O'Meara, Francis Joseph

Irlandés............................................................................. ...............................................Impresionista

Carlow, 30 de marzo de 1853 - Carlow, 15 de octubre de 1888

Francis Joseph O'Meara, conocido como Frank O'Meara  era hijo del doctor Thomas O'Meara cuya familia residió en 37 Dublin Street en el centro de Carlow. Uno de sus antepasados, Barry O'Meara, era el médico de Napoleón Bonaparte en la isla de Santa. Helena, donde este estuvo prisionero. Nació el mismo día que Vincent Van Gogh. Se piensa que habría sido educado en Knockbeg College, un colegio Diocesano cerca del pueblo de Carlow. En lugar de seguir la carrera de medicina, Frank O'Meara optó por desarrollar su interés y talento en el arte.

Retrato de Frank O'Meara por John Singer Sargent - 1875

No se ha establecido si estudió arte en Dublín, quizás en la Escuela Metropolitana de Arte,  después conocida como College of Art and Design o si recibió lecciones privadas, pero en su última adolescencia empezó haciendo dibujos de paisajes locales.

Casa natal de Frank O'Meara en 37 Dublin Street, Carlow

Alrededor de 1872, el joven artista viajó a Paris donde estudiaría bajo el pintor francés Carolus Duran. Fue uno de alrededor de veinticinco jóvenes que estudiaban allí en ese momento. Duran no cobraba ninguna cuota pero multaba a los estudiantes que se negaban a hablar francés. Uno de sus compañeros de  estudios era John Singer Sargent., quien pintó un retrato de Frank O'Meara en 1875, cuando el propio Sargent tenía sólo diecinueve años de edad y su modelo veintidós.

Los estudiantes contemporáneos de O'Meara viajaban a Barbizon, un pueblo situado aproximadamente a 50 millas al sur de París.  En 1875 O'Meara visitó primero las colonias de artistas de Barbizon y Grez-sur-Loing, en el borde del Bosque de Fontainebleau. Volviendo a visitar Grez cada verano, decidió establecerse en el pueblo, llegando a ser una de las más coloridas figuras bohemias allí. O'Meara fue una figura central en el círculo de William Stott de Oldham, Carl Larsson (de Suecia), y John Lavery, que estaban absorbiendo las influencias del naturalismo francés e introduciéndolas después en sus propios países. Se estableció en Grez-sur-Loing, cerca de Fontainebleau desde 1875 a 1888, y la mayoría de sus cuadros fueron pintados allí, donde se hizo amigo de Robert Louis Stevenson.

Tumba de Frank O'Meara en el cementerio de Bennekerry

O'Meara parece haber exhibido sólo una vez en Irlanda durante su vida, en la Royal Hibernian Academy en 1879, pero mostró obras en el Salón de París ese mismo año y en 1882, en Londres, Liverpool y en el Royal Glasgow Institute en varias ocasiones. Sus cuadros hicieron allí un fuerte impacto, y se decía que fue influyente en el desarrollo de la Escuela de Glasgow. O'Meara pasó el invierno de 1887-88 en Etaples, en la costa Oriental Norte de Francia. De su serie de telas ribereñas con mujeres, a veces muchachas jóvenes, a veces campesinos más viejos, a la orilla del agua, un cuadro está en el Museo Ulster de Belfast, y cinco en la Hugh Senda Galería de Arte Moderno, Dublín, incluyendo su obra maestra "Towards Night and Winter". El cuadro "Molino viejo en Grez" es raro en la obra de O'Meara, como un paisaje en que faltan figuras humanas. O'Meara es más conocido por su serie de paisajes franceses, con mujeres de pie al borde del río.

Frank O'Meara volvió a Carlow en la primavera de 1888. Estaba padeciendo malaria, que había tenido durante aproximadamente siete años. Murió en la casa familiar con su padre presente, cuando sólo tenía 35 años. Fue enterrado en el cementerio familiar en Bennekerry cerca del pueblo de Carlow.

Aunque su colección es pequeña, es realmente aclamada, y fácilmente reconocible por su "ánimo melancólico, otoñal, su sentimiento  'poético'  y su uso de colores mortecinos pero armoniosos". Cinco de sus obras cuelgan en la Hugh Lane Gallery of Modern Art, en Dublin. Otro puede verse en el Ulster Museum, Belfast. O'Meara aunque pertenece al grupo que trabajó en Grez-sur-Loing, tenía no obstante cualidades que eran particularmente propias y que distinguen sus pinturas de las obras de sus contemporáneos, Lavery y Stott. Prefirió usar un tono más pálido, más apagado y pintar temas otoñales. Su estado de ánimo era a menudo melancólico y solitario y a con frecuencia muestra que fue influenciado más que cualquiera de sus compañeros artistas por los pintores Pre-Rafaelistas, particularmente Millais.