Quost, Ernest

Francés..........................................................................................................................Impresionista

Avallon, Yonne, 24 de febrero de 1842 - París, 24 de marzo de 1931  

Probablemente alumno del decorador de porcelana danés Horace-Henri-Philippe Aumont (1839-1864) durante su viaje a Paris. Pintor de flores, ceramista en la fábrica de porcelanas de Sèvres.

Ernest Quost

Era igualmente aguafuertista, frecuentó la Académie Jullian y la boutique de Père Tanguy. Rehusó categóricamente dejarse encerrar en una escuela por espíritu de independencia. En Paris, se instala  primero en un atelier en al rue Norvin, después se ubica en Saint-Ouen en casa de un agricultor pata estudiar allí las plantas. Debutó en el Salon de Paris en 1866. Durante el sitio de París y la Commune, en 1871, se fue a Bélgica, y luego alquiló un taller en el 74 de la rue  Rochechouart. Todos los viernes tenía reuniones en su casa en las que se hablaba de arte y literatura, siendo sus preferidos los naturalistas y Emile Zola. Luego termina por mudarse al lado, a la rue de Dunkerque.

Continuó exponiendo en el Salon des Artistes Français, donde obtiene medalla en 1880, 1882, es socio en 1887; nueva medalla de plata en la Exposition universelle de Paris de 1889, 1890 y 1900, hors-concours para la Exposition universelle. Hecho chevalier de la Légion d'honneur en 1883 y officier en 1903. Fue un par de veces a Auvers-sur-Oise, y el doctor Gachet le compró un cuadro. Vincent Van Gogh (que se había reunido con Tanguy) en una carta a su hermano durante su estancia en Arles, expresó su admiración por el pintor de flores y lo recomendó a George Albert Aurier, haciendo alusión a una obra de Quost, "aux roses du pere Quost". Le encantaba pintar los paisajes de Montmartre.

Ernest Quost es un «pintor de Paris», de la animación de los boulevards, de los bailes populares, de los cuales primero levantaba numerosos croquis, completados en seguida en el atelier, donde tuvo como alumno a Pierre Eugène Montézin, a quien inculcó su doctrina Impresionista. Sus flores fueron apreciadas por Monet. Llamado “le Corot de la fleur” por sus colegas, se cuenta que en la escuela, durante los recreos, Quost iba a cortar flores para dibujarlas. El Musée Marmottan colgó una pintura de flores de Quost entre los cuadros recogidos para la exposición titulada "Claude Monet et ses amis". Muchas de las obras de Quost fueron comprados por el Estado para decorar edificios públicos, por ejemplo, la prefectura de Seine-et-Oise y por los Museos que se enumeran a continuación:
Avallon 
Bernay 
Castres 
Gray 
Limoges 
Nancy 
Paris, Musée d'Orsay,  Musée Marmottan
Rouen