Potthast, Edward Henry

Estadounidense

Cincinnati, Ohio, 10 de junio de 1857 - †Nueva York, 9 de marzo de 1927

El Impresionista estadounidense Edward Henry Potthast, nacido en una familia de artesanos, es mejor conocido por asoleadas escenas de playa, llenas de oleaje brillante y destacados detalles como globos, sombreros y paraguas. A la edad de doce años llegó a ser un destacado estudiante en la nueva Escuela de Diseño McMicken de Cincinnati, donde estuvo periódicamente por más de una década y fue alumno de Frank Duveneck. Desde 1879 hasta 1881, su profesor fue Thomas Satterwhite Noble, alumno del artista francés Thomas Couture. Potthast hizo su primer viaje a Europa en 1881.

Edward Henry Potthast

Después de una visita a Amberes, donde estudió con Polydore Beaufaux y Charles Verlat, Potthast se dirigió a Munich quizás en una visita que había sido arreglada de antemano con Noble, quien estaba también en Munich a comienzos de los años 80. Munich y su Academia Real habían sido durante mucho tiempo un atractivo destino para los artistas de Cincinnati. Potthast y Noble habían sido precedidos en este destino por John Henry Twachtman, Robert Blum, Joseph De Camp y Frank Duveneck, quien alternativamente dio clases en Munich y en Cincinnati. En la Academia Real, Potthast estudió con el maestro estadounidense Carl Marr (von Marr, después de 1909), conocido por su diestro manejo de la luz y la sombra en sus trabajos realistas. Potthast completó su viaje europeo con una visita a París, donde estudió durante aproximadamente un mes y medio en la Académie Julian, con Gustave Boulanger.

De vuelta en Cincinnati en 1885, Potthast reinició sus estudios con Noble, ganándose la vida como litógrafo. En ese tiempo su estilo de pintura estaba muy influenciado por la Escuela de Munich, que estaba, a su vez, bajo la influencia de la tradición holandesa de pintura. A fines de 1886 se marchó otra vez a París, donde estudió con Fernand Cormon y, posiblemente, con Jules-Joseph Lefebvre. En 1889 conoció a su compatriota Robert Vonnoh y al irlandés Roderic O’Conor, pintores paisajistas que trabajaban en Grèz. Las pinturas Impresionistas de frescos tonos y espumosas superficies de estos y otros pintores de la colonia de Grèz hicieron un profundo impacto en la paleta de Potthast.

Su conversión al Impresionismo fue inmediata e irrevocable. Cuando volvió a Cincinnati, llevó telas llenas de luz, pinturas como “Sunshine”, 1889 (Cincinnati Art Museum), una imagen de una muchacha en un ambiente exterior, que había sido expuesta en el Salón parisiense de 1889. Cuando se inauguró en 1894 en el Cincinnati Art Museum la exposición titulada “Light Pictures”, Potthast fue el único artista americano incluido en la muestra. Aun cuando disfrutara de un modesto éxito en su ciudad natal, Potthast tomó la decisión de dejar Cincinnati en 1895 y establecerse en la ciudad de Nueva York. Mientras se preparaba para montar un estudio de pintura, realizó encargos de ilustración para las publicaciones Scribner’s, Century, y Harper’s en 1892. Aunque los encargos para Harpers a menudo le enviaran el oeste, su primer viaje al Gran Cañón, en 1910, fue patrocinado por el Ferrocarril de Santa Fe. Potthast pintó paisajes de las Montañas Rocallosas, del Gran Cañón y otras escenas del oeste. Su trabajo fue expuesto en el Instituto De arte de Chicago, el Museo De Arte de Cincinnati y el Museo de Brooklyn. Fundó la “Sociedad de Hombres Que Pintan el Oeste”.

Expuso acuarelas y óleos en exposiciones en el Instituto de Arte de Chicago a comienzos de 1896, y en la Academia Nacional de Diseño desde 1897.  Ganó el premio Thomas B. Clarke de la academia en 1899 por la mejor pintura de figura humana, el mismo año en que fue elegido socio de la academia y nombrado académico en 1906.

Después de su traslado a Nueva York, la especialidad de Potthast fueron las escenas de gente disfrutando de vacaciones tranquilas en la playa y en el puerto rocoso. Pasó meses de verano en diferentes colonias artísticas a la orilla del mar, incluyendo Gloucester, Rockport y Cape Cod en Massachusetts, y Ogunquit y Monhegan Island en Maine. Tal era su amor por la playa que, cuando residía en Nueva York, viajaba los días de fiesta a Coney Island o Far Rockaway con su atril, caja de pinturas, y unas pocas telas.

Potthast no se casó nunca. Fue una persona sumamente solitaria, aunque fue cercano a su sobrino y tocayo, Edward Henry Potthast II (1880-1941), quien también fue un artista. Potthast murió sólo en su estudio de Nueva York. Sus pinturas se exhiben en colecciones públicas a través de los Estados Unidos, incluyendo el Museum of Fine Arts, Boston; Brooklyn Museum of Art, New York; Butler Institute of American Art, Youngstown, Ohio; Art Institute of Chicago; Cincinnati Art Museum; Georgia Museum of Art, Athens; Metropolitan Museum of Art, New York y Pennsylvania Academy of the Fine Arts, Philadelphia.