Petit, Henriette

Chilena

Santiago, 3 de marzo de 1894 - Santiago, 9 de diciembre de 1983

Hija de un médico de origen francés, manifestó tempranamente su inclinación por la pintura. A través de su amiga, la artista Marta Villanueva conoció a Juan Francisco González y se transformó en su alumna más destacada y predilecta en la Escuela de Bellas Artes.

Muy joven viajó a perfeccionarse a Europa, donde permaneció en París desde 1920 hasta 1921. Estudió en la Academia de la Grande Chaumiere.

Retrato de Henriette Petit

Asistió al taller del escultor Emile Antoine Bourdelle, discípulo de Rodin y uno de los maestros renovadores de la escultura francesa de principios de siglo, quien impresionado por el talento de su alumna esculpió su cabeza que tituló "La chiliene".

Henriette Petit y su esposo Luis Vargas Rosas en París

Durante su permanencia en Chile integró el Grupo Montparnasse en 1923 junto a Luis Vargas Rosas, José Perotti y los hermanos Julio y Manuel Ortiz de Zárate. En 1925 volvió a Europa y en 1930 se casó con Luis Vargas Rosas, fundador del Grupo Montparnasse. Asistió a talleres de croquis, dibujo y pintura. Se integró al ambiente artístico parisino, en medio de la efervescencia de las vanguardias.

Allí conoció a artistas como Picasso, Braque, Hayter, Miró, Leger, Juan Gris, Le Corbusier, Calder y otros. Radicada en París, donde permaneció durante más de quince años, trabajó en el Hospital Rouselle para enfermos mentales y se dedicó a la pintura junto a su esposo. Su trabajo se inicia en el estudio de la figura humana a través de una estrategia muy sintética de la forma y reducido color, de tal modo que su cromatismo obedece a destacar los volúmenes y la monumentalidad de las formas. Sus trabajos posteriores fueron modificándose a partir de la incorporación de elementos propios del cubismo y la abstracción.

Regresó a Chile en 1939 al estallar la Segunda Guerra Mundial, sin embargo, marcada por el recuerdo de los años vividos en Francia, experimentó un gran desarraigo que frenó su labor artística y creativa. Solo en 1963 pudo realizar una última y corta visita a su segunda patria.