Ortiz de Zárate, Manuel

Chileno

Como, Lombardía, Italia, 9 de octubre de 1896 - Los Angeles, Estados Unidos, 28 de octubre de 1946

Manuel Revuelta Ortiz de Zárate fue inscrito en el consulado de Chile en Como por su padre, el compositor chileno Eleodoro Ortiz de Zárate. Se vino a Chile con su familia a los cuatro años de edad. Cursó sus estudios primarios y secundarios en el Liceo de Aplicación. A los 14 años inició sus estudios de pintura con Pedro Lira y posteriormente ingresó a la Escuela de Bellas Artes de Santiago.

Luego de la primera guerra mundial partió a Europa y tras muchas penurias llegó a Marsella, Francia, como ayudante de cocina de un barco que zarpó de Buenos Aires.

Retrato de Manuel Ortiz de Zárate

De allí siguió a Roma, donde ingresó a la Academia de Bellas Artes a través de un concurso. Se ganó la vida como pintor de retratos y vendiendo pequeños paisajes en estilo Impresinista.

En 1923 se encontraba en Chile cuando junto a su hermano Julio, Henriette Petit, Luis Vargas Rosas, Camilo Mori y José Perotti, entre otros, participó en el acto de fundación del Grupo Montparnasse, dando vida así al primer movimiento que renovó la pintura chilena en sintonía con las nuevas tendencias artísticas del siglo XX.

En los años veinte fijó su residencia en París: en la capital francesa, el centro mundial del arte en la época, su pintura acabó sumergiéndose en el lenguaje de las vanguardias, fruto de la influencia que ejercieron sobre él el círculo de artistas e intelectuales que integraban la Escuela de París, como Pablo Picasso, Othón Friesz, Derain, Maurice Denis, Juan Gris, Braque, Apollinaire, Matisse o Modigliani; este último llegó a ser amigo íntimo de Ortiz de Zárate, quien despedirá posteriormente sus restos en los funerales del gran pintor italiano. Además participó en los concursos y exposiciones organizados por los diversos salones, en los que obtuvo varias medallas.

En París contrajo matrimonio con una dama polaca con la que tuvo dos hijos, Eleodoro (que cuando vino la guerra fue apresado durante la ocupación alemana, ignorándose su suerte) y Loreto (casada con un artista decorador de Hollywood). Aunque realizó frecuentes viajes a Chile, no abandonó París hasta el mismo año de su muerte.

El poeta Guillaume Apollinaire lo apodó "El Patagón" y también “El Araucano”, por el origen y el físico de Manuel Ortiz. Se le describe de gran melena, chambergo alado y corbata flotante y desparramando una gran simpatía. Lo recuerda Alberto *Rojas Jiménez "Alto macizo, de grandes melenas, en camiseta azul, el pintor se paseaba entre sus telas cantando Rigoletto o recitando a Racine". Perteneció al Salón de Otoño, al de Las Tullerías y al de Los Artistas Independientes de París.

En plena guerra mundial decidió volver a Chile, pero víctima de una enfermedad cerebral, su yerno Manuel lo traslada a Los Angeles, Estados Unidos, donde muere.

La trayectoria artística de Manuel Ortiz de Zárate se desarrolló principalmente en Europa y su pintura abarcó todos los temas: paisajes, figuras, desnudos, retratos y naturalezas muertas, sobresaliendo en las últimas, con formas simples y armónicas y de brillante desborde colorístico. En el caso de "Naturaleza muerta", obra en la que el tema del bodegón está lleno de fuerza, los elementos presentes como la guitarra, vasijas y frutas fueron modelados buscando planos y volúmenes netos, por influencia del cubismo de Juan Gris. También está la presencia de los "fauves" a través del colorido intenso y la factura sintética.

Manuel Ortiz de Zárate vivió el apogeo de la tendencia cubista, sin embargo su orientación estética se guió más por la línea Post Impresionista que trazó Cézanne. También fue un admirador de Rembrandt quien le fascinó con el problema entonces no resuelto del claro-oscuro y del color-luz. Su obra se caracterizó por el trazo definido y la pincelada ancha, generosa, con una mesurada línea "fauvista" y espíritu moderno. Dibujante eximio, el cromatismo atrajo por la tonalidad grave, por los colores terrosos, de recios empastes.

En otra de sus obras "Notre Dame de París", mostró una visión contemporánea, sin elementos románticos ni nostálgicos y con una valoración netamente plástica del paisaje. Algunos de los premios que recibió en su carrera artística fueron: tercera medalla en el Salón Oficial de Santiago, Chile (1911); segunda medalla en el Salón Oficial de Santiago, Chile (1913); segunda medalla en el Salón Oficial de Santiago, Chile (1916); medalla en París, Francia con sus obras "Panier e compotier garnie de fruits, potiche et roses dans un vase" y ""Fillette assisse" (1922); medalla en París, Francia con su obra "Nature morte" (1926); medalla en París, Francia con su obra "Nature".

Manuel Ortiz de Zárate desarrolló una obra en la que tuvieron cabida casi todos los temas habituales en la pintura moderna: paisajes urbanos, naturalezas muertas, bodegones, retratos o desnudos, pero fue sobre todo en la representación de las naturalezas muertas donde su pintura alcanzó las mayores cotas de calidad; de hecho, su mejor cuadro tomó el título de Naturaleza muerta.

Al igual que su hermano Julio, Manuel sintió fascinación por el lenguaje plástico de Paul Cézanne, por el magistral tratamiento de las formas y los volúmenes que anuncia el cubismo; no en vano, los primeros años de la trayectoria parisina del artista chileno coincidieron con la plena eclosión de este lenguaje pictórico y de sus mejores representantes: Picasso, Braque y Gris.

Sin embargo, el cubismo no fue la única fuente de la que se nutrió su pintura, ya que también se aprecia la influencia del fauvismo de Matisse y Derain en la intensidad del color, e incluso una de sus obras está elaborada mediante la técnica del puntillismo. Además de las ya citadas, cabe señalar entre sus obras Naturaleza muerta con guitarra, Notre Dame de París y Retrato de Chela Aranís.

Obras suyas se conservan en los museos Nacional de Bellas Artes de Santiago, de Arte Moderno, Nacional y Municipal de París, como en el Museo de Grenoble, Francia, en la Pinacoteca de la Universidad de Concepción. En el Museo Nacional de Bellas Artes se aprecian sus telas Notre Dame de París y Naturaleza Muerta.