Pastour, Louis

Francés...................................................................................................Post-Impresionista y poeta

Cannes, 26 de junio de 1876 - Cannes, 6 de diciembre de 1948

Desde la infancia expresa su pasión, su deseo de pintar y su vocación de solucionar sus sentimientos acerca de la belleza de la naturaleza y el paisaje, el juego de color, la luz y la pasta.

Vista de Cannes, Provenza

La dureza de la época lo obligó en 1889 a trabajar a la edad de 13 años como obrero pintor de brocha gorda. Ganó una medalla de plata en los cursos de dibujo de la Asociación Politécnica de Cannes. En 1894 se trasladó a París. Jornalero de día, asistió a clases nocturnas en la Escuela de Artes Decorativas. Progresa muy rápidamente, dibuja de modelos y los domingos de la naturaleza, con sus cuadros al hombro. Para economizar sus pinceles, comenzó a pintar con espátula desde la paleta. Esta técnica le conviene a la perfección, sin contar con formación teórica. A continuación utiliza menos recursos de su paleta flexible, liberando todo su temperamento artístico.

De regreso en  Cannes, Louis Pastour se casó con Magdeleine, el amor de su vida. De esta unión nació un hijo, Auguste, que se convirtió en músico. En 1900 fue delegado obrero en la Exposición Universal de París. Al año siguiente, presidió la inauguración de la Unión de Sindicatos. Involucrado muy socialmente, está en el origen de la institución del tribunal de Prud'hommes de Cannes y de los cursos obreros. En 1902, Louis Pastour fundó la Asociación de Bellas Artes de Cannes (ABAC), con un grupo de trabajadores apasionados por el arte y crea la Exposición anual de los pintores locales.

El 10 de marzo de 1903 se llevó a cabo la inauguración del primer Salon de Cannes. Gracias a su éxito, abrió en la ciudad una tienda de colores y materiales de arte, "À la Palette de Rubens". Este lugar de intercambio cultural se convirtió en el centro de un movimiento artístico regional. Duques y princesas frecuentaron a ilustres artistas. Pintaba todos los días desde el amanecer, aprovechando el momento, la luz, de acuerdo con el motivo. De carácter alegre, cálido, no era menos tímido y discreto. Fue por iniciativa del escultor Denys Puech que recibió en 1911 las Palmas académicas.

En 1912 viaja y pinta en Egipto. Fascinado  por ese país, su pintura se enriquece. En 1913 permanece en Brujas con su amigo el pintor Georges-Émile Lebacq. La lluvia, la niebla inspiran su paleta. Militar durante la Primèra Guerre mundial, pinta cada vez que puede.

Expuso por primera vez en París en 1920 en los salones de las Galerías Devambez. Se destaca ahí su “Voile rouge”. Es bautizado como ‘Lou pintre dou soulèu’  (El pintor del sol, en provenzal) y encadena una serie de exposiciones en Francia y en el extranjero. La capital sería de ahí en adelante un evento anual para el pintor de Cannes. Aporta a través de sus pinturas la luz del mediodía, una explosión de color, y todos los ingredientes de su inspiradora Provenza.
En busca de nuevos paisajes, pinta en Marruecos en 1923 y en Italia en 1928. Pero es en Cannes, su principal fuente de inspiración, donde regresa siempre. En 1928 se le confía la decoración de la estación del funicular, en la colina de la Californie. Pastour produjo trabajos publicitarios para los ferrocarriles, la agenda del PLM (Paris Lyon Méditerranée) y diversas revistas. Louis Pastour publicó en «La Gazette» articulos sobre la vida local, en Provenzal en L’Avenir: «Li Petet de la Pantiero» (Los Chismes de la Pantière), historias y patrañas de Cannes.
Murió en Cannes en la cima de su gloria y fue enterrado en el cementerio de Grand Jas.

Sus obras se conservan en el museo de Orsay en Paris, en el Museo de Bellas Artes de Niza y en el museo Simu en Bucarest. Pastour expuso regularmente en las galerías de Cannes. En los años 1940, en el casino municipal y en la Malmaison, son organizados por la Galerie Maeght, perteneciente à sus amigos Marguerite y Aimé Maeght, al lado de Jean-Gabriel Domergue y Henri Lebasque. Pintor de Cannes, Provenza, Louis Pastour se inscribe en el movimiento Post-Impresionista a través de su propia técnica, la pintura con espátula. Colorista, pintor de la luz, con igual maestría abordó sus temas favoritos: marinas, flores, paisajes.