Radimský, Václav Jan Emanuel

Checoslovaco..............................................................................................................................................Impresionista

Kolin, Bohemia Central, Austria-Hungría, 6 de octubre de 1867 - Pašinka, Bohemia Central, 31 de enero de  1946

Vaclav Radimsky nació en una familia de abogados de Kolin. El padre de Václav Radimsky, abogado, fue alcalde de Kolín y también dueño del molino situado en el barrio de la ciudad llamada Zalabí. Más tarde, también terratenientes en Pašinka. Václav Radimsky habría heredado el talento para el dibujo de su madre. Hizo sus primeros dibujos cuando era un estudiante del Liceo de Kolín. Realizó luego estancias cortas de estudios en las escuelas de Bellas Artes de Viena y de Munich. En Viena estudió pintura con Eduard Peithner von Lichtenfels, un gran paisajista, y con Eduard Schleich en Munich. Pero esto no era apropiado para Radimsky. Probablemente estaba aburrido, aunque creó en ese momento una serie de hermosas pinturas. Si se hubiera quedado en Viena, seguramente sería uno de los más importantes paisajistas realistas austriacos.

Václav Jan Emanuel Radimský

Con el dinero heredado de su madre Václav Radimsky zarpa hacia París en 1889, donde es recibido y apoyado por la pintora checa Zdenka Braunerova, que también le presentó a sus amigos franceses. En 1891 Radimsky descubre Barbizon, lugar predilecto de los pintores paisajistas, donde se instala. Conoce a los pintores Impresionistas y traba amistad con Claude Monet y Paul Cézanne especialmente. Con este último Radimsky compartió incluso un estudio en París. En Barbizon, Radimsky pinta el primero de sus famosos cuadros, titulado " Etudes de fougères", por el cual es premiado como el pintor más joven en el salón de París, en 1894.

Radimsky siguió con otros premios: las medallas de oro en Rouen (1895) y en la Exposición Universal de París (1900). Como Claude Monet, Václav Radimsky se estableció cerca de Giverny, y luego en el pueblo de Goulet, cerca de Vernon, donde compró un viejo molino, llamado La Bergamotte. Esta región situada en el valle del Sena, en el límite de Normandía y de la Ile-de-France, inspiró al  pintor checo durante más de veinte años.

Václav Radimský en 1899

En 1899 tiene lugar la primera exposición de Václav Radimský en Praga. Ella presentaba 88 cuadros y constituyó, en sí misma, un primer contacto del público checo con el estilo Impresionista. Desde entonces, Radimsky expuso regularmente en Bohemia, donde a menudo viene a visitar a su familia y, obviamente, el salón de París, pero también a todas partes en Europa: Londres, Viena, Varsovia. Se dice que Camille Pissarro también participó en la formación de Radimsky. A Radimsky, como a Claude Monet, le gustaba pintar en su barco taller que dejaba derivar por el río Sena. El Sena, pintado cuando estaba en Goulet, lleva su toque particular.

Václav Radimsky también tenía talento comercial: antes de la Primera Guerra Mundial fundó, con uno de sus hermanos, una fábrica de conservas marca "Bohemia". Radimsky supo aprovechar sus viajes de negocios para pintar y mostrar y vender sus pinturas por toda Europa. Gracias a un trabajo duro, había obtenido un éxito considerable no sólo artístico sino también financiero.

En 1907 Radimský conoció a su futura esposa, Louise Fromont, una francesa de Vernon. Su única hija murió de escarlatina algunos meses después de su nacimiento. En junio y julio de 1914, Radimsky acoge a su familia Checa en Goulet. A finales de julio, tras la declaración de la Primera Guerra Mundial, la familia de Radimsky se apresura a volver a Bohemia. El pintor recibe un duro golpe: como 'ciudadano austriaco', por lo tanto perteneciente a un país enemigo, es metido en prisión. Tras las intervenciones de algunos amigos influyentes, en particular el primer ministro Georges Clemenceau, quien tenía una de sus pinturas, Radimsky es liberado y luego se internó en Goulet.

Václav Radimský en su automóvil

Desencantado, Václav Radimsky abandonó Francia en 1918, después de haber vivido allí durante 28 años, y volvió permanentemente a Bohemia. Hasta su muerte vivió con su mujer francesa en la propiedad familiar de Pašinka, cerca del pueblo de Kolín, donde su interés artístico, enfocado previamente en el río Sena y el campo alrededor de Giverny en Francia, ahora se vuelca con la misma intensidad hacia el río Elba y su valle circundante. 

Este pintor, uno de los artistas más prolíficos, más vendidos y más amados por el público del período de entreguerras, sin embargo fue visto desfavorablemente por la escena de arte checo de la época: considerado un epígono de Monet, cuya pintura es repetitiva y muy agradable. Es solamente a principios del siglo XXI que asistimos a una nueva afición por las obras de Václav Radimsky en su país de origen. Incluso durante su vida, sus pinturas fueron tomadas contradictoriamente.

El trabajo de Radimsky también se compara con los principales Impresionistas checos, sobre todo con Antonin Slavícek. Ésta es la razón por la cual las críticas de ese tiempo son examinadas, ya que su lugar en el desarrollo de la pintura checa se omite a menudo.
Artista extremadamente prolífico que gozó de la popularidad y el éxito comercial durante su vida, un hombre emprendedor, enamorado de la vida, el más Impresionista, parece, de los pintores checos y también uno de los artistas checos más cercanos a Francia - país con el que vivió una historia de amor triste y larga..