de acuarelas del campo de Lambesc o Grans y los bancos del Río Touloubre al pueblo de Ventabren y sus alrededores y los bancos del río  Arc. Aparte de los autorretratos, pintó también a su madre, padre, familia, amigos y animales domésticos, así como grandes escenas pastorales con personajes irreales y a veces unas pocas caricaturas.

Realmente adquirió un poco de fama, aunque, viviendo lejos del mercado del arte, no intentó hacerse famoso. No sólo sus amigos sino también muchos coleccionistas de arte de Francia y del extranjero fueron a visitar el "Trou du Loup".

Luego de su muerte en Aix-en-Provence, la alcaldía de Ventabren, donde fue enterrado, ha heredado sus propiedades y obras.