O'Conor, Roderick

Irlandés...............................................................................................................Post-Impresionista

Milton, Roscommon, 17 de octubre de 1860 - †Nueil-sur-Layon, Maine-et-Loire, Francia, 18 de marzo de 1940    

Entró en la Metropolitan School of Art de Dublín en 1879. A la temprana educación de O'Conor siguió la aprobación del sistema académico, tanto en la Metropolitan School como en la Royal Hibernian Academy (RHA), donde estudió durante un año. Los compañeros de clase del muchacho incluyeron a Moynan. Fue estudiante en la Universidad de Londres.

Roderick O'Conor

Como muchos estudiantes irlandeses, O'Conor se trasladó de Dublín a Anvers, donde estudió en la Academia Saint-Luc y luego a París en 1887, donde se hizo alumno de Carolus-Duran. Comenzó a pintar paisajes en atrevida forma Impresionista, algunos que están cerca de Pissarro, y otros evocadores de Sisley. Un poco más tarde se hizo amigo cercano de Armand Séguin, un pintor y redactor de Le Chut, un diario polémico. Tanto él como O'Conor y un número de otros Americanos se establecieron en Pont Aven, agrupados bajo la bandera del simbolismo.

Malingue, Gauguin (1948) registran que O'Conor (a quien Gauguin estimaba en particular), estaba entre otros con Gauguin en Pont Aven, alojándose en la posada de Marie-Jeanne Gloanec en 1889. Gauguin había escrito a Schuffenecker aquel verano, “... ¡Los Americanos están furiosamente contra el Impresionismo, me han obligado a castigarlos y ahora tenemos la paz!”

Más tarde, sin embargo, Emile Bernard llegó y fue después de las consiguientes discusiones con él que Gauguin pintó “Jacob luchando con el ángel” (Edinburgo), y nació el sintetismo.  Podemos imaginarnos que un “furioso americano” O'Conor apoyó los argumentos de Bernard. O'Conor tenía una no despreciable y nunca se vio obligado a vender su trabajo, pero adquirió telas de Gaughin, Cézanne, Bonnard, Manet, Rendir y Toulouse-Lautrec. Ayudó materialmente a Séguin y lo asistió hasta su muerte. Los dos artistas intercambiaron por otra parte una interesante correspondencia. Expuso en París, en el Salón de los Independientes desde 1890, en Salón de Otoño y en Las Tullerías.  

Sellos postales irlandeses con pinturas de Roderick O'Conor

En algunas de sus pinturas de los años 1890 se anticipó a tendencias como el Fauvismo y el Expresionismo, que más tarde se hicieron movimientos o estilos. A diferencia de sus contemporáneos irlandeses, O’Conor  pertenece al mundo asoleado “Post-impresionista” de fines del siglo XIX y comienzos del XX. En el arte irlandés  es único, como gran colorista.

Sus pinturas se caracterizan por sus combinaciones de rojos y verdes, y todos los variados matices de rojo, (rosados y lilas, naranjas y castaños, etc.). Su técnica de "la raya” le dio un sello identificable a su trabajo en los años 1890, pero sobre todo es este empleo de colores cálidos y combinaciones de color, en fondos y empastes, el que expresa su aún poderoso temperamento de auto-duda, y brinda a su trabajo su reconocible individualidad.
O'Conor llegó al diminuto pueblo Bretón de Pont Aven en 1892. Después de su último viaje a Bretaña en 1904 permaneció en París durante los ocho años siguientes. Montparnasse era uno de los cuarteles  de los artistas en París y allí O'Conor tenía su estudio no lejos del Boulevard Raspail. O’Conor envió al Salon des Artistes Français de 1904 cuadros procedentes de Bretaña y representando temas “bretones”. Las telas realizadas en Bretaña en 1892-93 subrayan más sin embargo el conocimiento de la técnica puntillista, tal como la practicada por Seurat, que las simplificaciones y los alejamientos de la realidad del sintetismo de Gaughin.

Un viaje de reconocimiento breve a la Bahía de Cassis es registrado a fines de 1912 y esta experiencia tuvo un efecto inmediato sobre su trabajo. Casi anticipándose a los matices encendidos que encontraría en su segunda y más larga visita en el verano de 1913, los estudios de O'Conor tomaron una intensidad de color y un peso de empaste que expresa la plena riqueza de su trabajo maduro. Tomó parte en 1925 en la Exposición Trinacional (Francia-Inglaterra-América).

Roderick O'Conor ha sido llamado, de forma diversa, “un poco conocido miembro de la escuela de Pont-Aven”, un “Expresionista irlandés”, un “Fauve”, “un maestro del color”, “un pintor de rayas” y hasta un “irlandés americano”. O'Conor pasó más tiempo en Francia que cualquier otro pintor irlandés, y es uno de los más interesantes artistas irlandeses allí puesto que llegó a integrarse completamente con los pintores franceses.