Philipsen, Theodor Esbern

Danés........................................................................................................................Impresionista

Copenhague, 10 de junio de 1840  - Copenhague, 3 de marzo de 1920

Philipsen creció en una familia culta y aprendió a dibujar a corta edad. Su principal interés eran los animales, y, por lo tanto adquirió una formación agraria con su tío Moritz Philipsen en su hacienda de Slangerup.

En los años 1860 conoció a través de uno de sus hermanos al pintor Hans Smidth, lo que decidió a Philipsen a ser artista. Estudió en la Academia Real de Arte Danesa y continuó después de un tiempo en la escuela de modelos, donde los ideales de Frederik Vermehren por el estudio de la realidad y el respeto por el pasado influyeron en su desarrollo artístico

Theodor Esbern Philipsen

A través de las colecciones públicas de Copenhague, Philipsen conoció los estudios de animales de  J. Th. Lundbye. También tomó conocimiento de Paulus Potter y de los paisajes holandeses y los pintores de animales del siglo XVII. A pesar de toda su enseñanza el cariño por la naturaleza y los animales domésticos siguió siendo la influencia más importante en las obras de Philipsen.

Theodor Esbern Philipsen joven

Encontró su identidad artística en la pintura al aire libre en los años 1880 y mediante su dedicación al Impresionismo francés, Philipsen tuvo gran importancia para las posteriores generaciones de coloristas daneses. Philipsen vio la naturaleza de una forma más realista que los ideales artísticos. Por eso fue lógico para él buscar inspiración en París, y junto con el pintor Laurits Tuxen emprendieron estudios en la escuela de Léon Bonnat. Ahí Philipsen dibujó intensivamente croquis y aprendió a mostrar en sus obras lo característico de un movimiento y a dar a sus pinturas un efecto global.

Philipsen tuvo un conocimiento más amplio del arte radical francés a través de su amistad con el pintor belga Rémy Cogghe, con quién estuvo en España en 1882 y el año siguiente en Roma. Luego Philipsen, que ya había pasado los 40 años de edad, desarrolló su pintura característica respecto a luz, colores, naturaleza y animales que inextricablemente ha relacionado fuertemente su nombre a Saltholm y Amager. Su interés por el Impresionismo fue reforzado por la relación con el pintor francés Paul Gauguin, que en el invierno de 1884-1885 estuvo en Copenhague. Fueron buenos amigos, y de Gauguin Philipsen aprendió a usar pinceles pequeños y movimientos cortos y firmes.

Mediante su arte, que nunca buscó lo espectacular, Philipsen vino a jugar un papel significativo como mediador de las ideas del Impresionismo francés, que hasta hoy ha dominado gran parte de la pintura danesa. Está enterrado en el cementerio de Holmen.